Los jubilados gallegos cobrarán unos 44 euros más al mes de media desde enero

El IPC adelantado de noviembre avanza que las casi 775.000 pensiones contributivas que se abonan en la comunidad subirán un 3,8% en 2024. Las mínimas y las no contributivas se revalorizarán más que el coste de la vida tras la reforma
Pensionistas. EUROPA PRESS
photo_camera Pensionistas. EUROPA PRESS

Las pensiones contributivas subirán el año que viene un 3,8%. El dato adelantado del índice de precios de consumo (IPC) de noviembre conocido este miércoles permite ya hacer números sobre cuánto se revalorizarán estas prestaciones. El motivo es que, en aplicación de la reforma de julio de 2021, las pensiones se actualizarán en 2024 conforme a la inflación media anual registrada entre diciembre de 2022 y noviembre de 2023. A la espera de que el 14 de diciembre el Instituto Nacional del Estadística ofrezca el dato definitivo de este mes -los cambios, si los hay, suelen ser ínfimos-, el avance publicado este martes indica que el coste de la vida subió de media en ese periodo un 3,76%, un porcentaje que se redondeará al 3,8% para calcular la subida de las contributivas, que se acercan ya a las 775.000 en Galicia.

De ellas, 487.089 son de jubilación -el 62,8% de todas las pagas abonadas este mes-, con un importe medio de 1.172,14 euros. Con la mejora del 3,8%, a partir de enero serían 1.216,7 euros, esto es, 44,5 euros más al mes en la cuenta del banco. Por su parte, los 184.628 beneficiarios de las prestaciones de viudedad, el segundo contingente más numeroso, que este mes manejaron unos 722,8 euros en promedio, tendrán en el bolsillo 27,5 euros más. En lo que respecta a la cobertura de los huérfanos, de 473,1 euros de media -la más baja de las contributivas-, subirá unos 18 euros. En todo caso, cada perceptor debe aplicar a lo que le ingresa la Seguridad Social esa revalorización del 3,8% para saber con exactitud cuánto cobrará en el nuevo año.

Lo que todos los pensionistas tienen asegurado es que mantendrán su poder adquisitivo, pues las pagas volverán a subir tanto como el coste de la vida.

La pensión máxima de jubilación -que en Galicia ingresan más de 25.000 ciudadanos-, pasará de 3.095,2 euros al mes en 14 pagas a 3.175,5 desde enero.

La actualización de las contributivas supondrá para las arcas de la Seguridad Social un sobrecoste de unos 460 millones cada mes en el conjunto de España -en los meses con extra será el doble-. Y es que el pago de estas prestaciones ya se come más de 12.000 millones en cada nómina.

¿Qué pasará con las mínimas y las no contributivas? Sus perceptores verán subir su cuantía más que el IPC, pues así lo recoge la segunda pata de la reforma de las pensiones aprobada en marzo. La norma establece que la cuantía de la pensión mínima contributiva no podrá ser inferior al umbral de la pobreza calculado para un hogar compuesto por dos adultos en 2027 (tendrá que alcanzar el 60% de la renta mediana en España), por lo que cada año desde 2024 se aplicará una subida adicional para lograr ese objetivo. En lo que toca a las no contributivas, el decreto ley dice que se incrementarán hasta converger en 2027 con el 75% del umbral de la pobreza calculado para un hogar unipersonal.

El Ministerio de Inclusión y Seguridad Social no ha hecho público todavía cuánto crecerán exactamente estas pagas, pero el mes pasado difundió una estimación que permite hacerse una idea. Entonces preveía que la paga mínima de jubilación contributiva para personas de 65 años o más con cónyuge a cargo crecería un 6,85%, pasando de 13.527 euros anuales en 2023 a 14.453 en 2024. En todo caso, el avance puede ser mayor o menor en función de las circunstancias del perceptor.

Para las no contributivas, la proyección apuntaba a una subida del 6,76%, de 6.785 euros este año a 7.244 euros de media el que viene. Hay que tener en cuenta que a la hora de realizar estos cálculos el Gobierno contemplaba que 2023 cerrase con una inflación del 4%.

Otra novedad es que en 2024 comenzará a aplicarse la subida extra del complemento de brecha de género -el sustituto del plus de maternidad-, con un aumento adicional del 10%. La cuantía actual es de 30,4 euros al mes por hijo, hasta un máximo de cuatro.

