sábado. 15.08.2020 |
El tiempo
sábado. 15.08.2020
El tiempo

Reducir la dependencia energética es clave para reactivar la economía gallega tras la pandemia

Tendido eléctrico. ARQUIVO
Tendido eléctrico. ARQUIVO
El informe Ardán considera que es necesario "aligerar el déficit externo" ante el panorama incierto que se avecina ► La provincia de Lugo volvió a ocupar el vagón e cola en cuanto a ingresos y riquezas de sus empresas en el año 2018

Galicia requiere, más que nunca, de "ganar autonomía energética y reducir al máximo los usos dependientes de combustibles fósiles, no solo por razones ambientales sino también para aligerar el déficit externo". Lo que ya era una necesidad antes, ahora todavía es más apremiante a causa del incierto escenario económico que ha abierto el Covid-19.

La cuestión energética es uno de los principales apuntes del informe Ardán 2020, elaborado en base a los datos del ejercicio de 2018 de 35.118 empresas afincadas en la comunidad por técnicos de la Zona Franca de Vigo en colaboración con economistas de la UVigo, cuyo rector, Manuel Joaquín Reigosa, fue el encargado de presentar ayer el documento de este año junto al delegado del citado ente estatal, David Regades, en un acto en la ciudad olívica.

Si bien el estudio hace una retrospección económica a dos años atrás —cuando las empresas gallegas generaron su récord de 30.500 millones de valor añadido—, también dedica una parte a analizar el escenario de la economía gallega tras la irrupción del coronavirus, que se torna "muy preocupante si no se toman medidas excepcionales para mantener la demanda interna —de los hogares y del sector público— ya que las perspectivas del comercio exterior se vuelven aún más problemáticas".

Así las cosas, gran peso del futuro económico de Galicia dependerá de la evolución de sus dos motores económicos: la industria textil —que en 2018 representó el 40,95% del valor añadido bruto generado en la comunidad con Inditex en Arteixo como gran referente— y de la automovilística, representada por PSA Citroën en Vigo y que se enfrenta a un escenario incierto con la transición hacia las energías limpias.

En este sentido, el informe Ardán explica que "la automoción y confección cerraron 2019 con un balance no tan problemático como parecían indicar los datos de los tres primeros trimestres". "Pero eso que, en ausencia de la pandemia, podría ser un síntoma esperanzador, a día de hoy también está en serio peligro", advierte.

También destaca el estudio la buena marcha, antes de la pandemia, de los servicios y la construcción, "por estar más vinculados a la demanda interna", de ahí que los próximos meses sean clave para constatar su evolución, como sucede con el sector primario, "uno de los sectores que menor crecimiento estaba registrando".

DOS GALICIAS. Otra de las incógnitas que abre la pandemia es si la brecha entre la Galicia atlántica y la interior se contraerá o si seguirá extendiéndose, como ocurrió entre 2017 y 2018, cuando las empresas de A Coruña dispararon sus ingresos de explotación en 10 millones, hasta los 59.977millones de euros. Las pontevedresas los aumentaron en 3, hasta los 27.619 millones.

A mucha distancia, las de Ourense y Lugo apenas incrementaron sus ingresos en 300.000 euros, hasta los 5.940 millones en la primera y 5.472 la segunda.

Las mujeres son un 31 % de la plantilla y solo un 12 % de ellas están al frente
El informe Ardán deja patente la brecha de género existente en las empresas gallegas. De entre las más de 35.000 compañías analizadas, las plantillas estaban compuestas, de media, por un 30,8% de mujeres.

Y el porcentaje femenino se aminora todavía más si se tienen en cuenta los principales cargos directivos de estas empresas, que, en promedio, es hombre en el 87,9% de los casos.

Silver economy

Por promera vez, el informe Ardán dedica un apartado a la silver economy, un sector que engloba las actividades dirigidas a satisfacer las necesidades de los mayores de 65 años, como sanidad, telemedicina o turismo sanitario. Y los economistas concluyen que es un nicho de mercado con gran potencial en Galicia y que debería de ser más aprovechado.

404.000

Fueron los empleos que en el año 2018 sustentaron las 35.118 empresas analizadas.

Reducir la dependencia energética es clave para reactivar la...
Comentarios