domingo. 09.08.2020 |
El tiempo
domingo. 09.08.2020
El tiempo

Pasos para pedir un préstamo rápido online y conseguir dinero rápidamente

Lo más recomendable en cualquier ámbito (tanto personal como profesional) es tratar de llevar todas las cuentas al día para no tener ningún tipo de problemas con ellas. Para esto lo ideal es contar siempre con el dinero que se ingresa, así como los gastos fijos y ver qué cantidad resta para todo lo demás. Eso sí, por muy bien que se hagan los cálculos, puede surgir algún que otro imprevisto o, simplemente, requerir de algo más de dinero del que se suele tener habitualmente para hacer frente a un pago. Es aquí donde entraría en juego el pedir un préstamo y ahora, además, se pueden incluso pedir préstamos rápidos de 900 euros sin tener que moverse del hogar.

Para muchos los términos créditos rápidos o créditos online ya serán de lo más conocidos porque hay que reconocer que en los últimos años han tenido una gran aceptación entre el público en general. Esto es así porque las empresas que hay detrás se han dado cuenta de una necesidad entre la población y la han sabido satisfacer a la perfección. Y es que la realidad es que cuando alguien necesita de un ingreso extra no siempre tiene el tiempo y los recursos para ir a un banco, llevar a cabo la solicitud, cumplir con todos los requisitos, aunar la documentación necesaria y esperar respuesta. A veces, se requiere de un dinero rápido para salir de una situación concreta y en esto los créditos online son los más adecuados. Para todos aquellos que aún tengan dudas sobre cómo solicitar un crédito online, he aquí los pasos a seguir.

  • Cantidad de dinero. Lo primero que hay que tener claro es la cantidad de dinero que se va a solicitar. Como en cualquier préstamo, lo ideal es no pasarse pero tampoco quedarse cortos y aunque este paso lleve algo más de tiempo, es ideal el hacer bien las cuentas antes de darlo. Siguiendo la línea de lo mencionado lo que hay que tener muy presente es la situación económica de la unidad familiar. Siempre habrá que ver bien cuáles son los ingresos mensuales con los que se cuenta y, por supuesto, los gastos fijos porque una vez que se reste el primero al segundo se podrá saber qué cantidad es la que se requiere en realidad. Los créditos rápidos están pensados para cantidades pequeñas (lo más habitual es que tengan un tope de unos 300 euros) pero sí, se pueden obtener hasta 900 euros en un crédito online. Para este último lo que suelen pedir las empresas que lo gestionan es que el cliente ya haya hecho una solicitud previa con ellos. Así de sencillo.
     
  • Plazo de devolución. Aquí se verá que si el paso anterior se ha llevado a cabo como debe ser, esto es mucho más sencillo de decidir porque se sabrá en qué plazo se puede devolver el dinero prestado sin muchas complicaciones. Como estos créditos suelen estar pensados para cantidades no muy elevadas su plazo de devolución tampoco es excesivo y suele rondar los 30 días.
     
  • Formulario. Una vez que los dos puntos primeros se tengan claros hay que rellenar un breve formulario. Lo que se pide en él son los datos básicos del solicitante (como pueden ser su nombre y apellidos, su número de Documento Nacional de Identidad, su email o su estado civil) Además de esto no es raro que se pregunte en qué se va a emplear el dinero prestado, el nivel de estudios, el número de teléfono móvil o la cuenta bancaria donde se desea que se lleve a cabo el ingreso, una vez aprobada la solicitud. Hay que tener en cuenta que aunque se pueda preguntar para qué se requiere de ese dinero lo cierto es que esa pregunta es opcional y sino se desea no hay que contestarla, algo que suele ser exigido por parte de los bancos tradicionales.
     
  • Esperar respuesta. Los préstamos online son de lo más sencillo de conseguir y prácticamente cualquiera puede tener acceso a ellos por lo que el que se apruebe una solicitud no es muy complicado. Una vez que se le da luz verde a la misma tan sólo se requieren de unos minutos para poder contar con esa cantidad demandada en la cuenta bancaria que se desee y una vez que así sea se puede hacer con ese dinero lo que cada uno crea que es más conveniente.

Si aún queda alguna duda siempre se puede emplear un simulador de créditos online para saber lo que habría que devolverse al final. Esta es una de las grandes ventajas de este tipo de créditos y es que desde el primer momento se sabe lo que habrá que pagar en la devolución, sin letra pequeña y sin ningún tipo de sorpresa desagradable.

Pasos para pedir un préstamo rápido online y conseguir dinero...
Comentarios