domingo. 05.12.2021 |
El tiempo
domingo. 05.12.2021
El tiempo

"Un apagón está descartado; tenemos infraestructuras robustas para evitar problemas"

REGANOSA 
EMILIO BRUQUETAS
Emilio Bruquetas, director general de Reganosa. EP
Hace 14 años que la regasificadora de Mugardos entró en operación y hoy el grupo es una multinacional que opera terminales de gas natural licuado (GNL) en Cerdeña, Malta y Ghana. Con el país preparándose para el invierno en plena crisis energética, Reganosa batirá este año su récord de actividad. El director general, Emilio Bruquetas Serantes, repasa los planes de futuro del grupo

Bajo la batuta de Emilio Bruquetas (Compostela, 1974), Reganosa ha dado el salto de la ría de Ferrol al tablero de juego internacional del gas y ya traza su futuro en la era de la sostenibilidad de la mano del biogás y el hidrógeno verde, en este último caso, con una planta proyectada en As Pontes. Licenciado en Ciencias Empresariales y máster en Administración y Dirección de Empresas, Bruquetas se incorporó al proyecto hace 20 años. Hoy también dirige Reganosa Holdco —la matriz controlada por la Xunta y el Grupo Tojeiro—, que ostenta el 75% de Regasificadora del Noroeste (la japonesa Sojitz tiene otro 15% y la argelina Sonatrach, un 10) y el 100% de Reganosa Servicios —que opera las terminales de Malta, Ghana y Cerdeña— y de Reganosa Asset Investments.

La ministra Teresa Ribera apuntó que contamos con reservas de gas como para afrontar 20 temporales como Filomena. No obstante, estamos viendo que el conflicto entre Argelia y Marruecos se intensifica tras el cierre del gasoducto Magreb-Europa. ¿Con esas reservas equivalentes a 40 días de consumo el riesgo de un apagón es cero?

Los gestores técnicos de los sistemas eléctrico y gasista han descartado recientemente que se vaya a producir un apagón en España. Contamos con una notable diversificación de fuentes en la conformación del mix energético y nuestra capacidad de generación eléctrica es muy superior al pico de consumo. También nos hemos dotado de infraestructuras robustas para evitarnos graves problemas, y la terminal de gas natural licuado (GNL) de Mugardos es una de ellas. Nos enorgullece poder demostrar que somos una infraestructura estratégica, clave para garantizar la seguridad del suministro y clave también como respaldo de las renovables en el proceso de transición energética.

La planta ha pasado a situarse como la terminal de mayor cuota de uso de las seis que operan en España. ¿Qué significa este hito y a qué se debe ese mayor uso en relación al resto de instalaciones?

Ahora todos podemos ver con mayor intensidad el acierto estratégico que supuso en su día, venciendo todas las resistencias, dotar a Galicia de una infraestructura como esta. En los diez primeros meses de este año, las terminales de GNL españolas regasificaron a un promedio del 25% de su capacidad máxima. Las de mayor cuota de utilización con arreglo a su capacidad fueron la de Bilbao, al 50%, y la de Mugardos, al 54%. Llegar a esos niveles significa que entre enero y octubre muchos días alcanzamos picos del 100%, lo cual es producto del crecimiento sostenido. ¿A qué se debe esa evolución? En esto influye, fundamentalmente, el proceso de transición energética emprendido por Europa, al desplazar combustibles como el carbón o el fueloil por el gas natural licuado, más competitivo en términos generales y con menor impacto ambiental. También repercute la nueva orientación atlántica del tráfico de gas natural licuado, con actores destacados en Estados Unidos y Rusia. En este caso, la localización geográfica de la terminal del puerto de Ferrol permite minimizar los costes logísticos. También opera el nuevo modelo de tanque único virtual, en vigor parcialmente desde abril de 2020 y por completo desde octubre, que evita las concentraciones que se producían antes en determinadas plantas y favorece un mercado más líquido.

