lunes. 01.03.2021 |
El tiempo
lunes. 01.03.2021
El tiempo

La línea Boimente-Pesoz ya permite evacuar energía de los parques eólicos

Uno de los parques eólicos próximos a la estación eléctrica de Boimente
Uno de los parques eólicos próximos a la estación eléctrica de Boimente
Los 81 kilómetros de tendido de alta tensión dan acceso a la red a los 1.300 MW instalados

La línea eléctrica de alta tensión de Red Eléctrica Española entre San Andrés de Boimente y Pesoz se encuentra operativa desde finales de año, una vez rematado el tendido en la parte asturiana y concluidas las pruebas de funcionamiento. En la provincia de Lugo hay instalados 1.300 megavatios eólicos (3.300 MW en Galicia) que hasta ahora se trataban de evacuar a través de la línea de 400 entre As Pontes y Compostilla (León). Con esta interconexión, hay otro camino para poder vender la energía que se genere en los parques eólicos del noroeste y la red se refuerza sobre todo en este eje hacia Asturias, aportando seguridad al sistema.

Son 81 kilómetros de línea que costaron 79 millones de euros y que da respuesta a las inversiones del concurso eólico en marcha. En la pasada década, pese a la proyección e impulso a la energía eólica, uno de los principales problemas fue la falta de una conexión a la red de transporte. Ha ocurrido aquí y en otras comunidades en momentos con evidente especulación con las concesiones en los que se llegó a plantear la pérdida de derechos de explotación. A modo de ejemplo, en 2007 solo uno de los 23 parques eólicos leoneses vendía energía ya que el resto estaban pendientes de la concesión de acceso o conexión a las grandes redes de distribución.

En Galicia también hubo que buscar soluciones a la evacuación de energía y repotenciar subestaciones, incluida la de Ludrio. Boimente es nudo clave para la eólica, dado el gran número de parques construidos sobre el Xistral y Cadramón. Y en la ourensana de Taboadela el objetivo era suministrar al Ave. Las líneas secundarias de evacuación (200 kilovoltios) dependen del trámite de la Xunta y la principal de 400 kilovoltios, del Gobierno central.

La de Boimente-Pesoz tuvo un trámite ambiental polémico y laborioso al considerar varios municipios que otra vez (y recordaban la época de los grandes embalses), se maltrataba el paisaje por la gran afección visual o las limitaciones forestales. Hubo momentos de alta tensión con las alegaciones en algunos pueblos pero también jugosas expropiaciones de montes. El occidente asturiano cuestionaba los aerogeneradores, alegando la declaración ambiental de la Reserva Oscos-Eo pero, con rodeos y alternativas, el tendido siguió adelante. Red Eléctrica Española también ha avanzado en el mallado cantábrico al mejorar las conexiones entre Santander y Vizcaya, con nuevas líneas entre Cicero-Solórzano-Abanto y Penagos-Gueñes.

La línea Boimente-Pesoz ya permite evacuar energía de los parques...
Comentarios