viernes. 24.01.2020 |
El tiempo
viernes. 24.01.2020
El tiempo

Más de 364.000 gallegos se beneficiaron de la rebaja del impuesto de sucesiones de la Xunta

Vista de una zona rural en el municipio de O Incio. AEP
Vista de una zona rural en el municipio de O Incio. AEP

En el ejercicio de 2020 quedará exento de tributación un millón de euros por heredero, excluida la vivienda habitual ► La nueva deducción verde bonifica hasta un 15% la inversión para mejorar la cualificación energética de un inmueble

Un total de 364.987 gallegos se han beneficiado ya de la rebaja del Impuesto de Sucesiones aprobada por la Xunta de Galicia. Desde el año 2016 no se pagan impuestos por los primeros 400.000 euros entre familiares directos, sin contar la vivienda habitual, por lo que esta medida favoreció al 99% de los contribuyentes. 

De esta cantidad, prácticamente uno de cada tres, un total de 110.313, son beneficiarios por pactos sucesorios en vida

La intención del Gobierno gallego es seguir avanzando en la práctica supresión de este impuesto para las personas que reciben una herencia de un familiar directo, un ámbito en el que Galicia fue pionera y, posteriormente, se sumaron otras comunidades autónomas.

Así, en los presupuestos para el año 2020 se incluye una ampliación de esta rebaja del Impuesto de Sucesiones, de forma que pasará a quedar exento de tributación 1 millón de euros por heredero, excluida la vivienda habitual. 

Con esta medida, a partir del 1 de enero de 2020, el 99,9% de los gallegos no pagará Impuesto de Sucesiones entre familiares directos. La Xunta de Galicia también mantiene la rebaja entre hermanos, en vigor desde este año, y que ya benefició a más de 750 gallegos. De esta forma, se elimina la tributación para seis de cada 10 herencias para este colectivo y Galicia se mantiene entre las comunidades con menor tributación para las herencias entre hermanos. 

El Ejecutivo autonómico también quiere seguir favoreciendo en 2020 las sucesiones en las empresas familiares con el objetivo de que este importante tejido empresarial no sólo se mantenga en generaciones futuras, sino que se quede en Galicia. 

Por eso, en los presupuestos del próximo año se amplía el acceso a las reducciones ya en vigor en este ámbito, tanto en las sucesiones como en las donaciones. 

Impuestos cero en el rural 

Una de las prioridades de la Xunta de Galicia en materia tributaria es la estrategia de Impuestos Cero en el rural, combinada con las rebajas de tributos en zonas poco pobladas para favorecer a las parroquias con menos dinamismo. El objetivo final es fijar población y que sea más fácil vivir en el medio rural y vivir del medio rural. 

Desde hace tres años en Galicia no se pagan impuestos por transmitir suelo rústico y son más de 64.800 los gallegos que no pagaron impuestos por adquirir un bien rústico o ampliar una explotación agraria. 

Igualmente, desde hace dos años el Gobierno gallego eliminó los impuestos para comprar una vivienda habitual en zonas poco pobladas (ZPP) a los menores de 36 años, a las familias numerosas y a las personas con discapacidad, con un total de 3.481 beneficiarios ya. 

Debido al amplio respaldo social, el Ejecutivo autonómico busca reforzar en 2020 la bajada de impuestos para todos aquellos que compren una vivienda en ZPP, que representan el 94 por ciento del territorio. 

Menor tributación de España 

Por una parte, los presupuestos autonómicos del próximo año rebajan dos puntos el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, del 7 al 5 por ciento, con un límite de renta y patrimonio, para que comprar una vivienda en la zona rural gallega tenga la menor tributación de toda España. 

Y, por otra parte, las cuentas de 2020 disminuyen cuatro puntos el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, del 10 al 6 por ciento, para el resto de viviendas en zonas poco pobladas. 

Deducción verde en 2020 

Otra de las novedades en los presupuestos para el próximo año es la incorporación en el IRPF (Impuesto de la Renta de las Personas Físicas) de una nueva deducción verde, que permitirá bonificar hasta el 15% de la inversión en mejoras energéticas en viviendas, hasta un máximo de 9.000 euros, de manera que se suba la letra de cualificación energética del inmueble. 

En total, los gallegos podrán deducirse hasta 1.500 euros porque a la bonificación máxima de 1.350 euros se suman 150 para cubrir la emisión del certificado de eficiencia energética. 

Además, a este conjunto de rebajas fiscales hay que añadir en 2020 el cada vez más importante volumen de beneficios fiscales incluidos en el presupuesto autonómico, que entrará en vigor el 1 de enero de 2020.

Aumentan hasta 448 millones los beneficios fiscales 
La Xunta incrementará en 2020 hasta los 448 millones de euros los beneficios fiscales que aplica a familias y empresas para dotar de mayor renta a la ciudadanía. Los beneficios fiscales son todos aquellos ingresos que la Administración deja de percibir para que reviertan en los ciudadanos. Los 448 millones de rebajas fiscales suponen 84 millones de incremento durante esta legislatura, un 23% más. 

De carácter social 
Las cuentas de la Xunta señalan que el 95% de estos beneficios fiscales son de carácter social, es decir, a favor de las familias, con especial incidencia en colectivos prioritarios de actuación como jóvenes, discapacitados, mayores o familias numerosas.

Más de 364.000 gallegos se beneficiaron de la rebaja del impuesto...