El alquiler toca techo en Galicia, pero Lugo se mantiene entre las provincias más baratas

La media autonómica se sitúa en 8,5 €/m², superando el máximo histórico del 2007 ► La provincia de Lugo es la más barata: 5,9 euros el m², que en la capital se elevan a 6,6
Una mujer consulta el escaparate de una inmobiliaria. GONZALO GARCÍA
photo_camera Una mujer consulta el escaparate de una inmobiliaria. GONZALO GARCÍA

En Galicia nunca habían estado tan caros los alquileres. La percepción ciudadana la respaldan los datos, que marcan un máximo histórico en la comunidad: 8,47 euros de media el metro cuadrado (m²). La cifra ya supera incluso una marca que hasta ahora parecía imbatible: la del año precrisis, 2007, cuando cotizaba el m² a un promedio de 8,40 euros en Galicia, en un ejercicio en que se batieron récords tanto en valores de venta como de alquiler antes de que el pinchazo de la burbuja, ligado a la gran crisis de 2008, desplomase los precios en los años siguientes.

Sobre si esa situación de cifras infladas se está repitiendo en la actualidad, las versiones difieren dependiendo del economista o gestor de bienes raíces al que se pregunte. De lo que no hay duda es de que los alquileres llevan tiempo instalados en dígitos prohibitivos para una gran parte de la población.

Y es que con los datos publicados el martes por Fotocasa, computados a finales de junio, arrendar un piso de 70 m² en la comunidad cuesta 592,9 euros al mes. Una familia con niños que necesite más espacio y habitaciones deberá desembolsar una media de 847 euros por una vivienda de 100 m². Y eso atendiendo a la media autonómica de 8,47 €/m², que tiene en cuenta los valores en pequeños y medianos municipios, porque en las siete ciudades -donde viven el 40% de los gallegos- ese promedio se eleva, y no es infrecuente que una familia deba destinar poco menos que una nómina al alquiler.

Galicia, "barata" en España.

Con todo, ese techo gallego de 8,47 €/m² se queda bajo en el conjunto de España, cuya media se sitúa en 11,61 €/m², estirada por Baleares (17,16), Madrid (16,70), Cataluña (15,94) o País Vasco (14,64). Son comunidades donde sus mayores sueldos no compensan, con todo, la cuantía de unos alquileres que duplican la media gallega y se vuelven inasumibles para muchos de sus habitantes.

Y la situación no parece tener visos de revertirse a corto plazo, a expensas de un margen razonable para comprobar si la nueva ley de vivienda da sus frutos. Los alquileres en Galicia subieron un significativo 4,3% desde junio de 2022, año en que promediaban en 7,5 €/m². En 2019, en era precovid, lo hacían en 6,6 €/m2, casi dos euros menos que en la actualidad.

Lugo: a 5,9 euros el metro

La provincia de Lugo es la más barata para alquilar, con una media de 5,9 €/m² que se eleva a 6,2 en la capital, lo mismo que se paga en la provincia de Ourense. Cifras asumibles, en todo caso, respecto a Pontevedra (9,5) y A Coruña (7,8).

Comentarios