El gas natural licuado que entra en España a través de Galicia procede fundamentalmente de Rusia y Estados Unidos

En previsión de un invierno intensivo en consumo energético, el gestor del sistema, Enagás, ha subastado más permisos de descarga de gaseros. ¿Cómo repercute esta medida en las instalaciones de Mugardos?

A finales de octubre recibimos uno esos buques extra. Y de aquí a que acabe el año, en principio, no llegará ningún otro de ese tipo. Al contrario que en otras terminales, la verdad es que, con anterioridad a este proceso de subastas extraordinarias, nosotros ya contábamos con una programación de descargas bastante ajustada a nuestra capacidad de operación y a la planificación de mantenimiento de las instalaciones.

¿Con estas medidas, cuántos buques habrán descargado gas en 2021 en la terminal? ¿Será un ejercicio histórico?

Este año acabaremos con 25 descargas de buques. Habrán entrado en nuestros tanques casi 3,9 millones de metros cúbicos de GNL. Esto es el equivalente al consumo eléctrico anual de 6,5 millones de hogares. Quedará así superado nuestro récord histórico de actividad, que data de 2011. Vamos a crecer por cuarto año consecutivo. En 2018 crecimos un 13,6%; en 2019, otro 15,6%; el año pasado, un 49,8% más, y en 2021 avanzamos un 16%.

Este año acabaremos con 25 descargas de buques. Quedará superado nuestro récord de 2011

La regasificadora tiene una capacidad de almacenamiento de 300.000 metros cúbicos. ¿En qué nivel de ocupación se encuentra actualmente y cuál es su peso en el conjunto del sistema español?

La ocupación de nuestros tanques varía de manera constante. Cuando termine esta conversación habrá cambiado respecto al inicio. Nuestra capacidad de almacenamiento es de 300.000 metros cúbicos dentro de un sistema de terminales de GNL capaces de gestionar hasta 3,3 millones. Y nuestra capacidad de emisión a la red es de 115 gigavatios-hora al día, para un total de 1.916 en España. Con estas infraestructuras, de enero a octubre enviamos al gasoducto 18.944 gigavatios-hora al día de los 143.094 introducidos en el sistema en todo el país. Es decir, con el 6% de las capacidades, cubrimos el 13,2% de la demanda.

De qué zonas procede el gas? 

Por esa nueva orientación atlántica del tráfico de GNL, en estos momentos el gas natural licuado que entra en España a través de Galicia procede fundamentalmente de Rusia y Estados Unidos, aunque también recibimos algunas cantidades de otros puntos como Nigeria, Egipto, Guinea y Trinidad y Tobago.

No compramos ni vendemos gas. Nuestros ingresos están regulados y no dependen del precio del mercado

¿Y cuáles son los principales clientes? ¿Aparte de atender al abastecimiento del sistema y las empresas españolas, el gas de Mugardos sale hacia otros países?

Los clientes de la terminal gallega son las principales empresas energéticas y también prestamos servicios a armadores, apoyados en el convenio de colaboración que tenemos con Navantia. En estos momentos, el gas que entra en la terminal sale fundamentalmente para atender la demanda de los hogares e industrias de la comunidad y, con menor intensidad, de otros puntos del noroeste español. El GNL solamente sale hacia otros países en las operaciones de carga de buques, cuyo volumen es residual dentro del negocio hoy en día.

El gas que entra en la terminal sale para atender la demanda de los hogares e industrias de Galicia y, con menos intensidad, de otros puntos del noroeste español

¿Han percibido en Mugardos una reducción del suministro de gas de Rusia, que parece estar ampliando su abanico de clientes con el aumento de la demanda en Asia en detrimento de Europa?

No. De hecho, la mitad de los barcos que hemos descargado este año en nuestra terminal procedían de Rusia.

Reganosa no compra ni vende gas, sino que se ocupa de descargarlo, almacenarlo y transportarlo. ¿En qué medida repercuten en sus ingresos los elevados precios que este combustible ha alcanzado?

