miércoles. 12.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 12.08.2020
El tiempo

España contará con 140.000 millones del fondo de recuperación europeo, 72.700 en ayudas directas

Pedro Sánchez con Mark Rutte. EFE
Pedro Sánchez con Mark Rutte. EFE
Tras cuatro días de intensas negociaciones, los líderes europeos pactan un fondo de recuperación de 750.000 millones financiado con deuda conjunta

España recibirá unos 140.000 millones de euros del fondo de recuperación europeo, de los que 72.700 millones se darán en ayudas directas, según anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al valorar el acuerdo alcanzado este martes por el Consejo sobre el fondo y el marco financiero plurianual.

El pacto histórico alcanzado por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE llevará a crear un fondo de recuperación dotado en total de 750.000 millones con el que relanzar las economías del bloque comunitario, especialmente las de los países más golpeados por la pandemia del coronavirus, como España e Italia. De ese total, 390.000 millones se desembolsarán en subvenciones y 360.000, en préstamos con el fin de ayudar a los países más afectados. 

"Acuerdo", anunció en Twitter el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, a las 5.31 horas de la madrugada de este martes.

"Es un gran acuerdo para Europa y para España; no les quepa duda de que se ha escrito una de las páginas más brillantes de la historia de la Unión Europea", dijo Sánchez en rueda de prensa en Bruselas. Destacó el hecho de que en términos absolutos España sale con prácticamente la misma cantidad que propuso para el país la Comisión en la primera propuesta que hizo para el fondo.

El plan de reconstrucción estará financiado por una emisión sin precedentes de deuda conjunta por parte de la Comisión Europea y tendrá una duración de tres años. Se sumará a un presupuesto comunitario para el periodo 2021-2027 de 1,074 billones de euros.  

Los países frugales recortan las transferencias directas a 390.000 millones y refuerzan el control de las ayudas 

Para desbloquear la negociación han sido necesarios cuatro días de intensas negociaciones —que estuvieron cerca de descarrilar en la madrugada del domingo al lunes— y un puñado de cesiones a los países frugales (Países Bajos, Dinamarca, Suecia, Austria y Finlandia), los socios que con más firmeza han reclamado un plan menos ambicioso. Estos han conseguido recortar el volumen de ayudas, tener más control sobre las mismas y mantener sus descuentos en la contribución al presupuesto.

Conseguido el pacto, el presidente del Gobierno definió este acuerdo también como "un auténtico Plan Marshall'" para dar respuesta contundente a la crisis del coronavirus pero también para abordar las transformaciones que el país necesita en el futuro, y ha destacado el hecho "inédito" de que la Comisión Europea se vaya a endeudar por primera vez para financiar el fondo.

Sánchez dijo entender que se haya impulsado el llamado "freno de emergencia" porque ante un instrumento tan importante como el fondo, y dado que todos a una se van a endeudar para financiarlo, es normal que se quiera velar sobre cómo se gasten los planes y programas. Además, señaló que, como él pedía, este método de control no rompe el equilibrio institucional ni degrada la posición de la Comisión Europa. Y sobre la confianza mayor o menor que otros países puedan tener sobre las reformas españolas, recordó que la agenda del país está "alineada" con la de la Comisión Europea.

"Hoy todos los europeos ganamos y la Unión Europea sale mucho más fuerte", insistió Sánchez, para quien la negociación de este acuerdo ha sido un "reto extraordinario" que ha requerido un "trabajo extenuante" pero cuyo resultado "ha merecido la pena".

¿Cómo será el nuevo fondo?
Los grandes países, Alemania, Francia, Italia y España, como la mayoría de los Veintisiete, querían como mínimo 400.000 millones de euros en subvenciones, mientras que los frugales proponían 350.000. Finalmente, el compromiso se queda más cerca de la primera cifra, pero supone un recorte de 110.000 millones en las ayudas directas con respecto a los 500.000 que propuso la Comisión Europea (más 250.000 millones en créditos).

El Instrumento para la Recuperación y la Resiliencia, la partida más relevante del fondo de reconstrucción, destinada a financiar reformas e inversiones, aumenta su dotación a 672.500 millones, pero el resto de programas del fondo sufren importantes recortes.

El de ciencia Horizonte Europa pasa de 13.500 a 5.000 millones; el de inversiones Invest EU, de 30.300 millones a 5.600; o el Fondo de Transición Justa para el clima, de 30.000 a 10.000 millones; mientras que el Instrumento de Solvencia propuesto por Bruselas para ayudar a empresas en problemas se ha eliminado.

Control sobre las ayudas
El acuerdo refuerza además el control sobre la concesión de ayudas directas para contentar a Holanda, que reclamaba que los países pudiesen vetar los planes de reformas e inversiones de sus socios, mientras que la Comisión Europea planteaba que se pronunciasen solo a nivel técnico.

Los países remitirán sus planes a la Comisión, y estos tendrán que ser aprobados también por una mayoría cualificada de los Veintisiete. Después, a la hora de autorizar el desembolso de cada tramo de ayuda, si un país o varios tienen dudas, podrán elevar la cuestión a una cumbre de líderes, con lo que el pago se paralizará hasta que lo hayan abordado.

Descuentos para los frugales
Por otro lado, aumentan los descuentos que tienen los frugales en su contribución al presupuesto por aportar más de lo que reciben, mientras que Alemania simplemente lo mantiene (en 3.671 millones de euros anuales). El de Holanda será de 1.921 millones de euros frente a 1.576 millones en la propuesta inicial, el de Dinamarca pasará de 197 a 377 millones, el de Austria de 237 a 565 millones y, el de Suecia, de 798 a 1.069 millones.

España contará con 140.000 millones del fondo de recuperación...
Comentarios