viernes. 07.08.2020 |
El tiempo
viernes. 07.08.2020
El tiempo

"Endesa busca inversores para que se instalen en As Pontes"

Miguel Temboury Molina. EP
Miguel Temboury Molina. EP
El ocaso del carbón se consumará en Galicia a mediados de 2021 con el cierre de la térmica de As Pontes. Con el Plan Futur-e, Endesa trabaja para mitigar el impacto con el desarrollo eólico, un concurso de proyectos para revitalizar el emplazamiento y la recolocación de trabajadores

AMORTIGUAR el impacto económico de la transición a las renovables es el objetivo del plan Futur-e que Endesa ha trazado para As Pontes. Los frutos de este programa ya son palpables en Andorra (Teruel) y Compostilla, en el Bierzo, donde la energética ya ha echado el cierre a sus térmicas. Mientras, en el primer caso, Endesa desarrollará 1.585 megavatios (MW) solares, 140 MW eólicos y 160 de baterías en el terreno de la planta y su entorno; en León, estudia implantar renovables en un perímetro de 75 kilómetros y analiza con las administraciones ocho proyectos industriales para la zona.

Endesa va a ejecutar una segunda tanda de pruebas de biocombustibles en As Pontes. ¿Cuándo sabrán si el uso de esta materia goza de viabilidad ambiental y económica?

Tenemos un compromiso rotundo con estas pruebas y estamos dispuestos a retirar la solicitud de cierre si logramos hacer viable la central. Se harán unas pruebas de aproximación con las dos mezclas acordadas en enero. Serán en julio o agosto y durarán dos o tres días para cada mezcla. Luego, se harán las pruebas a fondo, que precisan cinco jornadas de combustión, dos de enfriamiento de caldera y un día de recogida de escorias. La central está operando por el mercado de restricciones y no sabemos con certeza cuándo se convocará para poder hacer las pruebas a fondo. Una vez terminadas, los resultados serán analizados por el comité técnico formado por el Inega, el Idae y Endesa durante tres semanas. Es previsible que eso sea a primeros de septiembre.

¿Qué tipo de biocombustibles se han testado ya y cuáles serán objeto de las nuevas pruebas?

En noviembre, se realizó una prueba con un 60% carbón subbituminoso, un 15% de orujillo y un 25% de lodo. Lamentablemente, el coste variable total de esta mezcla era casi el mismo que el de operar solo con carbón, lo que dejó a la central fuera de mercado desde abril de 2019 al alcanzar los 15 euros por MWh, por encima del de los ciclos combinados de gas. En enero, Xunta, Ministerio para la Transición Ecológica, Ayuntamiento, sindicatos y Endesa acordaron probar dos mezclas. Una con un 25% de carbón bituminoso, un 25% de subbituminoso y un 50% de lodos con 25% humedad. La segunda, con un 50% de carbón subbituminoso e igual porcentaje de lodos con 25% de humedad. Se acordó hacer pruebas con mezclas con menor porcentaje en masa del compost en el mix en base a tomar conciencia, ver la viabilidad de la combustión y la compatibilidad con los equipos de la central. Cerramos acuerdos para la compra de 20.000 toneladas de biocombustible de la empresa Agroamb y 8.000 toneladas de carbón bituminoso kazajo, lo que entrañó un gasto de 900.000 euros.

"Nuestro compromiso con las pruebas de biocombustible es rotundo; estamos dispuestos a retirar el cierre si la planta es viable"

¿Se analizan proyectos de instituciones públicas o empresas para desarrollar en la localización de la central?

Sí, es un plan B’ por si los biocombustibles no dan resultados satisfactorios. Para ganar tiempo se ha puesto en marcha una búsqueda de posibles interesados en el emplazamiento. Contactamos empresas e inversores internacionales, nacionales, gallegos y locales. Endesa contrató a un equipo consultor especializado en procesos de revitalización industrial.

¿Hay interés?

Creemos que sí. Es un emplazamiento único en muchos aspectos, con 70 hectáreas de las cuales 17 tienen disponibilidad inmediata. Hay conexión directa a la autopista, agua, gas y electricidad. Es idóneo para actividades industriales, y hay posibilidad de espacio adicional para importación y exportación en el puerto de Ferrol. Es un emplazamiento de interés para la industria papelera y maderera, para logística o economía circular.

¿Las administraciones participarán en la selección de proyectos?

Es la idea. En el concurso de Compostilla (León), que está más avanzado, se acaba de constituir la comisión que evaluará las propuestas vinculantes recibidas el 30 de junio. Están la Junta de Castilla y León, el Ministerio para la Transición Ecológica, los ayuntamientos afectados, la Universidad de León y Endesa.

¿Habrá incentivos para impulsar esos posibles proyectos industriales?

Las empresas que se instalen podrán beneficiarse de ayudas públicas a varios niveles. De un lado, la UE trabaja en el Fondo de Transición Justa y todo indica que estará disponible en 2021. La propuesta es que España reciba 1.800 millones de este instrumento, que financiará inversiones en el despliegue de tecnologías e infraestructuras para una energía limpia; la regeneración y descontaminación de emplazamientos, y la mejora de las capacidades y el reciclaje profesional de trabajadores, entre otros aspectos. También hay ayudas estatales y la Xunta, por su parte, solicitó la inclusión de As Pontes y Meirama en la línea de ayudas para municipios mineros que ha lanzado a consulta pública el Gobierno central, que también plantea que los fondos Idaepuedan priorizar zonas de transición justa.

"Estamos en contacto con varios fabricantes de componentes eólicos en Galicia para presentarles nuestro plan de inversión"

¿Desarrollarán megavatios renovables para remplazar los térmicos?

Estudiamos la viabilidad de proyectos de renovables. Son todos parques eólicos, porque el viento es el recurso en el que Galicia compite mejor.

¿Dónde se implantará esa nueva potencia y cuál es el calendario?

Endesa ya opera 22 parques eólicos en Galicia, que suman 510 MW. Nuestro interés es reforzar sensiblemente esa capacidad aprovechando la subestación de As Pontes para parques en un radio de 40 kilómetros de la central. La previsión es que el grueso se construya entre 2023 y 2025, con un impulso destacado de la generación de empleo. Es parte del Plan Futur-e, que analiza sustituir la potencia térmica por una potencia renovable similar.

¿El compromiso con Galicia podría incluir la fabricación en la comunidad de los componentes eólicos?

El volumen de la cartera de proyectos justifica la presencia de industrias de fabricación de bienes de equipo en Galicia, donde ya hay un tejido industrial importante. Estamos en contacto con varios fabricantes para presentarles el plan de inversión y promover su interés por mantener la fabricación de componentes eólicos en Galicia.

"Endesa busca inversores para que se instalen en As Pontes"
Comentarios