martes. 22.06.2021 |
El tiempo
martes. 22.06.2021
El tiempo

Inditex facturó en mayo más que antes de la pandemia

La sede de Inditex en Arteixo. ARCHIVO
La sede de Inditex en Arteixo. ARCHIVO
El gigante de Arteixo ganó 421 millones en el primer trimestre. Isla destaca que la actividad de las tiendas mejora "semana tras semana". Ramón Reñón deja la cúpula tras 30 años en el grupo

Inditex va sellando las costuras que rompió el covid. El coloso de la moda de Arteixo cerró el primer trimestre de 2021 —1 de febrero a 30 de abril— con un beneficio neto de 421 millones y dejó atrás las históricas pérdidas de 409 millones que el estallido de la pandemia acarreó en el mismo periodo de 2020. Este resultado fue el fruto de unas ventas que despuntaron un 49,6% en el primer trimestre, hasta los 4.942 millones. Este crecimiento se extendió a las nueve enseñas del grupo —Zara, Zara Kids, Zara Home, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho y Uterqüe— y a todas las áreas geográficas.

En un escenario en el que la crisis sanitaria mantuvo cerrado el 16% de los locales al cierre del trimestre y redujo un 24% las horas de venta por las restricciones en mercados como Reino Unido, Alemania, Italia, Francia, Portugal o Brasil, las ventas en tienda y online a tipo de cambio constante siguen un 11,5% por debajo del nivel del primer trimestre de 2019, pese a que despuntaron un 67% en el último año. No obstante, la recuperación del consumo se anima, pues entre el 1 de mayo y el 6 de junio las transacciones crecieron ya a un nivel un 5% superior al de hace dos años a tipo de cambio constante, esto es, sin tener en cuenta el impacto de las fluctuaciones de las divisas.

Otro indicador que refleja "la progresiva y fuerte recuperación" que el presidente, Pablo Isla, constató durante la conferencia con analistas celebrada este miércoles es el Ebitda (el resultado antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones), que se disparó un 155%, hasta los 1.235 millones. También mejoró el margen bruto, un concepto clave a la hora de medir la rentabilidad del negocio en el textil al poner en relación la facturación con el coste de las ventas. En un año se elevó del 58,4 al 59,9% al situarse en 2.962 millones.  

Sobre esta base, el primer ejecutivo revalidó su "total confianza" en un "modelo de negocio único que integra completamente tiendas y online". En este sistema juega un papel central el inventario único, que permite atender los pedidos virtuales desde las tiendas. La gestión de ese stock se caracteriza por su eficiencia, pues se mantiene un 5% por debajo del nivel de 2019, en 2.769 millones.

En cuanto a la evolución de la superficie comercial, entre febrero y abril el grupo abrió 53 tiendas en 21 mercados, lo que sitúa su red en 6.758 establecimientos en 96 áreas. Son 654 menos que hace un año como consecuencia de la estrategia de cierre de locales pequeños para potenciar los espacios más amplios y tecnológicos y con mayor capacidad de almacén para atender la demanda online. Zara y Bershka coparon el 36% del ajuste.

En paralelo, el gigante gallego de la moda sigue apuntalando su solvencia, con una deuda financiera de apenas 11 millones y una caja neta de 7.176 millones, un 24,7% superior a hace un año y un factor trascendental para afrontar nuevas inversiones.

LOS HITOS DEL TRIMESTRE. Isla, que constató que el grupo percibe que "el tráfico en tienda se está incrementando semana tras semana", destacó entre los hitos del trimestre el lanzamiento de la nueva sección de cosmética propia, Zara Beauty, con una demanda online "muy satisfactoria".

En materia de sostenibilidad, sobresale la inversión de 30 millones para construir tres aerogeneradores en Punta Langosteira para nutrir sus oficinas, fábricas y centro logístico en Arteixo y abastecer el propio puerto exterior. A esto se suman los 3.380 paneles fotovoltaicos de los que se ha dotado el nuevo edificio de Zara.com y su aparcamiento, que cubren la mitad de la demanda eléctrica del edificio. La meta es que el 90% de la energía consumida en toda su red mundial proceda de fuentes sostenibles a final de año, cuando en España ya es del 100%.

Satisfecho con la respuesta de los clientes a las colecciones de primavera/verano, el grupo, que tiene abiertas el 98% de las tiendas, señala que "la recuperación continúa ganando fuerza" y prevé invertir 900 millones anuales de aquí a 2022, con especial atención a la digitalización.

En este campo, Inditex sigue extendiendo innovaciones como el 'Modo tienda', que permite al cliente comprobar el inventario realmente disponible en un local en concreto, reservar probador o comprar para recoger en media hora. Operativo en España, Reino Unido y Japón, esta funcionalidad de la APP se está implementando en Alemania, Italia y Francia, y pone el foco en Rusia y Estados Unidos, entre otros mercados.

JUNTA DE ACCIONISTAS. Por otra parte, el consejo de administración acordó celebrar la junta de accionistas el 13 de julio en Arteixo, manteniendo la opción online. Entre los acuerdos que se someterán a votación figura el reparto del dividendo de 70 céntimos por acción con cargo a los resultados de 2020 y cuyo primer pago (de 0,35 euros) se realizó el 3 de mayo, a lo que seguirá el segundo el 2 de noviembre.  

RELEVO DE UN HISTÓRICO. La compañía textil también comunicó a la CNMV la renuncia voluntaria de Ramón Reñón, que el 31 de julio dejará el cargo de director general adjunto al presidente al dar por "culminada su etapa profesional". Se trata de uno de los históricos del equipo de Amancio Ortega. Llegó a la compañía en 1992 y, antes de ser nombrado director general adjunto en 2008, Reñón pilotó la expansión y el área inmobiliaria. Isla expresó su agradecimiento al ejecutivo, "por su dedicación e inestimable labor" y su "valiosa" contribución a la internacionalización de Inditex. 

Inditex facturó en mayo más que antes de la pandemia
Comentarios