domingo. 18.04.2021 |
El tiempo
domingo. 18.04.2021
El tiempo

Llenar el depósito costará hasta 13 euros más esta Semana Santa

Empleado de una gasolinera. VICTORIA RODRÍGUEZ (AEP)
Empleado de una gasolinera. VICTORIA RODRÍGUEZ (AEP)
Al compás de la cotización del petróleo, el litro de diésel rebasa la barrera de los 1,2 euros de media en Galicia, mientras la gasolina se dispensa ya a más de 1,4 euros en varios surtidores

Los conductores gallegos que esta Semana Santa se muevan en su coche por la comunidad dentro de lo permitido por la situación de pandemia pagarán los carburantes considerablemente más caros que en la Pascua de 2019. Hasta 13 euros más que entonces costará llenar el depósito tras la fuerte subida que pegaron los combustibles de automoción.

Esa es la diferencia en el precio si se reposta diésel, con el litro ya en 1,209 euros de media. Así, cargar un tanque de 55 litros de cara a estos días festivos cuesta 71 euros frente a los 58 euros de la Semana Santa pasada, que cayó unos días después, entre el 5 y el 12 de abril. Si la misma operación se realiza con gasolina, sale por 11,6 euros más que entonces, pues llenar el depósito requiere ahora desembolsar 73,4 euros con el precio medio actual en Galicia: 1,334 euros. Estos cálculos se obtienen a partir de los datos de precios que el Ministerio para la Transición Ecológica recoge a diario entre más de 600 estaciones de servicio gallegas y los que va guardando la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) cada ejercicio.

Hace prácticamente un año, en pleno confinamiento para frenar el covid-19, no era posible desplazarse para disfrutar de los festivos, justo cuando los surtidores marcaban los precios más bajos en cerca de cuatro años. Esta Pascua la movilidad en Galicia es prácticamente total —solo el concello de Beade está perimetrado—, pero quienes cojan el coche para pasar unos días en algún punto de la comunidad, acercarse al mar o desconectar en plena naturaleza pagarán una factura mayor al hacer parada en una estación de servicios.

Con ese telón de fondo, solo una gasolinera en la comunidad dispensa diésel a menos de un euro. Es la de Valcarce en el municipio ourensano de O Bolo, con el litro a 0,989 euros. Las otras dos más económicas están en Lugo, en el polígono industrial de Rábade y en el de O Ceao (1,03 euros en ambos casos). En cambio, los surtidores con el gasóleo más caro están en Noia y son de Cepsa (1,289) .

En el caso de la gasolina, el precio más alto lo tienen 14 estaciones de servicio de Repsol, Cepsa y Galp situadas en Santiago y varios concellos de su entorno, en Bergondo, Vigo y Noia, con el litro a 1,419 euros. ¿Y la más económica? También para este combustible es la de Valcarce en O Bolo (1,099), seguida de la de Petrocash en Begonte (1,149). La conclusión es que, en función de donde se reposte, se pueden ahorrar hasta 17 euros.

CRUDO. El encarecimiento del petróleo en este último año se ve reflejado al repostar. El barril de Brent —el crudo de referencia en Europa— pasó de cotizar incluso por debajo de 20 dólares en abril de 2019, en un contexto de caída de la demanda por la pandemia, a rozar los 70 en las últimas semanas. Este martes cerró la sesión en el entorno de los 65 dólares. En el precio de los carburantes también influyen los impuestos, pero en este caso no son los responsables del fuerte repunte que golpea el bolsillo de los conductores. El margen aplicado por los distribuidores es otro de los factores que puede incidir.

Llenar el depósito costará hasta 13 euros más esta Semana Santa
Comentarios