La banca frena el ajuste de su red física tras echar la llave a 12 sucursales en Galicia en un año

En la provincia de Lugo, el sector financiero contaba en junio con 165 oficinas, un mínimo tras perder 46 locales desde el año de la pandemia ► El 'cash back' y el 'cash-in-shop', dos fórmulas para obtener efectivo que son grandes desconocidas
Antigua oficina del Pastor en San Clodio. AEP
photo_camera Antigua oficina del Pastor en San Clodio. AEP

Las instituciones financieras siguen adelgazando su red de oficinas mientras el proceso de digitalización avanza, aunque el ritmo del ajuste se ralentiza. Según los últimos datos del Banco de España, el sector financiero llegó a junio con 17.597 sucursales operativas en el país, 516 menos que en el mismo periodo de 2022 o, lo que es lo mismo, un 2,8% menos.

Con 92 establecimientos clausurados en cada caso, Madrid y Andalucía coparon el 35,7% del recorte. En Galicia, los cierres fueron 12 en el último año, lo que deja la red de las entidades de depósito y otras instituciones financieras en 1.016 locales, uno más que en marzo, cuando la estructura del sector alcanzó su nivel mínimo, según reflejan los registros del BE, que arrancan en diciembre de 1974. La evolución atestigua que la reestructuración podría estar tocando a su fin, pues entre junio de 2021 y el mismo mes de 2022 la banca prescindió de 99 establecimientos en Galicia, en tanto que entre el ecuador de 2020 y el mismo periodo de 2021 desaparecieron 187.

El sector pisa el freno en un escenario en el que el movimiento Soy mayor, no idiota, promovido por el médico valenciano jubilado Carlos San Juan, consiguió forzar al Gobierno y a la banca a suscribir en febrero de 2022 un código de buenas prácticas y protocolos para mejorar la atención presencial para los usuarios de más edad o con discapacidad y para reforzar los servicios en las zonas rurales.

Volviendo a la radiografía que ofrece el BE, en junio la proporción era de 2.659 habitantes por oficina en Galicia, por debajo de la media estatal, de 2.747. En septiembre de 2008, cuando la red física alcanzó su máximo nivel de expansión, con 2.539 sucursales, tocaban a 1.087 personas por local.

En la provincia de Lugo, el sector contaba con 165 puntos de atención en junio, un mínimo tras ceder un local en el último año y 46 desde junio de 2020. Esto refleja que la pandemia aceleró la reestructuración, pues el ajuste acometido en los tres últimos ejercicios equivale a la mitad del recorte operado en la década de 2009 a 2019, cuando la provincia perdió 94 sucursales.

En total, en España operan 226 instituciones financieras, de las cuales 110 son entidades de depósito con sede en el país, lejos de las 262 que se contabilizaban a finales de 1993 tras un intenso proceso de fusiones que se aceleró tras la crisis que estalló en 2008. En términos de empleo, al cierre de 2022 el sector contaba con 162.740 efectivos, 5.612 menos que en el ejercicio anterior.

El 'cash back' y el 'cash-in-shop', los grandes desconocidos

Alternativas a la tradicional oficina bancaria y al cajero automático como el cash-back y el cash-in-shop como vía para obtener efectivo son grandes desconocidas. Según una encuesta realizada por el BE entre marzo y mayo, apenas el 14% de la población sabe de lo que se trata, lo que supone un ligero incremento con respecto a la edición de 2022, cuando la ratio era del 9%. En los municipios sin oficina, el nivel de conocimiento es incluso más reducido, del 12%.

EFECTIVO EN EL SÚPER. En los establecimientos que brindan este servicio, el cash-back permite obtener monedas o billetes, por ejemplo, al hacer la compra en el súper. ¿Cómo? Al pasar por caja se paga un importe superior a lo que marca el tique usando la tarjeta u otro medio de pago y se pide la diferencia en efectivo. Con el cash-in-shop la retirada de dinero no está asociada a una compra. Su impacto es muy limitado, pues solo el 2% del pequeño comercio y la hostelería conocen estas fórmulas.

Comentarios