Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

La subida del 4,4% del techo de gasto de 2019 avanza unas cuentas expansivas

María Jesús Montero, Isabel Celaá y Nadia Calviño. BALLESTEROS (EFE)
María Jesús Montero, Isabel Celaá y Nadia Calviño. BALLESTEROS (EFE)

El Gobierno ha reconocido que podría verse obligado a reducirlo en caso de que los nuevos objetivos de déficit no superen el trámite parlamentario

El Gobierno ha aprobado este viernes un techo de gasto para 2019 de 125.064 millones de euros, un 4,4 % superior al de este año, como primer paso hacia unos Presupuestos expansivos, aunque ha reconocido que podría verse obligado a reducirlo en caso de que los nuevos objetivos de déficit no superen el trámite parlamentario.

El objetivo del Ejecutivo consiste en "hacer un Presupuesto (para 2019) expansivo que garantice la recuperación económica", según ha explicado este viernes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Este límite de gasto no financiero o techo de gasto, ha añadido, es el resultado del escenario macroeconómico con un crecimiento estable y de los nuevos márgenes fiscales negociados con Bruselas, que permitirán cumplir los objetivos sin necesidad de ajustes.

Montero ha insistido en que el techo de gasto no se vota en las Cortes aunque acompañe a los objetivos de estabilidad y deuda pública para los próximos tres años, que también han sido aprobados este viernes y que sí requieren el visto bueno del Parlamento.

De hecho, ante las dificultades que el Gobierno podría encontrar para aprobar estos objetivos en el Congreso y, sobre todo, en el Senado -donde el PP tiene mayoría absoluta-, la ministra confia en lograr acuerdo político, ya que la nueva senda de corrección del déficit concede 6.000 millones adicionales de gasto.

En caso de que fueran rechazados, de acuerdo a un informe de la Abogacía del Estado, se volvería a los objetivos anteriores, más restrictivos, pactados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y que cuentan con el aval de las Cortes. Aunque no se vote, el techo de gasto se vería afectado por el eventual rechazo, ya que la Administración central tendría menor margen de déficit, que la ministra ha cifrado en unos 1.200 millones de euros, una cantidad relativamente pequeña en el conjunto del Presupuesto que tendría que ajustarse.

Los grandes perjudicados, por tanto, serían la Seguridad Social y las comunidades autónomas, cuyo margen se amplía en dos décimas, lo que implica para Montero afectar al Estado del bienestar, algo que solo se explicaría por motivos "ideológicos".

La nueva senda eleva el objetivo de déficit hasta el 1,8% del PIB en 2019, el 1,1% en 2020 y el 0,4% en 2021 -por encima del 1,3%, el 0,5% y el superávit previsto anteriormente-. El Gobierno también ha aprobado los nuevos límites de la regla de gasto -que fija el porcentaje máximo que puede aumentar el gasto en cada administración cada año-, que quedan en el 2,7% para 2019, el 2,9% para 2020 y el 3,1% para 2021.

Por su parte, la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha explicado que el nuevo cuadro macroeconómico rebaja las previsiones de aumento del PIB para 2020 (2,2%) y 2021 (2,1%) ante una tasa de paro y una deuda pública todavía elevadas y que suponen -ha dicho- un lastre para el crecimiento económico. Calviño ha incidido en que la actividad seguirá creciendo el 2,7% este año y el 2,4% el que viene, aunque el consumo privado, el de las administraciones públicas y la inversión se desacelerarán a partir el próximo ejercicio.

Unas previsiones "coherentes, prudentes y realistas", ha asegurado, tras argumentar que están en línea con las estimaciones de organismos nacionales e internacionales y con la evolución de la economía mundial así como con la del precio de barril de Brent, que sitúa en los 73,5 dólares para 2019. Aunque ha incidido en que la ralentización del PIB internacional no mermará las exportaciones españolas, ha hecho hincapié en la necesidad de aumentar el crecimiento potencial de la economía para lograr que la tasa de paro baje del 11% en 2021.

El Gobierno prevé que entre el cuarto trimestre de 2018 y el cuarto trimestre de 2021 se creen cerca de 1,2 millones de puestos de trabajo, una media de 400.000 al año, y que en 2020 se alcance el nivel de ocupados previos a la crisis, 20 millones de trabajadores.

Según el nuevo cuadro macroeconómico, la tasa de paro se situará en el 15% este año (cinco décimas menos que la estimada por el Gobierno del PP), en el 13,4% en 2019 (cuatro décimas inferior) y en el 12% y 10,7% en 2020 y 2021 (tres décimas menos, respectivamente). Además, la deuda está prevista en el 70,1% del PIB para el próximo año y en el 68,9% y 67,2% para 2020 y 2021, respectivamente.

La subida del 4,4% del techo de gasto de 2019 avanza unas cuentas...
Comentarios