jueves. 13.08.2020 |
El tiempo
jueves. 13.08.2020
El tiempo

E-NCONTROS DEL GRUPO EL PROGRESO

Carmen Lence: "Hemos cambiado de filosofía; el ganadero es nuestro socio"

Carmen Lence, antes del foro. VICTORIA RODRÍGUEZ
Carmen Lence, antes del foro. VICTORIA RODRÍGUEZ
La CEO del Grupo Leche Río incide en que toca "gestionar los rebrotes" para evitar un segundo confinamiento que lastraría la economía

"Pasión y responsabilidad". Son las dos premisas que llevaron a Carmen Lence Ferreiro (Lugo, 1970) a aparcar su trabajo y la vida que tenía en Boston con su marido y sus dos hijos, de 13 y 11 años, para regresar a Lugo y tomar las riendas de Grupo Leche Río tras el fallecimiento de su padre en abril de 2019. Experta en desarrollo de liderazgo y creación de equipos altamente efectivos, formada y con una profusa trayectoria profesional en coaching ejecutivo desarrollada en Asia, Europa y Estados Unidos, donde ejerció como profesora en la prestigiosa Universidad de Berkley, la CEO encabeza "un cambio de cultura" en el negocio familiar

Convencida de que la clave del éxito en la dirección de este tipo de empresas —que sostienen en Galicia el 86% del empleo y son responsables del 85% de la riqueza generada cada año— reside en rodearse de un equipo de profesionales experimentados y saber "hacer buenas preguntas, escuchar y discernir la buena y mala información" para tomar decisiones acertadas, la ejecutiva protagonizó este miércoles la tercera edición de los E-ncontros organizados por el Grupo El Progreso.

Ante un sector lácteo al que augura "un gran futuro" en un escenario en el que la producción está en máximos históricos y el número de granjas se ha reducido por debajo de las 7.000 como consecuencia de la profesionalización, Lence destaca que el Grupo Leche Río ha operado "un cambio de filosofía" en el área de compras. "Ahora pensamos en el ganadero como nuestro socio, y queremos ayudarlo a mejorar su empresa, porque lo bueno para él es lo bueno para nosotros", explicó durante el foro moderado por el director de El Progreso, Alfonso Riveiro. Los esfuerzos se concentran en apoyar a las explotaciones en la consecución de la certificación de bienestar animal y la siguiente fase será guiarlos para ganar eficiencia e implantar la economía circular. 

"Como empresa familiar, una de las ventajas es que tomamos decisiones muy rápido; no pasamos por 50 gerentes", señala

La compañía —la única gallega entre los primeros diez grupos lácteos de España— pone en valor su decisión de mantener los precios que abona a los ganaderos. Su estrategia se desmarca de otras empresas "que están intentando renegociar" a la baja los contratos a un año en un momento en el que la caída de las exportaciones debido al Covid-19 está alentando un abaratamiento de las materias primas que inciden en la fijación de los precios de la leche. 

Anclado en una comunidad de la que sale el 40% de la leche que se produce en España y que es la octava región europea por producción, el grupo refrenda su apuesta por Galicia y por "cuidar al ganadero". En el centro, la convicción de la CEO de que el medio rural "es fundamental" y urge dotarlo de "servicios" para que sea atractivo para fijar población y que el emprendimiento germine. 

Alfonso Riveiro y Carmen Lence. VICTORIA RODRÍGUEZ

SEGUNDA RECLUSIÓN. Retransmitido en directo a través de las webs de El Progreso y Diario de Pontevedra, el evento también sirvió para abordar las perspectivas económicas. Ante pronósticos como el de la patronal CEOE, que indica que si en otoño se impone una segunda reclusión el PIB español podría contraerse hasta un 15,5% en 2020, la también presidenta de Grupo Lence Torres se muestra tajante al rechazar que se imponga un nuevo parón. "Tendremos que acostumbrarnos a vivir con el virus hasta que tengamos la vacuna y deberemos gerenciar los rebrotes, pero no podemos cerrar la economía", recalcó, para añadir que si la actividad se detiene también se producirá "un impacto en la salud de la gente". 

Con todo, Lence se muestra optimista ante el desarrollo de tratamientos y confía en que hayamos "pasado lo peor". Casada con un ejecutivo de una multinacional farmacéutica, incide en que en Estados Unidos "hay varias compañías produciendo la vacuna a riesgo", esto es, que ya las están fabricando pese a que aún están en fase de prueba para poder sacarlas al mercado cuanto antes una vez que su uso sea aprobado por las autoridades sanitarias. 

