sábado. 28.05.2022 |
El tiempo
sábado. 28.05.2022
El tiempo

Los gallegos recibirán 2.200 euros para comprar un coche nuevo

''Es un buen momento para cambiar de coche''. Así resumió el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, las bondade del plan re-Móvete, el plan de ayudas directas a la compra de vehículos que la Xunta pondrá en marcha hasta el próximo 31 de diciembre de 2009.

Un programa que cuenta con un presupuesto de 6 millones de euros, ampliables en el caso de agotarse la partida, y que pretende, según Guerra, tener un ''efecto multiplicador'' de la oferta y la demanda en el sector del automóvil, que en Galicia genera 40.000 empleos directos.

Javier Guerra explicó en Santiago los entresijos de un plan ''más ambicioso'' que el del Gobierno central, ya que ''prioriza a los sectores más afectados por la crisis'', a la vez que ''compatible'' con éste.

Turismos
El plan de la Xunta apoya la compra de dos tipos de vehículos: comerciales y turismos. En el caso de los turismos, el importe será de 500 euros para un vehículo de un precio de hasta 10.000 euros, de 700 para coches de un coste superior a los 10.000 y con un tope de 30.000 euros. En este caso, la ayuda máxima puede alcanzar los 2.200 si se suma a las del Gobierno central.

En este segmento las ayudas son, según el conselleiro, más ambiciosas, en concreto un 40% superiores en relación con el vehículo medio vendido en Galicia, que  ronda los 14.000 euros.

Vehículos comerciales
En cuanto a las ayudas directas a la compra de vehículos comerciales, podrán acogerse a este plan todos los que quieran adquirir furgonetas de hasta 30.000 euros, que no superen la masa máxima de 3,5 toneladas. 

Para su adquisición, la ayuda proporcionada por la Xunta será de 1.000 euros, 1.500 euros para los autónomos o pymes que desarrollen su actividad en sectores prioritarios (agroindustria, textil-confección, naval e industrial auxiliar, rocas ornamentales, audiovisual y turismo). La ayuda máxima, una vez añadida la subvención del Gobierno central, llega hasta los 3.000 euros.

Se trata, según el conselleiro, de una subvención que está '' por encima de las puestas en marcha por cualquier otra comunidad autónoma u otro país'' y que exige, eso sí, que los beneficiarios residan en Galicia y que se hayan dado de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) antes del 18 de mayo de 2009.

Además, Guerra quiso subrayar que las ayudas en este segmento van dirigidas ''en mayor medida a la producción de la factoría PSA Peugeot Citroën'', habida cuenta de la caída de ventas registrada en este tipo de vehículos.

Renovar el parque automovilístico

El Plan re-Móvete no afectará a los coches de segunda mano ni 'kilómetro 0', ya que el objetivo es agilizar el stock de coches recién fabricados, sustituyendo vehículos de más de 10 años de vida o con más de 250.000 kilómetros''.

En definitiva, y en palabras del responsable de Economía e Industria, ''incentivar la modernización del parque móvil de autónomos, microempresas, pymes y particulares'' en Galicia.

El coche que se entregue para recibir las ayudas debe ser propiedad del dueño desde un año antes y  deberá ir destinado a chatarra. Según datos de la Consellería de Economía e Industria, el 35 por ciento de los coches de Galicia tienen más de 10 años.

La reunión de Madrid ''no sirvió para nada''
La Consellería de Economía e Industria calcula que de aquí a final de año podrían venderse, a través del Plan re-Móvete, en torno a 7.000 vehículos, que recibirían una ayuda media de 1.000 euros. La facturación total de esas ventas se acercaría a los 100 millones de euros.

Además, de frenar la caída de las ventas, desde la Xunta pretenden que la caída de las matriculaciones se estabilice en alrededor del 15% en los próximos meses.

Javier Guerra lamentó que la reunión convocada por el Ministro de Industria, Miguel Sebastián, la pasada en Madrid no sirviese para nada. ''No tuvimos la oportunidad de dar nuestro punto de vista, no es aceptable'', aseguró el conselleiro, quien dijo que siempre se mostró a favor de las ayudas directas.

Colaboración de los concesionarios
Además, Javier Guerra anunció de que ya se ha puesto en contacto con los concesionarios de coches de Galicia para ponerles al tanto del Plan re-Móvete, vigente desde este lunes.

Para disispar sus dudas, el conselleiro explicó que el descuento del plan de ayudas será aplicado por el concesionario en el momento de la compra del vehículo, ''y a final de mes nosotros liquidaremos las ayudas con los concesionarios''.

Aclarado el funcionamiento del plan, los concesionarios se han comprometido, en el caso de que la ventas del segundo semestre de 2009 alcancen el 85 por ciento del mismo periodo del año anterior, a colaborar en una campaña de conducción ecológica y seguridad vial con la Xunta de Galicia.

Javier Guerra confía en contar con el apoyo de los vendedores de coches, aunque descarta una subida de precios.

Los gallegos recibirán 2.200 euros para comprar un coche nuevo
Comentarios