Luz verde a los nuevos permisos de 9 días para poder cuidar familiares

La nueva ley de familias del Gobierno incluye además un permiso parental de 8 semanas hasta que el menor alcance los ocho años
Un acompañante sujeta la mano de una anciana. PIXABAY
photo_camera Un acompañante sujeta la mano de una anciana. PIXABAY

La prórroga del decreto anticrisis que aprobó este martes el Consejo de Ministros recoge varias de las medidas incluidas en el proyecto de ley de familias cuya tramitación decayó con la convocatoria electoral, como dos nuevos permisos retribuidos de hasta nueve días en total para cuidar a familiares.

Según informó el Ministerio de Derechos Sociales, la primera medida es un permiso de cinco días al año, retribuidos, que se podrá utilizar en caso de accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que necesite reposo, tanto de un familiar de hasta segundo grado, como de un conviviente.

El decreto incluye también un segundo permiso "por causa de fuerza mayor", que se distribuirá por horas y podrá alcanzar en total hasta cuatro días al año, que también estará retribuido. "Un permiso que se podrá usar ante motivos familiares urgentes, como si tu padre o tu madre se enferman y tienes que acompañarlos al médico; o si tu hijo o tu hija han pasado una mala noche y necesitas quedarte en casa con él", explicó la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, en un vídeo remitido a los medios de comunicación.

La tercera medida es un permiso parental de ocho semanas que podrá disfrutarse de forma continua o discontinua, a tiempo completo o parcial, hasta que el menor cumpla 8 años. Podrá usarse, por ejemplo, en los meses de verano o durante los procesos de adaptación en las escuelas infantiles en septiembre. Las parejas de hecho también tendrán derecho a los quince días de permiso por registro, igual que los matrimonios.

Belarra reivindicó el trabajo realizado por Derechos Sociales para lograr aprobar estos permisos que buscan responder a la "emergencia de conciliación" que viven el país, donde "muchas madres y padres que deben hacer auténticos malabares para conciliar el trabajo y el cuidado de sus hijas y de sus hijos".

La ministra se mostró "contenta" por haber logrado estos "avances", pero reconoció que "no es suficiente" para muchas personas que "sienten que no ven crecer a sus hijos", que "no pasan tiempo de calidad con su pareja" o que "ven a sus padres unas pocas horas a la semana". El borrador inicial de la ley de familias incluía medidas más ambiciosas, como la ampliación de los permisos de maternidad y paternidad a seis meses y la equiparación de las familias monoparentales a las numerosas.

Para poder llegar a un acuerdo, explicó Belarra, el texto aprobado por el Consejo de Ministros en marzo dejó fuera esas medidas, pero incluyó los tres nuevos permisos de conciliación y el permiso para las parejas de hecho, nuevos derechos que desde ahora "serán una realidad", destacó Belarra.

Desde el Ministerio de Trabajo informaron que este decreto incluye también una ampliación de la adaptación de la jornada de las personas con dependientes a cargo para aquellas personas que acrediten deberes de cuidado respecto de los hijos mayores de 12 años, el cónyuge o pareja de hecho, familiares por consanguinidad hasta el segundo grado, así como de otras personas dependientes cuando, estas últimas, convivan en el mismo domicilio, y que no puedan valerse por sí mismas.

Comentarios