jueves. 26.05.2022 |
El tiempo
jueves. 26.05.2022
El tiempo

El BES aplaza la publicación de sus resultados al 30 de julio

El Banco Espírito Santo (BES) comunicó hoy su decisión de aplazar la publicación de sus resultados del 25 al 30 de julio, un anuncio que se produce en medio de la crisis que atraviesa el grupo empresarial del que forma parte.

Así lo informó la entidad financiera en un escueto comunicado enviado al regulador bursátil luso.

Analistas portugueses relacionaron este retraso con la necesidad de calcular con exactitud las potenciales pérdidas del banco con los créditos concedidos a otras empresas del grupo que corren el riesgo de declararse en insolvencia.

En una estimación preliminar, el BES cifró en 1.180 millones de euros su exposición al Grupo Espírito Santo, y recordó que cuenta con un "colchón" de 2.100 millones de euros gracias a sus recientes ampliaciones de capital.

Hoy mismo, la división de inversión del Citibank advertía de que esa exposición podía elevarse hasta los 2.100 millones de euros y alertaba de que a esa cantidad debían sumarse las posibles pérdidas asociadas a la filial del BES en Angola, que pueden ir hasta los 2.700 millones de euros.

Medios lusos ya avanzaron, sin embargo, que el propio jefe de Estado angoleño, José Eduardo dos Santos, firmó una garantía para proteger al BES de esta exposición.

También hoy, los analistas del Banco Portugués de Inversión (BPI) pronosticaron que el BES presentará unas pérdidas de 179 millones de euros durante los seis primeros meses del ejercicio, "sin incluir" los potenciales perjuicios por los préstamos concedidos a otras compañías del grupo.

El conglomerado empresarial propiedad de la familia Espírito Santo -una de las más influyentes del país y con varios multimillonarios entre sus miembros- atraviesa por un período turbulento, a la espera de conocer qué compañías se declaran en insolvencia.

La preocupación es extensiva a todo Portugal, cuyas principales autoridades admiten que esta crisis en el emporio familiar tendrá impacto en la economía lusa, que se prevé regrese al crecimiento este año después de tres ejercicios consecutivos en recesión.

Estas mismas autoridades, no obstante, garantizan que los problemas del grupo no supondrán la quiebra del BES, a la que consideran una entidad solvente.

El BES aplaza la publicación de sus resultados al 30 de julio
Comentarios