Lence: "Habrá que aprender a gerenciar los rebrotes; pero no podemos volver a cerrar la economía"

A nivel laboral, volviendo la vista a los meses del estado de alarma, la consejera delegada destaca que los expedientes de regulación temporal de empleo han supuesto "un balón de oxígeno" para autónomos y empresas, y también destaca la implantación exitosa del teletrabajo en la compañía. "No podíamos ir a las plantas [el grupo tiene cuatro envasadoras], pero las teleconferencias incluso nos permitieron conocernos como personas y no solo en nuestro rol del trabajo". 

Ante una crisis que ha dejado a muchas familias en la cuneta, la empresaria lucense avala la pertinencia de instaurar el ingreso mínimo vital, aunque incide en que las ayudas deben ser "puntuales". A su juicio, en manos de las administraciones está facilitar a la población la opción de "ganarse la vida con un trabajo digno", fomentando la promoción personal y profesional, en lugar de propiciar que la picaresca lleve a subsistir a base de "subvenciones del Estado".

MUJER EN LA EMPRESA. Mujer en un sector que ha pasado de estar monopolizado por los hombres a abrirse al liderazgo femenino, Carmen Lence avala la necesidad de contar con un sistema de cuotas en los consejos de administración en España para conseguir equilibrar la balanza. Y más cuando existen estudios que refrendan que "tendemos a contratar a gente como nosotros", de tal modo que, ante candidatos con igual experiencia, un directivo tenderá a "elegir a un hombre" en lugar de a una profesional. 

"Mi padre dejó una sombra muy larga; yo era una desconocida y me he ido ganando la confianza de ganaderos, empleados y clientes", dice

Con una fuerte mentalidad de cambio y muy cercana en el trato, la ejecutiva ha ido poco a poco abriéndose paso en la industria láctea, en la que su progenitor, Jesús Lence, dejó "una sombra muy larga". "Yo era una desconocida y, trabajando, me he ido ganando la confianza de ganaderos, empleados y clientes", constata. 

Carmen Lence, antes del foro. VICTORIA RODRÍGUEZ

EMPRESA FAMILIAR. Conocedora de las ventajas e inconvenientes que comporta la gestión de una empresa familiar, sitúa entre las fortalezas el hecho de que se trata de negocios que "miran a largo plazo" y tienen por bandera "el compromiso con la tierra" en la que están asentadas. Como prueba de ese arraigo, destaca que tanto Inditex como Hijos de Rivera optaron por no aplicar ningún Erte pese a ver desplomarse su facturación con el coronarvirus. También ve clave la tendencia a capitalizar los beneficios para hacer frente a las crisis con recursos propios y así evitar el sobreendeudamiento. "La empresa familiar siempre tiende a pensar de una forma más humana", concluye. 

La ejecutiva revalida la apuesta por el Breogán

Preguntada por uno de los asistentes al foro virtual por el futuro de las actividades de mecenazgo deportivo de la empresa, la primera espada del Grupo Leche Río revalidó la apuesta por el Breogán. Recordó que aunque su padre y predecesor al frente del negocio familiar "no era un gran deportista", respaldaba al club de baloncesto, "porque apoyaba lo que es importante para Lugo".   

Además de su papel como patrocinador, el grupo destaca la inversión que realizó en la ampliación de capital acometida el año pasado. "Ahora tenemos un consejo de administración que realmente veo implicado y que está ahí por las razones correctas, porque quiere que el Breogán triunfe", indicó Carmen Lence.  

En cuanto al futuro de las estaciones de servicio del holding, que operan casi todas como franquicias de Repsol, la empresaria avanzó que la intención es instalar una gasinera, dado que "el futuro está en las renovables". La ejecutiva también ha llevado el cambio al grupo hotelero, renovando el modelo de negocio y dando formación al personal. 

Confinamiento, lejos de su familia
Tras pasar el confinamiento alejada de su marido y sus hijos, afincados en Boston, debido al cierre del espacio aéreo por la pandemia, la CEO de Grupo Leche Río ha conseguido al fin reagrupar a su familia en Lugo. "Han sido meses intensos a nivel profesional y personal", admite Carmen Lence, que destaca que sus vástagos han demostrado ser "fuertes e independientes".  

