jueves. 19.09.2019 |
El tiempo
jueves. 19.09.2019
El tiempo

Ferroatlántica suspende el Erte en Galicia tras lograr incentivos eléctricos

Factoría de Dumbría. EP
Factoría de Dumbría. EP

Sabón y el complejo de Cee-Dumbría se libran por seis meses del ajuste tras la subasta de la interrumpibilidad
 

Ferroatlántica suspende por seis meses la aplicación del expediente de regulación de empleo temporal (Erte) en las plantas de Cee, Dumbría y Sabón después de haberse hecho con incentivos suficientes para reducir el coste de la energía en el marco de la subasta del servicio de la interrumpibilidad a la que esta semana concurren las grandes industrias españolas.

La compañía del grupo Villar-Mir —que está pendiente de que la Xunta y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia aclaren si autorizan o no la venta al fondo estadounidense TPG de las factorías de la comarca de Xallas y las diez centrales hidroeléctricas que explota en la zona— cumple así lo acordado con los comités de empresa.

En el caso de Cee y Dumbría, que suman 300 trabajadores, Ferroatlántica reactivará en la segunda mitad del año los dos hornos que permanecían parados, de manera que los cinco con los que cuentan las instalaciones permitirán producir ferroaleaciones. La compañía consiguió un bloque de 40 megavatios (MW) y diez de 5 MW. En la subasta de diciembre en la que se repartieron los incentivos del primer semestre se adjudicó uno de 40 MW y siete de 5.

En cuanto al complejo de Sabón, en el que la compañía se compromete a invertir 26 millones de euros si prospera la operación con TPG —que le reportaría 170 millones—, Ferroatlántica activará en lo que resta de año un segundo horno, de los tres de los que dispone, siguiendo lo acordado con el comité de empresa del centro, que cuenta con 122 operarios. En este caso, la compañía se adjudicó en la subasta ocho bloques de 5 MW, el doble que en diciembre.

Los planes de la compañía para la factoría de Arteixo incluyen crear una fábrica de silicio pulverizado de alta pureza que, en una primera fase, suministraría material para la fabricación de encimeras, cosméticos y material pirotécnico. La segunda está enfocada a surtir a fabricantes de baterías para móviles y coches. A mayores, Ferroatlántica también ofrece buscar inversores privados y públicos para promover una planta de producción de carbón vegetal en Galicia.

Así las cosas, las tres factorías se libran en lo que resta de año de la aplicación del Erte pactado en febrero, que debía haber comenzado a aplicarse en marzo con una duración de dos años. Las que no escapan son la planta de Cantabria y las oficinas centrales de Madrid.

Ferroatlántica suspende el Erte en Galicia tras lograr incentivos...
Comentarios