miércoles. 18.09.2019 |
El tiempo
miércoles. 18.09.2019
El tiempo

Las inmobiliarias alertan de que Galicia ya tiene menos de 4.000 pisos para alquilar

Escaparate de una inmobiliaria. AEP
Escaparate de una inmobiliaria. AEP
 La Fegein urge la creación de un parque público-privado de inmuebles para atender la demanda y pide movilizar las propiedades desocupadas

La Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) alerta en su último informe referente a la evolución del stock de vivienda libre de que la bolsa de pisos en alquiler ha descendido "por primera vez" de las 4.000 unidades, al contabilizarse una oferta de 3.930 inmuebles. En un escenario en el que el 14,9% de los hogares gallegos pagaban un alquiler en 2018 —en 2007 eran un 10,4%—, la patronal que preside el ourensano Benito Iglesias reclama "soluciones" para movilizar "las más de 300.000 propiedades vacías que existen en la comunidad", una cifra que extrae del censo elaborado por el Instituto Galego de Estatística en 2011.

La organización también reclama a las administraciones la creación de un parque público público-privado de pisos para destinarlos al arrendamiento en ciudades como Vigo y A Coruña, donde la demanda es creciente.

De los datos del Observatorio da Vivenda de Galicia se extrae que en junio, el arrendamiento medio alcanzó los 491,2 euros en la ciudad de A Coruña, lo que refleja una subida del 2,9% con respecto a la referencia de todo 2018. El alza alcanza ya el 3,9% en el caso de Santiago y Ferrol, en tanto que en Lugo se sitúa en el 3,6%, con una cuota media mensual de 364,4 euros. En Pontevedra, el alza rozó el 2% al arrendarse pisos por un promedio de 453,3 euros. Tras esta evolución de los precios se esconden el adelgazamiento del parque de inmuebles disponibles para arrendar y la reorientación de la oferta hacia los alquileres turísticos por días, cuya rentabilidad se ha disparado con el impulso de plataformas como Airbnb o Homeaway, un fenómeno que se ha disparado en Compostela.

En Santiago y Ferrol los alquileres son ahora un 3,9% más caros que en 2018

En esta tesitura, la Fegein sostiene que el incremento de los precios y la moderación de los salarios y de las pensiones derivará en "un aumento considerable de las familias gallegas con rentas bajas y medio-bajas que llegarán con más dificultad a fin de mes", debido al coste de la vivienda.

La patronal, que recalca que el propio Banco de España ha constatado que desde 2013 el precio de los alquileres se ha disparado más de un 50%, presagia que en el último cuadrimestre del año las tarifas seguirán "calentándose", espoleadas por la creciente movilidad laboral, la inestabilidad política "la errática planificación del parque de viviendas públicas" y la "nula previsión" por parte de las administraciones de una demanda de inmuebles en alquiler en las grandes urbes y sus áreas de influencia, donde se concentra el 80% de la población.

VENTA. En cuanto al stock de pisos en venta, la patronal lo cifra en 42.700 y no aprecia, al menos de momento, "significativas tensiones en los precios". Con todo, también señala que la reserva ha tocado niveles mínimos en lo que toca a la oferta de construcciones nuevas. De hecho, la Fegein constata que en Vigo y A Coruña con una bolsa de 3.400 y 4.500 inmuebles a estrenar y de segunda mano, en cada caso, la demanda de pisos nuevos ya es importante.

Las inmobiliarias alertan de que Galicia ya tiene menos de 4.000...
Comentarios