Trayectoria
Tras compaginar sus estudios de Empresariales en Lugo con el trabajo en el negocio que fundó su padre, convencida de que para crecer precisaba labrarse su propia carrera, hace 25 años dejó la empresa para formarse en la Universidad de Lincolnshire, en Gran Bretaña. Tras regresar para hacerse cargo del área comercial cuando su padre ultimaba la compra de Leyma, en 2005 volvió a irse para seguir a su marido, destinado a Tokio, Basilea, San Francisco, Atenas, Milán y, por último, a Boston, donde amplió sus estudios y trabajó como consultora. 


"Mi padre era extraordinario negociando; su cabeza era un ordenador, pero le costaba delegar"

Hija del que fue uno de los referentes del sector lácteo gallego —que con 25 años plantó la semilla del que ahora es un conglomerado empresarial al levantar una gasolinera en O Corgo—, Carmen Lence afirma sentirse "orgullosa" del legado de su progenitor. "Me honra que hubiese confiado en mí, porque podía vender", explica la presidenta de Grupo Lence Torres, el holding que agrupa los negocios familiares, que se extienden al transporte, la hostelería y las estaciones de servicio

De la experiencia que se forjó al trabajar codo con codo con Jesús Lence recuerda haber "aprendido muchísimo", aunque como todo en la vida, tuvo sus contrapartidas por el carácter "autócrata" de su predecesor. "Era una persona extraordinaria negociando, ojalá yo fuera la mitad de buena que él. Tenía los números en la cabeza, que era como un ordenador, pero le costaba delegar", admite la CEO de Grupo Leche Río.

Fue por ello por lo que en 2005 optó por seguir a su marido a Japón al "sentir que no aprendía tanto" como debería en la compañía. En el país asiático aprovechó su bagaje y la experiencia adquirida en la Asociación Gallega de la Empresa Familiar para formarse como consultora y así "ayudar" a los negocios gestionados por sagas "a ser mejores".  

Respecto al futuro de sus hijos en el grupo, tiene claro que, aunque le gustaría que la sucedan, no se lo impondrá, sino que les inculcará que deben ser "unos dueños responsables, que sepan pedir cuentas, información y cuidar de su patrimonio". 

PATROCINADORES. Con un éxito notable de seguimiento, esta tercera edición de los E-ncontros contó con el patrocinio de la compañía lucense Frisaqués, Caixa Rural Galega y el Centro de Estudios Superiores Universitarios de Galicia (Cesuga).

Foro de Carmen Lence. VICTORIA RODRÍGUEZ

Alimentos funcionales y más exportación, el futuro de Leche Río
Con sendas plantas de envasado en Arteixo y A Veiga de Anzós (Láncara) y otras dos en Lugo (Ceao I y Ceao II), Grupo Leche Río envasa unos 750.000 litros de oro blanco a diario, que recoge en 430 granjas de la comunidad. Su facturación ronda los 135 millones de euros anuales y sostiene 230 empleos. Con las miras puestas en conseguir aupar la compañía del noveno al quinto puesto del ranking español del sector lechero, la consejera delegada busca incrementar las exportaciones y desarrollar productos con valor añadido. "Me gustaría ganar más para pagar más a ganaderos y empleados", sostiene Carmen Lence. 

Artífice de marcas como Río, Leyma, Río Hostelería, Cremosita, Solar de Galicia o Gallega, hoy el grupo se centra en la producción de leche, batidos, nata y queso. Los trabajos ya están en marcha para sacar al mercado alimentos funcionales con el oro blanco como base. "El enfoque es mejorar la salud, desarrollar alimentos que tengan un aporte extra, como puede ser reforzar el sistema inmunitario", explicó Lence en el foro E-ncontros.  

Este es el objetivo que sigue a la apuesta de la ejecutiva por "reforzar" las enseñas principales de la casa: Leyma y Río, en lugar de las marcas blancas. 

Después de la "montaña rusa" que supuso el coronavirus en la cifra de ventas, otro pilar de la estrategia es la internacionalización. Hoy, los productos de Leche Río llegan a Mauritania, Libia, China, República Dominicana, Portugal, Francia y Alemania y ya suponen el 12% de la cifra de negocio. Incluso han contratado a un profesional cuyo cometido es "abrir mercados". 

Carmen Lence: "Hemos cambiado de filosofía; el ganadero es nuestro...
Comentarios