Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

Feijóo reivindica la fusión de las cajas y celebra que Gayoso deje "claro" que no quería

Julio Fernández Gayoso. EP
Julio Fernández Gayoso. EP

El presidente defiende que la Xunta pidió una "due dilligence" y ahora "el tiempo da la razón"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha vuelto a reivindicar la fusión de Caixa Galicia y Caixanova puesto que, el resultado, es una entidad bancaria con sede en Galicia (en referencia a Abanca) y con 5.000 trabajadores, y ha celebrado que "por fin queda claro" que "había directivos" que no querían que se llevase a cabo esta operación. 

Así lo ha dicho en la rueda posterior al Consello de la Xunta, que se ha celebrado en miércoles debido a que este jueves es festivo local en Santiago, y un día después de que el expresidente de la entidad resultante de la fusión de las cajas gallegas –Novacaixagalicia–, Julio Fernández Gayoso, asegurase que el Banco de España pensaba "exactamente lo mismo" que él sobre la unión de las entidades –Caixanova y Caixa Galicia–, que "era la peor de las opciones posibles". 

"Había directivos que preferían que las cajas se desvaneciesen. Por fin queda claro que esta era una propuesta", ha advertido este miércoles el mandatario autonómico en la rueda posterior al Consello, en la que añadió que si se hubiesen producido fusiones con otras entidades de otras comunidades se hubiesen "disuelto en el entramado de Bankia" o "en otras cajas mediterráneas". 

Caballero atribuye a Feijóo "la mentira del siglo"
Por su parte, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha atribuido al presidente de la Xunta "la mentira del siglo" cuando esgrimió la "presunta auditoría" de KPMG para avalar la fusión de las extintas cajas de ahorro gallegas en 2011.

Caballero se ha remitido a la comparecencia ayer en la comisión del Congreso que investiga el origen de la crisis y el rescate financiero de uno de los autores de aquel informe, Francesc Gibert, quien sostuvo que "no constituía una recomendación sobre si ambas debían fusionarse o no".

Se trataba, según dijo Gibert, de un "diagnóstico acelerado" que no recomendaba la fusión entre ambas entidades, aunque sí dibujaba un escenario desde el punto de vista contable en el que se abogaba por una absorción de Caixa Galicia por parte de Caixanova.

El alcalde de Vigo ha hecho hincapié en que avalar la fusión en base a este "diagnóstico acelerado sobre una viabilidad" supone "una mentira cósmica" tras la cual estuvieron Feijóo, la entonces conselleira de Hacienda, Marta Fernández Currás, y su sucesora, Elena Muñoz, que en ese momento era la interventora general de la Xunta.

Feijóo reivindica la fusión de las cajas y celebra que Gayoso deje...
Comentarios