Camiña cedería votos a favor del PSOE en Sarria, donde el PP se mantendría

Los populares serían la lista más votada en el municipio, si bien un pacto entre los partidos de Garrido y Escontrela alcanzaría la mayoría absoluta. El BNG conservaría sus dos concejales

Aún quedan por delante diez intensos días de campaña, pero de haberse celebrado elecciones en fechas recientes en Sarria el partido del actual gobierno, Camiña, perdería algún escaño a favor del PSOE y el PP se convertiría en la lista más votada, aunque lejos de la mayoría absoluta.

Así se desprende de la encuesta telefónica realizada por la empresa Infortécnica para el diario El Progreso durante este mes de mayo, la cual muestra una situación igualada entre los partidos de Claudio Garrido y Benjamín Escontrela, que obtendrían entre cuatro y cinco ediles cada uno. Un pacto entre ambos, que ya gobernaron juntos y que acabaron enfrentados entre sí, les daría mayoría absoluta ante un PP y un BNG que suben en intención de voto, pero que mantendrían sus seis y dos escaños, respectivamente.

Las otras dos formaciones en liza, Ciudadanos con José Manuel Bello de candidato y Vox con Ángel Lamela como cabeza de lista, quedarían fuera de la corporación, si bien el sondeo otorga a este último una remota posibilidad de obtener representación con un edil.

El escenario que recoge la encuesta aboca el futuro político de Sarria a la formación de una coalición o a un gobierno en minoría con la lista más votada. En 2019 fue Camiña Sarria quien cosechó más apoyos, con 2.308 frente a 1.992 del PP, empatados ambos a seis ediles. El próximo día 28 se invertirían los términos y el PP de Carmen José López se situaría en primera posición (con los mismos seis concejales) y un 29,4% de intención de voto, seguido de cerca por el proyecto de Garrido, con un pronóstico del 28,7% pero perdiendo uno o dos escaños.

De esa bajada se beneficiaría el PSOE, que duplicaría la intención de voto y subiría de los dos concejales que obtuvo en 2019 a cuatro o incluso cinco. A ello contribuiría también el estreno de Benjamín Escontrela como cabeza de lista de este partido, que supondría un trasvase a favor del PSOE de los 554 votos que cosechó el médico en las últimas elecciones como alcaldable de Galicia Sempre.

El BNG de Efrén Castro, con un 14,1% de sufragios, mantendría su electorado, pero no sería decisivo en la configuración de gobierno al lograr dos ediles. El PP necesitaría de apoyos que a priori no parecen muy probables para recuperar el bastón de mando que perdió en el 2015 o bien de una falta de acuerdo entre Camiña y PSOE, cuya relación está ahora por los aires.

No obstante, todo podría cambiar en los últimos días de la campaña y teniendo en cuenta, además, el alto porcentaje de indecisos, que se sitúa en el 38,6%. A este dato se une otro 13,7% de sarrianos que aseguran que no votarán o que lo harán en blanco.

La encuesta deja ver una contradicción entre la intención de voto y la valoración de los candidatos, dado que Escontrela aparece como el menos puntuado del cuarteto principal (aprobado con un 5) y, sin embargo, el partido al que representa es el que experimentaría el mayor crecimiento.

El veterano Claudio Garrido, quien ya fue regidor durante tres mandatos (dos por el PSOE y uno con Camiña), y la alcaldable popular, Carmen José López, que se estrena en política, empatan como los más valorados. A ojos de la ciudadanía ambos merecen una nota de 6,3 sobre 10, mientras que Efrén Castro, que concurre por tercera vez como candidato del BNG, aprueba también con un 5,7.

Encabeza el grado de conocimiento Garrido con el 91,5%, seguido de Escontrela (83,3%), Castro (74,9%) y López, con el 54,9% al llegar nueva a la escena política.

La recta final de la campaña será decisiva en un municipio acostumbrado a las sorpresas.

Más en Elecciones Municipales 28M
Comentarios