Caja Madrid y Bancaja crearán la mayor caja del Estado

Caja Madrid acordó este jueves iniciar los trámites para incluir a Bancaja dentro de la alianza promovida ya por la entidad madrileña junto a cinco cajas de menor tamaño, con la que se creará un grupo financiero líder del sector, por delante de La Caixa, con cerca de 340.000 millones de euros en activos. También Bancaja ha aprobado el principio de acuerdo en un consejo de administración extraordinario también celebrado este jueves.

El Sistema Institucional de Protección que se llevará a cabo contará también con la Insular de Canarias, Caixa Laietana, y las cajas de Ávila, Segovia y La Rioja. Para llevar a cabo la 'fusión fría' entre las siete cajas, que contaría con el beneplácito del Banco de España, se pedirán 4.500 millones de euros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Así, la sede operativa de esta nueva entidad estará en Madrid, mientras que Valencia albergará la sede social y la dirección de empresas participadas del nuevo grupo financiero, que con un volumen de negocio de 376.000 millones superará al Banco Santander y al BBVA, aunque quedará detrás de estas dos entidades por volumen de activos.

Presidencia para Rodrigo Rato

Se da por hecho que el nuevo grupo estará presidido por el máximo responsable de Caja Madrid, Rodrigo Rato, mientras que su homólogo en Bancaja, José Luis Olivas, ocupará la vicepresidencia, aunque en la comunicación a la CNMV no se han concretado los nombres.

La unión de cajas tendrá que durar al menos 10 años, el plazo mínimo que establece la ley, y el nuevo grupo resultante, que estará participado por todas las cajas, aglutinará el 100% del resultado de todas ellas. No obstante, cada entidad mantendrá la titularidad y la gestión de las oficinas de negocio bancario minorista ubicadas en sus territorios de origen, así como su personalidad jurídica, órganos de gobierno y competencias de gestión sobre sus obras sociales.

Por su parte, el Sindicat Autònom de Treballadors d'Estalvi (SATE), el de mayor representación en Bancaja con el 43,26%, ha emitido un ''voto negativo condicionado'' a la fusión mediante un Sistema Institucional de Protección (SIP) con Caja Madrid, a la espera de la firma de un acuerdo laboral, que se convertirá en positivo ''cuando se firme un acuerdo laboral apoyado por una amplia mayoría de la representación sindical y en función de la reorganización de la entidad resultante''.

Comentarios