viernes. 07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo

"Cada vez es menor la inversión que exige una instalación fotovoltaica"

V FORO DE ENERGÍA


03 SEPTIEMBRE 2020
FOTO: ALBERTO MARTÍN ESCUDERO
Fernando Romero (Guipúzcoa, 1982). EP
Dio el salto de la banca a las renovables con la creación en 2007 de una firma que hoy lidera desde Barro la instalación de paneles solares para autoconsumo en empresas en España

EL REFRÁN que dice que ‘en casa del herrero, cuchillo de palo’ no es aplicable a Fernando Romero, pues en su vivienda cuenta con un sistema de autoconsumo aislado con baterías que le da "total independencia de la red eléctrica". El empresario asegura que es una opción "factible para cualquiera". El coste es de unos 8.000 euros, pero "se compensa con los ahorros".

¿Cómo definiría el momento en el que está la empresa que fundó?
Estamos en una etapa de crecimiento exponencial desde 2018, incrementando el volumen de obras y las cifras de facturación año tras año. Llevamos más de una década ejecutando proyectos fotovoltaicos para empresas de todos los sectores y tamaños en todo el ámbito nacional, ostentando una cuota de mercado superior al 60%.

Entre los últimos clientes están compañías como Estrella Galicia, Iberconsa o Froiz. ¿Se puede decir que hay un ‘boom’ en la instalación de placas solares en la industria?
Así es. La derogación del impuesto al sol y la aprobación del real decreto que regula el autoconsumo han favorecido su despegue en España. El contexto es favorable para las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico, no solo entre empresas, también a nivel particular. Las compañías saben que, si quieren ganar competitividad, una de las medidas más eficaces es la reducción de costes, y el consumo energético es de los gastos más altos que deben afrontar. La solar fotovoltaica evita que las empresas estén sometidas a la variabilidad del precio de la energía. Además, tienen obligación de reducir su impacto en el medio ambiente.

¿Para qué tipo de negocios puede ser una gran opción el autoconsumo?
Todos son susceptibles de beneficiarse, aunque está especialmente indicado para empresas con alto consumo energético, como las electrointensivas. También es una opción muy recurrente en el sector primario: bodegas, granjas, etc.

¿Qué inversión requiere una instalación y qué ahorro se obtiene?
La inversión depende de la potencia a instalar, pero cada vez es menor. La maduración de las tecnologías ha provocado la caída de los precios de los componentes fotovoltaicos. Los plazos de amortización, por lo tanto, también se reducen, situándose en torno a los 4-6 años. Además, existen vías de financiación para realizar la instalación sin que la tesorería de la empresa se vea afectada, como subvenciones, renting o acuerdos de compraventa de energía a largo plazo (PPA). El ahorro energético se sitúa, de media, en torno al 40- 60% de la factura eléctrica anual.

En 2008 éramos tres personas en plantilla y hoy superamos las 70. No hemos pensado nunca en movernos de Galicia

¿Quedan aún trabas normativas que dificultan el despegue del sector?
El real decreto de 2019 introdujo cosas positivas, como la regulación de las modalidades de autoconsumo y la simplificación de trámites para algunas instalaciones, sobre todo las domésticas, pero hay que seguir reglamentando para corregir errores y promover mejoras que beneficien a las empresas que operamos en el sector y promuevan realmente la generación distribuida. Su esencia es que todos podamos beneficiarnos por cercanía de consumo, que las instalaciones puedan volcar sus excedentes y que esto sea un eje del cambio de modelo energético. Es necesario que la modalidad con excedentes sea más simple y ágil, y que haya homogeneidad de normas a nivel autonómico. Seguimos por detrás de otros países europeos menos beneficiados por el recurso solar, como Alemania.

En paralelo a la línea de negocio dirigida al autoconsumo para empresas, EiDF Solar desarrolla plantas de generación fotovoltaica para la venta de energía a la red. ¿Cuáles son los planes en esta área?
Contamos con una cartera de proyectos distribuidos por España de 820 megavatios, de los que en torno a la mitad cuentan ya con un punto de conexión y accesibilidad a la red. El pipeline actual [trayecto entre el primer contacto con el cliente y el cierre de la venta] garantiza proyectos altamente viables para los próximos cuatro años, con una inversión prevista de más de 300 millones. En 2020 la compañía ha puesto el foco en el desarrollo y gestiones administrativas previas a la ejecución de los proyectos. En septiembre inició las obras en dos de sus parques fotovoltaicos en Toledo, que conllevan una inversión de 10 millones.

¿Desarrollarán alguno en Galicia?
Hemos estudiado la posibilidad de impulsar algún proyecto de generación en la comunidad, pero la mayor parte de los expedientes que tenemos abiertos se sitúan en la mitad sur del país por sus buenas condiciones orográficas.

¿EiDF seguirá manteniendo sus raíces en la comunidad?
No hemos contemplado nunca la posibilidad de movernos de Galicia. Esta es nuestra casa y donde queremos seguir creciendo. De hecho, hemos adquirido una nueva parcela al lado de nuestra sede, en el polígono de Barro, para derivar ahí parte de nuestra actividad.

Preparan el salto al BME Growth para seguir creciendo. ¿Hay fecha?
La salida ya estaba contemplada en el plan de negocio de 2020, pero la irrupción de la pandemia obligó a posponerla. La previsión es que se materialice en el primer cuadrimestre de este año, lo que nos permitirá acceder a financiación de diferentes inversores para impulsar nuestro modelo de negocio.

"Cada vez es menor la inversión que exige una instalación...
Comentarios