viernes. 15.11.2019 |
El tiempo
viernes. 15.11.2019
El tiempo

Siete de cada diez españoles ya solo compran productos básicos

Los hogares españoles gastaron en 2013 una media de 2.300 euros en productos envasados de gran consumo, prácticamente lo mismo que un año antes, si bien la crisis ha hecho que un 77 por ciento de los consumidores haya cambiado sus hábitos para ahorrar y siete de cada diez compren sólo productos básicos.

Así se desprende de la primera edición del estudio Nielsen 360º, que anualmente analizará las tendencias de los mercados de gran consumo y del consumidor en España, que constata que el comprador actual "no tiene nada que ver con el de hace diez años". "Es seudoprofesional, cada vez está más enterado de todo, es más racional y busca hacer una compra rápida, en un entorno fácil. Acude a la compra sabiendo lo que quiere o, lo que es lo mismo, en modo piloto automático", ha señalado Alfonso Delgado, responsable de nuevos mercados de la compañía, durante la presentación del estudio.

Aunque el gasto medio de los hogares es el mismo, la frecuencia con la que los ciudadanos van a los supermercados, tiendas e hipermercados ha aumentado (2-3 veces a la semana), lo que significa que en cada compra gastamos menos (una media de 15 euros).

Los establecimientos que se benefician de esta mayor frecuencia son los supermercados cercanos a los hogares, que ganan terreno y concentran el 72 % del gasto. Los hipermercados supusieron el 16 % del gasto, principalmente el de los hogares con varios miembros, en el que viven niños y la madre trabaja fuera.

El estudio muestra un trasvase del consumo de fuera hacia el hogar, lo que supone que el gasto en bares y restaurantes haya caído más de un 4 %, un punto más que en 2012. Es lo que los expertos denominan "efecto vuelta a la madriguera". "Ahora las fiestas las hacemos en casa", ha precisado Delgado.

Las bebidas alcoholícas de alta graduación fueron las que experimentaron un descenso más acuciado (8,8 %), con la excepción de la ginebra debido al boom de gin tonic. También los vinos con denominación de origen experimentaron un crecimiento del 1,7 %.

Lo que más compraron los españoles el pasado año fueron alimentos envasados, el sector que ha tenido el mejor comportamiento.

Las marcas blancas han crecido un 0,9 %, principalmente las de alimentos envasados y productos del cuidado del hogar.

También ha seguido un gran desarrollo la gama de verduras cortadas y envasadas en bolsas, debido a que un 22 % de los hogares tienen sólo un miembro y un 29 %, dos. "A un hogar de uno o dos miembros una lechuga se le queda larga", ha explicado Delgado.

También ha sido un buen año para los productos frescos, gracias a la bajada de precios de frutas y verduras.

El director general de Nielsen España y Portugal, Gustavo Núñez, ha señalado que se observa una "lenta" recuperación de la confianza de los consumidores, que se acerca a niveles del año 2011. "Somos menos pesimistas que el año anterior; los consumidores creen que vamos a mejor. Nos lo estamos creyendo", ha asegurado. Además, los datos del primer trimestre del año son "positivos", después de una Semana Santa "espectacular".

¿En qué ahorran principalmente los españoles?
El estudio señala que en ocio (68 %), ya que no se sale tanto; en gas y electricidad (66 %) mediante un consumo más racional; en ropa (60 %), en telefonía y en comprar marcas de alimentos más baratas (49 %).

El precio es un factor esencial para el comprador español hasta el punto de que un 67 % reconoce ser plenamente consciente de cuánto cuesta lo que compra e incluso un 46 % aprecia cuando se modifican los precios.

El estudio evidencia que la búsqueda activa de las promociones es uno de los comportamientos que más peso ha adquirido en los últimos años. Así lo hace un 45 %, mientras que un 31 % reconoce haber visitado un nuevo establecimiento en los últimos seis meses movido por las ofertas para almacenar "imprescindibles" para el hogar.

Los españoles tienen una actitud abierta a las novedades, sobre todo si provienen de marcas conocidas: un 55 % compra productos nuevos de empresas habituales.

Se muestran dispuestos a pagar un 10 % más de media por productos de comercio justo, responsables con el medio ambiente o procedentes de la agricultura ecológica.

Delgado ha incidido en que las crisis prolongadas siempre generan cambios en los hábitos de consumo, pero ha señalado que cuando se pregunta a los consumidores qué van a hacer cuando la situación económica remonte, responden que van a seguir ahorrando en gas, electricidad y telefonía "pero quieren volver a salir a cenar, a tomar copas, ir de vacaciones, comprar ropa y marcas habituales".

Siete de cada diez españoles ya solo compran productos básicos
Comentarios