Domingo. 19.05.2019 |
El tiempo
Domingo. 19.05.2019
El tiempo

El Popular plantea 450 bajas en Galicia, fusión de oficinas y aperturas parciales en el rural

Oficina del Banco Pastor
Oficina del Banco Pastor
Los sindicatos, molestos "por las formas" de la entidad, advierten de la singularidad de la empresa en Galicia, donde opera con la marca Pastor

La reestructuración de personal anunciada por el Banco Popular, que prevé prescindir de hasta 3.000 personas, dejará sin trabajo a unos 450 trabajadores de la entidad en Galicia, según ha planteado en su reunión de este martes con los sindicatos. Es decir, que el 15% de ese brutal ajuste de personal se llevará a cabo en la comunidad.

Si se materializa la marcha de ese casi medio millar de empleados gallegos, supondrá la salida del 25% de la plantilla en Galicia, compuesta en la actualidad por casi 1.800 efectivos—1.796 según los números de la entidad a 31 de marzo—. De ese total, algo menos de 1.300 desempeñan su labor en oficinas del Pastor y algo más de 500 en las del Popular.

La empresa, que prevé el cierre de unas 300 oficinas en toda España, ha evitado dar cifras territorializadas a las centrales. En Galicia, Popular-Pastor cuenta con 259 sucursales, unas 30 de Popular y más de 225 de Pastor. 


En 2012 la plantilla gallega "ya sufrió un proceso de reestructuración" que supuso 800 bajas entre prejubilaciones y traslados a Madrid


En declaraciones a Europa Press, los representantes sindicales que han acudido este martes a la cita en Madrid se han mostrado molestos con la forma de proceder de la compañía, por la comunicación pública a los medios "cuando aún estaba la mesa sentada". "Es una falta de respeto a los trabajadores", ha censurado Gladis Afonso, de CIG-Banca, mayoritaria en el Banco Pastor. Esta portavoz ha recordado que con la integración de ambas entidades, en 2012, la plantilla gallega "ya sufrió un proceso de reestructuración", que ha cifrado en 800 bajas entre prejubilaciones —unas 400— y traslados a Madrid —otros 400—.

NUEVA REUNIÓN. En cuatro años, "volverse a someter a este proceso es bastante fuerte", ha advertido, antes de comentar que por ahora está "todo en el aire" puesto que la dirección y las centrales solo han iniciado el periodo de consultas previo al inicio formal de las negociaciones de este despido colectivo. Así las cosas, el viernes vuelven a estar citados y el miércoles que viene será el último encuentro antes de que arranque el plazo previsto por la ley para este tipo de procesos. El banco quiere que el 31 de diciembre "ya esté hecho", según Afonso.


Los sindicatos calculan que a las prejubilaciones podrían optar tan solo unos 250 trabajadores gallegos, que son los que tienen más de 59 años


Las organizaciones sindicales lamentan el desconocimiento de cómo se va a acometer la reestructuración: si habrá prejubilaciones, qué número, y de qué forma se producirán el resto de bajas. Achacan a la dirección "falta de sensibilidad" ante una noticia que afecta a 3.000 familias.

Sobre la primera de las vías,  la del retiro anticipado, la responsable de CC.OO. en Popular y en Pastor en Galicia, Carmen Peteiro, ha cuantificado en unas 250 personas —unas 160 en el primero y unas 93 en el segundo— las que podrían optar a ella, al tener más de 59 años, pero se ha preguntado: "¿Y las otras 200?".

En este sentido, ha hecho hincapié en que, según avancen la negociación, lo relevante va a ser el grado de "voluntariedad" que introduzca la entidad. "Todo lo que se trate de despidos tendría una valoración tremendamente negativa por nuestra parte", ha avisado.


"Nunca hubo un despido colectivo", ni en Popular ni en Pastor, por lo que trabajadores y empresa se enfrentan a un proceso nuevo


Con todo, ha destacado que a partir de este momento se enfrentan, trabajadores y empresa, a un proceso "nuevo" que "nunca" han afrontado, ya que "nunca hubo un despido colectivo" ni en Popular ni en Pastor

Por su parte, Javier Castro, responsable del sector financiero de UGT, ha esperado poder contar en adelante con información concreta sobre los planes de la entidad para el cierre de oficinas, y en qué núcleos se producirá.  En cualquier caso, ve "muy lejos de lo coherente" la cuantía de 3.000 trabajadores afectados en toda España y unos 450 en Galicia. "Es desproporcionado", ha afirmado.

Gladis Afonso, por parte de la CIG, ha señalado que "hay que tener en cuenta que si la empresa mantiene la marca Pastor es porque es rentable", y ha informado de que la central nacionalista prevé convocar a una asamblea a los trabajadores "en los primeros días de la semana que viene". "No vamos a firmar sin más", ya adelanta, al asegurar que "aquí hay responsables" y que "no es de recibo" que un consejero delegado se haya ido con una indemnización de 5,9 millones de euros. "Hacen recaer todo el peso sobre los trabajadores", ha criticado.

FUSIONES Y APERTURAS PARCIALES. Además, indica que el banco trasladó que su idea para Galicia en cuanto a cierre de red es la de fusionar oficinas del Pastor y Popular por su proximidad geográfica o aperturas "parciales" en el rural, de modo que una oficina esté operativa de mañana o de tarde o solo determinados días de la semana. Carmen Peteiro, de CC OO, remarca también la "singularidad" de Galicia, porque Pastor en esta comunidad es, según subraya, "preponderante".

El Popular plantea 450 bajas en Galicia, fusión de oficinas y...
Comentarios