Lugo, la provincia gallega donde menos subieron los alquileres en el último año

El aumento medio en Galicia fue del 8,4%, el triple que en Lugo. La provincia es la única donde la subida de las rentas, del 2,6% en un año, fue indexada al IPC, del 2,3 en julio. Pese a este escaso incremento, el metro cuadrado cotiza casi como en A Coruña: a 8 euros al mes

Un hombre observa una inmobiliaria. AEP
photo_camera Un hombre observa una inmobiliaria. ARCHIVO

Los alquileres subieron un 2,6% en la provincia de Lugo en el último año, tomando como referencia el mes pasado. Es un dato razonable en tanto que va indexado al coste de la vida —la inflación aumentó interanualmente un 2,3% también en julio—, pero a efectos inmobiliarios el de Lugo es un dato anormalmente reducido. Basta compararlo con el conjunto de Galicia, donde arrendar se encareció de media un 8,4%, es decir, más del triple que en la provincia. Por no hablar, desgranando el mapa autonómico, de Ourense, que lidera la subida con un 10,5%, o A Coruña (+9,9%). En término medio se sitúa Pontevedra (+6%).

Así pues, y atendiendo a datos publicados este lunes por Fotocasa, Lugo destaca por la reducida subida de sus alquileres. Escasa, de nuevo, en términos del mercado inmobiliario actual; lógica si se atiende al índice de precios. De hecho, Lugo sería simbólicamente la única provincia que cumpliría con la nueva ley de vivienda, que topa para 2024 las subidas de los alquileres en un 3%. Las otras tres provincias gallegas lo incumplirían.

Eso sí, que registre la menor subida interprovincial con mucha diferencia no quiere decir que sea barato alquilar en Lugo, donde el metro cuadrado (metro cuadrado) cotiza de media a 7,95 euros al mes. Es un precio más propio de la Galicia atlántica que de la interior, y se queda cerca del de A Coruña, donde se paga a 8,63 al mes el metro cuadrado.

Lugo sería la única provincia gallega en cumplir el punto de la nueva ley de vivienda que prohíbe subir en más de un 3% las rentas para 2024

La provincia más barata es Ourense, donde se pagaba el mes pasado a 6,50 euros el metros cuadrados de media. Y eso que la provincia interior experimentó un severo aumento de precios en el último año, el mayor de toda Galicia, ya que un año atrás estaba por debajo de la barrera de los seis euros al mes y pugnaba con Cáceres, Ciudad Real y Jaén por ser la más barata de España.

La otra cara de la moneda a nivel gallego es Pontevedra. Con un metro cuadrado que roza los dos dígitos, de 9,95 euros el metros cuadrados, es la más cara de la comunidad para alquilar. Cabe añadirle, eso sí, el asterisco que suponen los alquileres vacacionales en Rías Baixas u O Morrazo, que también computan en una estadística que a nivel autonómico marca 8,25 euros el metros cuadrados.

Un piso en Lugo: 550 euros

Traduciendo las cotizaciones a una renta de alquiler, arrendar un piso medio, que según los estándares actuales se considera de 70 metros cuadrados, saldría por 550 euros al mes. Una familia con niños que necesite más espacio y habitaciones deberá rascarse el bolsillo y desembolsar una media de 795 euros por una vivienda de 100 metros cuadrados.

Son, en definitiva, cifras prohibitivas para una gran parte de la población. Y sin visos de bajar, habida cuenta de la gran demanda de los alquileres ante lo caras que están las hipotecas y la propia vivienda, a expensas de que la nueva ley suavice la situación.

Comentarios