Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

La escalada del alquiler complica aún más el acceso de jóvenes a la vivienda

Un joven examina varios anuncios de viviendas. AEP
Un joven examina varios anuncios de viviendas. AEP

Pagar una renta media requiere más de la mitad del salario de los gallegos menores de 35 años

Dice el consejo de los expertos que el alquiler de una vivienda no debe consumir más de un 30% de los ingresos de un hogar, pero en muchos casos, si no es imposible, resulta muy complicado. Y todavía lo es más cuando los arrendamientos suben más rápido que los salarios y el mercado de trabajo sigue lastrado por el paro y la temporalidad. Que se lo digan si no a uno de los colectivos en los que el alquiler tiene más peso, el de los jóvenes, que es también de los más castigados a nivel laboral por la crisis y cuando tiene sueldo suele ser menor que el de los trabajadores con más edad. Combinado todo, después de que las rentas se abaratasen en la crisis, las subidas están complicando su acceso a la vivienda, y con ello su emancipación.

Dan idea de las dificultades los números que publicó durante varios años el Consejo de la Juventud de España, según los cuales un alquiler medio en Galicia se comería algo más de la mitad del sueldo de una persona de menos de 35 años. Eso es así porque, según el último informe —del primer semestre de 2017—, el arrendamiento de una vivienda libre rondaría los 452 euros y el salario neto por debajo de esa edad, los 9.750 al año. El resultado es que en caso de afrontar el coste de la vivienda en solitario esa factura se llevaría el 55,6% de los ingresos, mientras que en 2013 era el 44%. Cabe suponer que el porcentaje se habrá elevado en el último año con el alza de unas rentas impulsadas por el aumento de la demanda y el tirón de la vivienda vacacional.

SUBIDA. El portal Idealista, el mismo a partir del que el Consejo de la Juventud calculaba los precios, estima que al cierre del primer semestre de 2018 los alquileres se habían encarecido un 7,3% en Galicia en relación a un año antes, para prolongar el ascenso tras la caída de la crisis y superando ampliamente el repunte de los salarios, de un 1,4% en la comunidad. En un mercado con pocos datos oficiales y diversidad en los del sector, otros conocidos van en la misma línea, porque Servihabitat calculaba en marzo un alza interanual de un 6,6% y Tecnitasa la cifraba en mayo en un 7,7%.

Todos coinciden también en que la subida media en España fue aún mayor, sobre unos precios que ya eran bastante superiores. Así es que, de media, un español por debajo de los 35 años debía dedicar en 2017 el 85% de la nómina —que rondaría al año los 10.780 euros— al alquiler en caso de pagar la renta media, de unos 767. El esfuerzo todavía es mayor en las comunidades más caras, hasta el punto de que en Balears y en Cataluña el sueldo medio ni siquiera sería suficiente para abonar un arrendamiento medio. Y en Madrid quedarían apenas 10 euros para los recibos o comer todo el mes.

Frente a esos números —fruto de arrendamientos medios disparados que superan los 1.000 euros—, y pese a tener sueldos más bajos, Galicia aparece como la cuarta comunidad con el alquiler más accesible en la comparación con los salarios, aunque supere el recomendado. Basta con ver lo que el Consejo de la Juventud llama "renta máxima tolerable", la que se podría pagar sin superar el 30% del sueldo: 244 euros. En metros cuadrados el techo estaría en los 45, si es que se encuentra algo por ese precio.

El estudio constata que el alquiler es más asumible para la economía de un hogar joven —este le dedicaría de media un 29,8% de los ingresos— que para una persona sola. Y evidencia que el peso sobre el salario se reduce con la edad, al 40% entre los 30 y 34 años.

¿Y COMPRAR? El 54% de los jóvenes gallegos emancipados viven de alquiler, pero también hay la opción de comprar. Que tampoco es fácil. El Consejo de la Juventud calcula que, de media, un asalariado menor de 35 años tendría que dedicar en 2017 un 52% del sueldo para afrontar el pago inicial de una hipoteca por el 80% del precio medio de una vivienda libre. Es algo menos que en el alquiler, pero se debería haber reunido el 20% que no cubriría el préstamo. Y esos precios también están subiendo, un 0,8% en el primer trimestre según los datos del Ministerio de Fomento.

Coste de acceso a un alquiler medio (*)
Comunidad Un hogar En solitario
Balears 70,9% 136,1%
Cataluña 61,9%  115,1%
Madrid 57%  99,1%
Canarias  45,6% 84%
Andalucía 45,5% 73,7%
Murcia 44,3% 65,4%
País Vasco 43,5% 78,2%
C. Valenciana  41,3% 73,9%
Cantabria 36% 62,5%
Castilla-La Mancha 32,4% 56,2%
Castilla y León 31,6% 58,3%
Aragón 30,3% 58,5%
Navarra 30,2% 62,6%
Galicia 29,8% 55,6%
Extremadura 28,1% 48,6%
Asturias 27,1% 52%
La Rioja 26,2% 50,2%
Media española 48,3% 85,4%

(*) Es el % del salario medio de los menores de 35 años necesario para pagar el importe de un alquiler medio en cada comunidad.

La escalada del alquiler complica aún más el acceso de jóvenes a la...
Comentarios