La fiscalidad aviva la contienda electoral con el palo a los millonarios desde enero

Montero avanza que PSOE y Podemos llevan meses negociando el gravamen para su aplicación a partir de 2023
Una mujer, en la oficina de la Agencia Tributaria. ARCHIVO impuestos - hacienda
photo_camera Una mujer, en la oficina de la Agencia Tributaria. ARCHIVO
  1. ¿En qué consiste el gravamen a las fortunas a estudio?
  2. ¿Cuántos contribuyentes se verán afectados?
  3. ¿A qué contribuyentes propuso gravar Unidas Podemos?
  4. ¿Cuál es la posición del PP?
  5. ¿Y qué dicen los empresarios?

El otoño arranca con la temperatura elevada y no solo en términos climáticos. Con Putin avivando la llama de la incertidumbre económica, la inflación disparada al 10,5% en agosto, una negociación colectiva que ha auspiciado una subida media de los sueldos del 2,6% en el Estado y estadísticas que indican que, en Galicia, más del 48% de los hogares llegan a fin de mes con dificultades, la batalla fiscal se ha convertido en el principal foco de enfrentamiento político a las puertas de un 2023 en el que tocará volver a las urnas.

A unos días de que el Consejo de Ministros dé luz verde al Proyecto de ley de presupuestos generales para 2023 y después de que el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, prendiese la mecha de la competencia fiscal autonómica al anunciar la supresión del impuesto de patrimonio, el PSOE revisa sus postulados y se abre ahora a exigir a partir de enero un esfuerzo fiscal adicional y, en todo caso, «temporal», a los millonarios para financiar la factura de la crisis.

¿En qué consiste el gravamen a las fortunas a estudio?

Tras desvelar el miércoles que el Gobierno de coalición "explora" la fiscalidad de los más acaudalados con la intención de elevar su contribución, este jueves la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, solo concretó algunos aspectos. De un lado, explicó que el esfuerzo extra recaerá "sobre personas millonarias" y que -al igual que en el caso de los nuevos impuestos a la banca y las energéticas- la medida estará vigente dos años, aunque todo dependerá de lo que dure la guerra de Ucrania.

También se desconoce si la idea es crear un nuevo impuesto o si se modificará patrimonio -una figura cedida a las comunidades- o el IRPF. «Habrá que ver la fórmula, no todo puede ir en la ley de presupuestos», recalcó la titular de Hacienda, que aseguró que el Ejecutivo lleva «semanas» trabajando «silenciosamente» en el gravamen. Y es que la ley que desgranará las cuentas de 2023 solo puede incluir modificaciones de tributos existentes y, en ningún caso crear nuevas figuras.

¿Cuántos contribuyentes se verán afectados?

No está claro. Montero no concretó dónde se situará el baremo patrimonial a partir del cual se aplicará el tributo. "Cuando hablamos de ricos, hablamos de personas millonarias", dijo la ministra, que remarcó que la población afectada "no superará el 1%". Según los datos de la Agencia Tributaria, en 2020 unos 219.000 contribuyentes tuvieron que presentar una declaración de sus bienes para liquidar el impuesto de patrimonio. Son el 0,5% de la población. Cabe recordar que el gravamen tiene un mínimo exento de 700.000 euros a lo que hay que sumar que la vivienda habitual está exonerada hasta un máximo de 300.000 euros.

¿A qué contribuyentes propuso gravar Unidas Podemos?

La propuesta de ley que en junio Unidas Podemos llevó al Congreso proponía crear un tributo estatal complementario al de patrimonio y enfocado a los titulares de bienes por más de 10 millones. La iniciativa, que entonces hizo aguas con el rechazo del PSOE, defendía aplicar una escala de ocho tramos con una horquilla de tipos del 3,6 al 5%, dependiendo de si el contribuyente tributaba o no por patrimonio.

Además de poner en valor que la iniciativa salió de las filas de la formación morada, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, confirmó este jueves que las negociaciones con la parte socialista del Gobierno están en marcha y, esta vez, se mostró convencida de que habrá acuerdo. Eso sí, eludió entrar en el debate sobre si esta figura deberá mantenerse más allá de la crisis detonada por la inflación y la guerra.

Más rotundo se mostró el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, que exigió que el tributo se mantenga de forma «permanente», una demanda a la que ya se han sumado EsquerraRepublicana y Más País-Equo.

En cuanto al giro socialista, respecto al que Echenique ironizó al celebrar que propuestas que fueron tachadas de "bolivarianas" e incluso de "ilegales" ahora "empiecen a sonar bien", la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, justificó el viraje alegando que "han cambiado muchas circunstancias". El equipo de Sánchez incide ahora en que les toca «arrimar el hombro a los que más tienen» en vistas de que medidas como la bonificación del transporte público, de los carburantes o el complemento a las becas costarán 30.000 millones este año .

¿Cuál es la posición del PP?

Tras defender en los últimos días el plan de su barón Juanma Moreno de eximir del impuesto de patrimonio a las fortunas andaluzas, ayer, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, priorizó en su discurso la deflactación de las tarifas del IRPF a quienes ganan menos de 40.000 euros y la rebaja del Iva de los productos básicos. Ante las críticas dirigidas a los ejecutivos andaluz y murciano -que también abrió la puerta a dejar de gravar a las fortunas-, la número dos del PP, Cuca Gamarra también puso el foco en el IRPF y el Iva. «El Gobierno no tiene un problema de recaudación; el problema que tienen los españoles es que no llegan a fin de mes», zanjó.

¿Y qué dicen los empresarios?

Mientras el líder de CC.OO., Unai Sordo, avisó de que "el populismo fiscal" que vislumbra en Madrid, Andalucía y Murcia solo supondrá "una apuesta por el deterioro de los servicios públicos", el presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, tachó de "error y equivocación" el impuesto a las grandes fortunas. Convencido de que el gran agujero fiscal radica en la "elevadísima" economía sumergida, que llama a "atacar", recetó una relajación fiscal para recaudar más. "A menos tipos, más bases imponibles", aseguró.

Comentarios