jueves. 27.02.2020 |
El tiempo
jueves. 27.02.2020
El tiempo

Grecia: en el límite

Una ciudadana berlinesa portando un cartel de apoyo a Grecia, durante la concentración en apoyo al país heleno
Una ciudadana berlinesa portando un cartel de apoyo a Grecia, durante la concentración en apoyo al país heleno
El Eurogrupo exigirá este lunes nuevas condiciones a Varoufakis, ante el miedo a un inminente corralito o al temido grexit. Cientos de ciudadanos se manifestaron por las calles de las principales capitales europeas para pedir solidaridad con el pueblo heleno

Grecia se enfrenta este lunes a un Eurogrupo extraordinario, que exigirá previsiblemente nuevas medidas así como comprobar que se cumplen las medidas existentes. Los principales puntos que Varoufakis y Tsipras se niegan a implementar en el país heleno son la subida del Iva y los recortes de las pensiones.

El ministro de finanzas griego, en un artículo publicado en el dominical alemán Frankfurter Allgemeine Sonntagzeitung, afirma que "la canciller alemana estará el lunes ante una encrucijada decisiva", añade además que "Merkel tendrá que decidir entre impulsar un compromiso honorable con un Gobierno que ha rechazado los paquetes de ayuda y busca una solución negociada o seguir a las sirenas de su Gobierno que quieren echar por la borda al único Gobierno griego". Varufakis considera que el futuro de Grecia en la eurozona depende de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del lunes mientras que otros políticos europeos se vienen esforzando por restar expectativas ante la misma; considera que llega a Bruselas "con la voluntad de aceptar compromisos" pero aclara que eso será "siempre y cuando no se nos pida hacer lo que han hecho los gobiernos anteriores: Aceptar nuevas deudas bajo condiciones que dejan poca esperanza de que Grecia pueda pagar sus deudas".

Varoufakis asegura que no aceptarán nuevos préstamos "bajo condiciones que dejan poca esperanza de que Grecia pueda pagar sus deudas"

La ciudadanía europea se vuelca con las peticiones de los gobernantes helenos. Una marcha por Berlín, con réplica en diferentes capitales como Londres, París, Dublín y Roma, reunió a miles de manifestantes que reclamaron un rumbo más solidario en la política de Alemania y resto de la UE hacia Grecia, así como una mayor generosidad en la acogida de los refugiados. La manifestación, convocada bajo el lema "Por una Europa distinta", discurrió desde el multiétnico barrio de Kreuzberg hasta el distrito gubernamental de la capital alemana, con aproximadamente 2.500 participantes, según fuentes policiales. La marcha iba encabezada por el periodista Jakob Augstein y la viceministra griega de Solidaridad Social, Theano Fotiou, quien se dirigió a los presentes, al inicio del acto, para reclamar "una Europa de los ciudadanos, no de los banqueros".

Miles de personas se manifestaron por "una Europa de los ciudadanos, no de los banqueros"

El presidente alemán, el independiente Joachim Gauck, agradeció en su discurso, en el Museo de Historia de Alemania, la "confianza" que mostraron los países vecinos hacia Alemania tras la caída del nazismo y recordó las penalidades de los millones de desplazados que dejó la guerra.

El apoyo de los países vecinos no fue indeferente para el equipo de Gobierno heleno. El portavoz del Gobierno griego, Gavriil Sakelaridis, afirmó este sábado que los ciudadanos europeos han enviado el mensaje de que "la austeridad no puede continuar",  asegurando que "las concentraciones masivas han enviado un fuerte mensaje: la austeridad no puede continuar. Los ciudadanos europeos han marcado un camino europeo diferente, el contrario a la lógica de los memorandos ".

"La austeridad no puede continuar"

Atenas  tendrá que ahorrar o recaudar adicionalmente un 2,5 % del PIB, lo que equivaldría a 4.500 millones de euros. Un 1 %, cerca de 1.800 millones de euros, tendría que venir de reformas estructurales en el sistema de pensiones y un aumento del Iva, precisamente los puntos que hasta ahora Grecia se ha negado a aceptar.

Grecia: en el límite
Comentarios