sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

Sablazos de 200 euros en el IRPF a afectados por Erte con sueldos bajos

Un oficina de la Agencia Tributaria. ARCHIVO
Un oficina de la Agencia Tributaria. ARCHIVO
Solo Cataluña prevé una deducción para paliar "esta disfunción" que afecta a quienes ingresaron entre 14.000 y 18.000 euros brutos en 2020, según alerta el Consejo General de Economistas

El Consejo General de Economistas ha puesto negro sobre blanco el impacto que afrontarán los afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) con bajos ingresos, que se verán obligados a presentar la declaración de la renta en la campaña de 2020, que se prolongará hasta el 30 de junio. "Todos los que percibieron un salario bruto por debajo de 18.000 euros tendrán un sobrecoste por tener que declarar", confirmó Luis del Amo, el secretario técnico del Registro de Economistas Asesores Fiscales (Reaf).

Para entenderlo conviene recordar que los asalariados englobados en un Erte y cuyos ingresos superaron los 14.000 euros tendrán que liquidar el impuesto siempre que lo que cobrasen del segundo pagador, el Sepe, superase los 1.500 euros. Según Hacienda, unos 327.000 asalariados que no tributaron en la campaña de 2019 deberán hacerlo ahora. Para el resto, el mínimo exento asciende a 22.000 euros, de modo que no tendrán que declarar a no ser que les interese aplicarse alguna deducción para que el fisco les tenga que devolver dinero.

¿Por qué saldrán perdiendo los que menos cobran? Del Amo explicó que esta situación deriva de la aplicación de la reducción por rendimientos del trabajo que está regulada para rentas bajas de entre 13.115 y 16.825 euros netos, que es de 5.565 euros para el nivel más reducido de ingresos y que a partir de ahí va decreciendo con "gran progresividad" hasta ser nula a partir de 16.825 euros. "Cobrar 100 euros más en esa franja implica pagar hasta un 40% más", un efecto que trata de corregir el reglamento para calcular las retenciones, que fija unos límites para quienes perciben entre 14.000 y 22.000 euros brutos. Mientras estos topes en las retenciones operarán para quienes tienen un solo pagador, los que tengan dos y deban liquidar el impuesto tributarán más, sorprendentemente, por el impacto de la reducción para rentas bajas. 

"Todos los que percibieron un salario bruto por debajo de 18.000 euros tendrán un sobrecoste por tener que declarar", confirmó Luis del Amo, el secretario técnico del Registro de Economistas Asesores Fiscales (Reaf)

El hecho de que, entre los 14.000 y los 18.000 euros el resultado sea positivo en favor del fisco en todas las autonomías de régimen común causó "sorpresa", admitió Del Amo en la presentación de la guía para la declaración de la renta y de patrimonio, en cuyo marco recordó que solo Cataluña activó una deducción para "paliar esta disfunción".

tablas erte

Así las cosas, en Galicia, un contribuyente en Erte que percibiese entre su empresa y el Sepe 18.000 euros brutos afrontará una factura de 1.882,66 euros, frente a los 1.719 que asumiría en retenciones si trabajase con normalidad. En este tramo de renta, la brecha oscila entre los 115,9 euros de Madrid y los 218 de Baleares. Los catalanes, que serían los más castigados, con una sobretributación de 342,18 euros, podrán aplicarse su deducción. Entre los 18.000 y los 22.000 euros, sin embargo, en zonas como Galicia o Madrid, los trabajadores en Erte podrán ahorrar unos euros respecto a las retenciones por el efecto de los tipos autonómicos, que con los estatales componen la cuota del gravamen.

El único consuelo para los que tengan que pasar por caja será que podrán fraccionar el importe en seis pagos sin recargos desde el 20 de julio hasta el 20 de diciembre. 

Sablazos de 200 euros en el IRPF a afectados por Erte con sueldos...
Comentarios