Arranca el debate para subir el SMI

Gobierno, patronal y sindicatos inician este jueves las negociaciones en busca de un acuerdo sobre cuánto subir el salario mínimo interprofesional (SMI) para 2024. En la actualidad está situado en 1.080 euros brutos al mes en 14 pagas tras incrementarse este año un 8% su cuantía.

El punto de partida para el ministerio de Trabajo será que esta referencia no pierda poder adquisitivo. En el último año la vida se encareció de media un 3,8% en España. Los empresarios, sin embargo, defienden una subida inferior, del 3% en 2024 y otro tanto en 2025. UGT y CC.OO., por su parte, no han propuesto un porcentaje concreto por el momento, pero se han mostrado partidarios en numerosas ocasiones de llevar el salario mínimo a los 1.200 euros.

3,2 por ciento

Es lo que se encareció el coste de la vida en noviembre con respecto a un año antes, tres décimas menos que en octubre. Jugó a favor la bajada del precio de los carburantes o de los paquetes turísticos.


"Todo incremento viene bien, pero es insuficiente" 

"Me parece una subida ridícula, que no compensa lo mucho que se ha encarecido la vida", señala Ángeles Torrens (Lugo) de manera rotunda. Esta jubilada lucense admite que "todo incremento es positivo, siempre viene bien", pero también insiste en que resulta "insuficiente". "El pescado está carísimo, la fruta buena está carísima, no hablemos ya del aceite de oliva...", señala sobre la subida de la cesta de la compra.

Torrens explica que en su caso hay que tener en cuenta las dos pensiones de su unidad familiar. "La mayor es la que recibe mi marido, si yo viviera sola llegaría a fin de mes malamente, desde luego mirando mucho cada precio y sin permitirme capricho alguno", reconoce. También destaca el privilegio que supone contar con una vivienda propia. "Para los pensionistas que todavía tienen que pagar hipoteca, que son pocos, o los que viven de alquiler, que son más, la situación es realmente muy compleja porque además los alquileres no paran de subir ante la falta de oferta», explica.

«Ya escucho a mi alrededor eso de ‘no me lo puedo permitir’ sobre cosas básicas, no sobre artículos de lujo, y me parece muy duro», dice la pensionista, que pide subidas más sustanciales.


"Llega si haces malabares y si no hay imprevistos"

Manuel María Felpeto, pensionista vilalbés, aplaudió el anuncio del incremento de las pensiones en 2024 y aseguró que "todas las noticias de subidas son buenas, lo importante es que no las congelen o las bajen".

"Ya das por bueno cuando suben un 1% o un 0,5%. Ya la última que hubo fue una subida comparativamente espectacular", explica sobre el incremento del 8,5% que hubo este año, al tiempo que indica que, entonces, en su caso pasó de cobrar algo más de 900 euros a superar los 1.000.

"Aquella sí se ha notado, pero si luego vas a comprar una barra de pan, que no es nada, y te la suben 50 céntimos... Y así con todo. Al final las subidas en las pensiones no compensan ni de broma los gastos diarios, porque ha subido la vida un montón y baja el poder adquisitivo", indica el vilalbés.

En el mismo sentido explica que, en su caso, "haciendo malabares la pensión llega", siempre y cuando no surja algún imprevisto, como relata que le ocurrió hace un mes. "Se me estropearon cuatro cosas y adiós pensión. Si no tienes un mínimo de remanente, a ver cómo haces. Y los ahorros no tienes tantos porque el poder adquisitivo hoy en día es el que es", afirma Felpeto.


"A suba é equilibrada para este momento concreto"

Jubilado de la marina mercante, Pancho Campos está involucrado en numerosas luchas sociales y en este caso la subida que van a tener la considera "suficiente para este momento concreto no que estamos", ya que dice que no hay que perder de vista que "somos unha masa enorme de xente" y entiende que "somos un gremio de oito millóns para ter moita máis suba de golpe".

Campos dice que no se trata solo de "o que pode facer o Estado por nós senón tamén do que podemos facer nós polo Estado, e neste caso penso que un 3,8 por centro para este momento no que estamos está ben, máis alá de que se trata de algo que temos que seguir pelexando e temos que continuar solicitando cousas máis adiante para non quedarnos atrás, como nos pasou nalgunhas tempadas pasadas".

Se refiere concretamente "á época do Goberno de Mariano Rajoy, da que non podemos esquecer que se nos facía unha suba do 0,25% que nin era incremento nin era nada, era para dicir que subían, pero o que facían realmente era só tentar tapar todas aquelas cantidades de cartos que lles acababan de regalar ós bancos naquel momento".

Comentarios