Efectivamente, no compramos ni vendemos gas. Nuestros ingresos están regulados y no dependen del precio del gas en el mercado. A igual nivel de actividad, ingresamos lo mismo en un escenario del gas a 110 euros el megavatio-hora que en un contexto a 20 euros.

Hoy nuestra plantilla es casi el triple que hace cinco años

El grupo opera terminales de GNL en Cerdeña, Ghana, y Malta. ¿Hay visos de que este listado se amplíe pronto?

Trabajamos en ello y albergamos esperanzas razonables de lograrlo. Analizamos oportunidades continuamente y estamos preparados para gestionar un crecimiento ordenado y sostenible. También queremos seguir acumulando progresos en consultoría energética, pues hemos participado en iniciativas en 15 países en el último cuatrienio. Estos contratos de asesoría son tan importantes como los de operación y mantenimiento porque ayudan a generar talento y crean trabajo en Mugardos. 

¿Cuántos empleos generan?

Contamos con 171 trabajadores, casi el triple que hace cinco años.

"Galicia debe contar con un mercado de hidrógeno competitivo"
Los fondos europeos están llamados a ser el catalizador de la recuperación y de la transformación del modelo productivo y la energética gallega aspira a estar en primera línea con un proyecto propio y apoyando a otros actores. 

Reganosa participa en el consorcio público-privado Impulsa Galicia, cuyo cometido es ayudar a armar los proyectos tractores que optarán a los fondos Next Generation. ¿Qué papel jugará la compañía en la sociedad?

Al principio de la crisis, cuando Galicia nos necesitó, no lo dudamos. Desde el primer momento nos pusimos a disposición de la comunidad porque somos de los gallegos y tenemos el conocimiento adquirido durante todos estos años en el extranjero. Pusimos todo ese conocimiento a su servicio. Empezamos a trabajar sin dudarlo en la recuperación poscovid a través del comité de expertos. Impulsa Galicia es la heredera de aquel trabajo, es la incubadora de la Galicia del futuro: madura buenas ideas y las convierte en grandes proyectos. Estamos especialmente satisfechos de estar jugando un rol principal en esa sociedad, que vemos clave para la transformación de la economía. Vamos a seguir haciéndolo.

¿Qué objetivos tiene el proyecto de producción de hidrógeno verde que impulsará Reganosa y que aspira a captar fondos europeos? 

Es fundamental que Galicia disponga de un mercado de hidrógeno líquido y competitivo al que tenga acceso todo el que lo necesite, no solo las grandes compañías, sino también las pymes. Con este proyecto aspiramos a poner en manos de todos una palanca fundamental para descarbonizar la economía.

¿El hidrógeno verde tiene cartas para relevar al gas natural licuado en el medio-largo plazo?

No podemos descarbonizar la economía solo con electrificación. Hay que tener en cuenta que, a nivel mundial, las infraestructuras de gas transportan tres veces más energía que las eléctricas. En ese sentido, el GNL será fundamental no solo para avanzar en la transición energética, como respaldo de las renovables, sino como combustible de transportes pesados, para navegación marítima por ejemplo. Hoy en día no hay nada mejor que el GNL para desplazar al diésel de los grandes transportes, pero en la medida en que se desarrolle la tecnología asociada al hidrógeno renovable, e incluso al biogás, es muy probable que estos ganen peso progresivamente en detrimento de aquel.

La crisis energética ha obligado a aprovisionar la térmica de As Pontes de carbón y a reforzar las reservas de gas con la vista puesta en las centrales de ciclo combinado. ¿En qué medida puede resultar creíble que España pueda llegar a tener un sistema 100% renovable en 2050?

Alcanzar la neutralidad climática en 2050 es posible. Debemos completar el despliegue de las renovables, resolver las tramitaciones necesarias, y, sobre todo, utilizar las herramientas digitales a nuestra disposición, que las tenemos, para generar una planificación integral de todo el sector energético, que incluya gas natural, electricidad e hidrógeno, todos los vectores. 

 

"Un apagón está descartado; tenemos infraestructuras robustas para...