Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

LO QUE PARECE QUE LAS MÁQUINAS TARDARÁN AL MENOS ALGUNOS AÑOS EN HACER

El futuro anuncia nuevas profesiones, el declive de otras y cambios en casi todas

Un robot prepara un cóctel en un bar en Alemania
Un robot prepara un cóctel en un bar en Alemania
Los expertos sitúan las tecnologías de la información, la sanidad o la energía entre las áreas con potencial para crear empleo. Mientras la automatización siembra dudas sobre miles de trabajos

Dicen que ocho de cada diez jóvenes de entre 20 y 30 años tendrán trabajos relacionados con el entorno digital, y que muchos aún no existen. Y es que la tecnología lo está cambiando todo tanto que la 'futurología' apunta a que en las próximas décadas habrá que ampliar la lista de profesiones y hasta incluir las de cirujano de aumento de memoria, optimizador del tráfico de drones o policía del clima. Así es que nacerán miles de nuevos empleos en el mundo, pero también desaparecerán millares 'usurpados' por máquinas. Ni siquiera buena parte de los que permanezcan serán iguales.

Es el panorama que se dibuja con los estudios que tratan de adelantarse al futuro de un mercado laboral al que, sin recuperarse de las heridas de la crisis, le toca afrontar un tiempo en el que todo se mueve tan rápido que se habla de la cuarta revolución industrial y lo difícil es seguir el paso. Aunque, según dicen los expertos, parte de lo que va a venir ya está aquí.

¿Dónde habrá en los próximos años más opciones laborales?

La empresa de recursos humanos Adecco trajo esta semana a una jornada en Santiago un informe que identifica cuatro áreas que estarán al frente de la creación de empleo en los próximos cinco o diez años: la tecnología e I+D+i —sobre todo en las ramas de la información y la comunicación (TIC), ecommerce y biotecnología—; la salud y el bienestar; la energía, y el turismo y el ocio. Eso sí, hay que tener en cuenta que "los sectores cada vez están menos definidos" y que en realidad "la tecnología ya afecta a todos", como apunta Margarita Álvarez, directora de Márketing y Comunicación de la firma.

Por eso, RedEmprendia, que une a 28 universidades de ocho países —incluida la de Santiago— para promover la innovación y el emprendimiento, cree que los sectores que pueden ofrecer más oportunidades en el futuro inmediato son aquellos en los que las TIC permitan "ir máis alá de facer mellor o que xa se fai, facendo o que ata agora nin se tiña imaxinado". Así que pueden ser "ocio ou saúde, por exemplo", apunta el director general de la organización, Senén Barro, quien constata que la mayor parte de las nuevas iniciativas empresariales que nacen de las universidades ya están relacionadas con las TIC.

¿Y cuáles serán las profesiones?

Identificadas las áreas en las que se augura más potencial, para buscar las profesiones con buenas perspectivas de empleo Margarita Álvarez habla de "perfiles" y destaca los tecnológicos, los de márketing y ventas y algunos dedicados a "humanidades", desde psicólogos a profesionales del coaching. Por eso en muchas listas de ocupaciones con futuro, y ya con presente, aparecen las de expertos en big data —la explotación de cantidades ingentes de datos para convertirlos en información útil para la empresa—, en seguridad informática, en 3D, en márketing digital o en algunas especialidades sanitarias.

Pero hay más, porque no dejan de ‘inventarse’ profesiones y Barro ve en el horizonte las de especialista en robots de servicio, en computación cuántica o en finanzas en bitcoins. Se pueden sumar decenas de oficios con estudios como uno de la consultora Fast Future, que al mirar a 2030 incluye los de fabricante de partes del cuerpo, administrador de bienestar para personas mayores o agricultor vertical.

¿Cuáles son las ocupaciones que tienen menos futuro?

Aparecen en posición destacada en esa lista "aquellas en las que la parte humana es más fácil de sustituir por la robótica", según Álvarez. Puestos a identificarlas, un estudio manejado por el Círculo de Empresarios de Galicia sitúa entre las ocupaciones que se verán más afectadas por la automatización las de cajeros, contables, pasantes o empaquetadores, entre otras.

Y es que la tecnología da y quita. A partir de ahí, lo más difícil es calcular cuántos puestos se perderán y cuántos se pueden ganar. Así, Álvarez subraya que "lo visto en todas las revoluciones es que acabamos encontrando un equilibrio", mientras Senén Barro ve "evidencias que apuntan a que serán eliminados moitos máis empregos que os que se crearán como consecuencia da automatización". Incide, de hecho, en que actividades que requieren un conocimiento "importante" ya son "realizadas ou realizables" por máquinas. ¿Un ejemplo? La elaboración de informes económicos especializados.

Si se trata de augurar números al saldo en el mercado laboral, de momento lo que hay son estimaciones como la del Foro Económico Mundial, que apunta que se pueden perder 7 millones de empleos en el planeta en cinco años y que se crearán 2 millones en computación, ingeniería, arquitectura o matemáticas. La Universidad de Oxford, mientras, calcula que en menos de 20 años un 47% de los trabajos de cualificación media de EE.UU. podrían estar automatizados.

¿Y cómo se trabajará?

El futuro anuncia todavía más cambios en el mercado laboral, en el que, por ejemplo, la opción de emprender ya está ganando terreno, como apunta RedEmprendia. Pero, además, y como destaca Álvarez, a los trabajadores les toca acostumbrarse a "unas reglas de juego nuevas". Por ejemplo, "al hecho de que en las empresas cada vez se trabaje más por proyectos, de que la rotación sea más habitual o de que algunas firmas tengan una flexibilidad amplia" a nivel de jornada, algo que se extenderá.

Además, "cada vez tenemos que ser más capaces de aprender de cosas que nunca hubiésemos pensado que sabríamos". La directora de Márketing de Adecco cree, de hecho, que la capacidad de "aprender constantemente" es vital en el mercado laboral. Junto a eso, las habilidades más requeridas se centran en la gestión de cambios, la flexibilidad y la comunicación.

Eso es válido para el presente y para el futuro inmediato. Y es que "muchas cosas que pensamos que van a ocurrir ya ocurren hoy".

El futuro anuncia nuevas profesiones, el declive de otras y cambios...
Comentarios