Inditex encadena siete jornadas a la baja por primera vez desde 2016

Sede de Inditex en Arteixo. EP

Las acciones han acumulado una bajada del 12,9 % en estos días y su previsión de ganancias para los próximos y años desciende de un 12 % a un 4

Los títulos de Inditex han cerrado la sesión con una caída del 0,67 % hasta los 25,08 euros por acción, encadenando así siete jornadas a la baja, algo que no ocurría desde finales de octubre y comienzos de noviembre de 2016.

Los títulos del gigante textil se han dejado un 12,9 % en estas jornadas en rojo y en lo que va de año las acciones del grupo, propietario de Zara, Massimo Dutti, Stradivarius o Berska, entre otras firmas, acumulan una caída del 12,38 %.

Con todo ello, la capitalización de Inditex se ha rebajado hasta los 78.166 millones de euros, lejos de los 100.000 millones que llegó a alcanzar, por primera vez, en agosto de 2015.

La última vez que las acciones de Inditex cerraron la sesión en positivo fue el 27 de agosto.

La compañía, que está pendiente de publicar sus resultados, registró la peor jornada de estos últimos días el 29 de agosto, cuando lideró las caídas del IBEX 35 con un retroceso del 5,66 %, lastrada por un negativo informe de Morgan Stanley, que veía síntomas de agotamiento en el potencial de crecimiento de la compañía y que rebajaba su precio objetivo un 19 %, desde los 26 a los 21 euros.

De hecho, con este descenso, la compañía registró su mayor recorte desde el pasado 23 de febrero, cuando los títulos se deslomaron un 7,06 %.

Según el banco de inversión estadounidense Inditex experimentará una "caída gradual" y una "inevitable reducción a largo plazo" en un sector, el de la distribución textil, de gran competencia en los últimos años.

Para la entidad financiera la multinacional española "cada vez es más sensible a las divisas, ha registrado caídas de márgenes en los últimos cinco años y afronta las mismas presiones para cambiar de canal que la mayoría de los otros grupos minoristas de ropa".

Morgan Stanley calcula que Inditex obtendrá unos beneficios netos a un ritmo anual del 4 % en los próximos 5 años, muy por debajo del 12 % que otros analistas han pronosticado hasta 2022.

En este contexto, JP Morgan ha recomendado comprar acciones de Inditex aprovechando el retroceso que sufrieron con motivo de la caída provocada por el informe de Morgan Stanley.