domingo. 12.07.2020 |
El tiempo
domingo. 12.07.2020
El tiempo

El Gobierno traza un plan de 3.750 millones para apoyar la automoción

Una mujer en un concesionario. EP
Una mujer en un concesionario. EP
Invertirá 450 millones en renovar el parque y subvencionará coches de combustión

El Gobierno presenta este lunes un plan integral de apoyo al sector de la automoción dotado con 3.750 millones de euros, que incluirá ayudas para la renovación del parque de vehículos y tiene entre sus metas avanzar en la transición ecológica. Lo adelantó este domingo Pedro Sánchez, quien detalló que el programa incluye inversiones y reformas legales, estímulos a la investigación y la innovación, una fiscalidad que dote de mayor competitividad al sector y formación y cualificación para los trabajadores. 

El plan incluirá medidas de financiación "especialmente" para vehículos eléctricos y ayudas para que las familias con menos recursos no se queden "atrás", mientras que empresarios y trabajadores autónomos se beneficiarán a través de "ahorros en combustible", ya que se facilitará la renovación del parque de vehículos para que sea más eficiente. 

Así, en el borrador —al que ha tenido acceso Europa Press— se prevé incorporar una partida de 450 millones destinada a la renovación del parque automovilístico y también el de la Administración por vehículos de energías alternativas y cero emisiones y turismos con motores de combustión eficientes. Esto es, que cuenten con las etiquetas A o B de la Dirección General de Tráfico y emisiones de dióxido de carbono (CO2) de menos de 120 gramos por kilómetro. 

Esos fondos se dividen en 250 millones para un programa de renovación del parque, 100 para el nuevo Plan Moves y otros 100 para actualizar el parque de vehículos de la Administración por modelos sin emisiones. Así, esos primeros 250 millones se destinarán a incentivar la adquisición de turismos, vehículos comerciales ligeros, industriales pesados y autobuses, y estará vinculado, al igual que planes anteriores como el Pive o el Renove, a achatarrar un vehículo antiguo por cada uno que se adquiera nuevo. 

Para poder solicitar las ayudas, los turismos adquiridos no podrán tener un precio de más de 35.000 euros, 45.000 en el caso de personas con movilidad reducida o de vehículos con etiqueta Cero. El programa de renovación del parque está vinculado a un compromiso del sector a aportar un descuento igual al que aplique el Gobierno a través de las ayudas públicas.  

Los solicitantes de las ayudas deberán, en el caso de los turismos, dar de baja un vehículo de al menos diez años y el modelo nuevo tendrá que tener unas emisiones de CO2 por debajo de 120 gramos por kilómetro recorrido y contar con las etiquetas A o B de la DGT. 

El programa aumenta a 100 millones la dotación del Plan Moves y destinará otros 100 a actualizar el parque de la Administración con modelos sin emisiones

Además, el Gobierno pondrá en marcha la segunda edición del programa de impulso a la movilidad eléctrica y sostenible (Plan Moves) que contará con una dotación presupuestaria de 100 millones de euros, frente a los 65 previstos inicialmente. 

Esta medida apoyará la adquisición de vehículos de energías alternativas, entre los que se incluyen eléctricos y también los de transporte pesado impulsados con gas natural, así como la expansión de la infraestructura de recarga de los vehículos eléctricos, además de los sistemas de bicicletas eléctricas compartidas y también impulsará acciones para lograr una movilidad eficiente a los centros de trabajo. 

Con el conjunto de las líneas del plan en la mano, Sánchez destacó que el Gobierno ha trabajado con el sector para elaborar una iniciativa que pretende dar respuesta a sus necesidades y avanzar en la transición ecológica, es decir, que pretende "acompañar" a la industria en su adaptación a la movilidad sostenible manteniendo la competitividad. El presidente destacó que de esta manera se defiende un sector que supone una décima parte del PIB español y emplea a unos dos millones de trabajadores de forma directa o indirecta. 

"Los vehículos del futuro se parecerán muy poco a los del pasado en lo que se refiere a la incidencia en el medio ambiente", señaló, al tiempo que subrayó que este plan va en línea con el objetivo de lograr cero emisiones en 2050. 

El sector ha defendido hasta ahora la necesidad de que las ayudas respeten la neutralidad tecnológica —es decir, que no discriminen los vehículos de diésel o gasolina— y ha reclamado que se pueda acceder a ellas desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado, ya que muchos consumidores están retrasando la decisión de compra para poder acogerse a la medida.

El Gobierno traza un plan de 3.750 millones para apoyar la automoción
Comentarios