miércoles. 04.08.2021 |
El tiempo
miércoles. 04.08.2021
El tiempo

Adolfo Domínguez eleva las pérdidas a 19,3 millones y opta a fondos de la UE para su transformación

Antonio Puente, Adriana Dominguez y Patricia Alonso. EP
Antonio Puente, Adriana Dominguez y Patricia Alonso. EP
El negocio online creció un 25% durante la pandemia y ya supone una de cada cinco ventas

Con la confianza de que la recuperación del consumo de moda comience a ser tangible en el segundo semestre de este año al avanzar la vacunación y con la vista puesta en los fondos europeos como palanca para impulsar la digitalización y los proyectos en materia de sostenibilidad, Adolfo Domínguez aspira a restañar las heridas del covid, una pandemia que ha abocado al grupo a negociar un expediente de regulación de empleo (Ere) que implicará la salida de 280 trabajadores, 117 de ellos en la fábrica de San Cibrao das Viñas.

La enseña de moda de autor ourensana cerró su ejercicio fiscal 2020 (del 1 de marzo de 2020 al 28 de febrero de 2021) con una caída de las ventas del 42,6%, hasta los 66 millones, una evolución que elevó las pérdidas hasta los 19,3 millones desde los 8,3 millones de 2019. "La pandemia ha sido un bache en el camino, una sorpresa complicada de enfrentar", constató este miércoles en la presentación de resultados la presidenta, Adriana Domínguez, que incidió en que la crisis sanitaria vino a truncar los tres años de "recuperación" que impulsó con el equipo de dirección que renovó desde su llegada al cargo de consejera delegada en 2016.

No obstante, la primera espada recalcó que la compañía ha "acelerado su transformación" y está "absolutamente lista para crecer con fuerza en cuanto la calle retome la normalidad", una vez tomadas las medidas necesarias "para mantener la empresa sana y con vías de futuro". El reto tras un 2020 "catastrófico para el sector de la moda" es recuperar la senda del crecimiento entre este año y 2022 después de que el resultado operativo (Ebitda) volviese al terreno negativo (-6,8 millones) tras dos años en positivo.

Con una red conformada por 342 tiendas repartidas por 17 países que llegaron a estar cerradas al 90% debido a las restricciones del covid, las ventas online cobraron protagonismo de tal forma que despuntaron un 25% y pasaron a suponer el 20,7% de la facturación, cuando en el ejercicio anterior su peso se situó entre el 10 y el 15%. Tras lanzar el ecommerce en Japón el pasado marzo, con lo que la firma gallega ya opera en 27 mercados, Domínguez apuntó que el foco está puesto ahora en el norte de Europa. "Tenemos tienda en Francia y en su día las tuvimos en Alemania, Luxemburgo, Inglaterra y Bélgica. La realidad es que tenemos clientes en esas zonas y creemos que en un mercado maduro como es Europa lo más inteligente es hacer un refuerzo online", explicó la presidenta.

La crisis sanitaria truncó tres años de "recuperación" con una caída de las ventas del 42%

En cuanto a la red física, tras abrir 14 tiendas en China (1), Colombia (2), Guatemala (1), México (6), Portugal (2) y España (2) y desprenderse de 48 locales, la enseña seguirá "explorando opciones", expandiendo su modelo de franquicias en Latinoamérica y Oriente Medio de la mano de partners como la cadena de grandes almacenes El Palacio del Hierro en el país azteca. La marca es consciente de que es en los mercados emergentes donde tiene "especial reconocimiento y rentabilidad". Tras la reestructuración de la superficie comercial ejecutada en España en los últimos años, el director general, Antonio Puente, descartó que sobrevengan "grandes cambios" en el que sigue siendo el mercado principal de Adolfo Domínguez, con 174 establecimientos.

En lo que respecta a las negociaciones del Ere, que reducirá un 30% el plantel, Puente incidió en que "la disponibilidad" de la empresa para "llegar a un acuerdo es plena", aunque declinó concretar si se plantearán o no bajas incentivadas. Domínguez, de su lado, apuntó que además de las pérdidas, el expediente de regulación de empleo extintivo se justifica por la reducción de "procesos superfluos" en la operativa del grupo en el marco de la transformación digital.

Puente puso en valor la reducción de los gastos operativos en un 29,5% , hasta los 39 millones. Dentro de esta partida, los costes de personal se rebajaron un 38%, hasta los 22,7 millones al aplicar los Erte del covid. El directivo también destacó que fruto de esta contención, de la eficiencia en la gestión de los inventarios y de las renegociaciones de alquileres y de los pagos a proveedores fue posible mantener la posición financiera neta —esto es, la diferencia entre la tesorería y lo que se adeuda— en terreno positivo, en 842.000 euros.

Ha desarrollado un proyecto por el que una 'personal shopper' de la marca selecciona y envía al cliente cinco prendas que encajen en sus gustos

FONDOS EUROPEOS. En cuanto a la deuda con entidades de crédito, pasó de ser nula en 2019 a rondar los 12,4 millones al acogerse a los créditos con aval del Ico para salvar la crisis sanitaria. Domínguez incidió en que el grupo no prevé seguir tirando de la financiación bancaria, sino que puso el foco en el programa Next Generation para impulsar proyectos de I+D+i y relacionados con la sostenibilidad potenciando, por ejemplo, el uso de materias primas de calidad, el respeto al bienestar animal y la confección de colecciones en las que no se usan productos químicos mediante la trazabilidad de los proveedores. "Estamos buscando activamente poder participar de los fondos europeos para acelerar más nuestra transformación", indicó la ejecutiva.

Extender la digitalización para ser competitivo es prioritario. En ese sentido, la firma prepara la instalación en su red de establecimientos en España del sistema de lectura de etiquetas de radiofrecuencias (RFID), una tecnología que facilita la trazabilidad del stock de prendas que en 2020 implantó en su centro logístico y que persigue instaurar el almacén único. Esto permitirá "cambiar los rituales en tienda", de tal forma que los vendedores quedarán "liberados" de tareas ligadas al inventario para dedicarse "a vender ropa y concentrarse en que el cliente esté satisfecho".

La apuesta en este campo también ha cristalizado en el rediseño de la tienda online y en el proyecto de inteligencia artificial ADN por el cual una personal shopper de la marca selecciona y envía a casa del cliente que suscriba este servicio online un paquete con cinco prendas que encajen en sus gustos. El proyecto, lanzado el pasado mayo para el público femenino y que se ampliará a los hombres, es fruto del cruce de 5.000 referencias de productos con el historial de compra de las clientas. Además, tanto la presidenta como la directora de márketing y e-commerce, Patricia Alonso, constataron que la clientela "se ha rejuvenecido" con la captación de consumidores a través de canales como Instagram.

Relevo en el consejo
La compañía también notificó este miércoles a la CNMV un cambio en el consejo de administración para cubrir la vacante producida por la renuncia, después de 16 años, de la consejera Agnès Noguera, representante de Luxury Liberty. Es el tercer accionista de referencia, con el 10,29% del capital, por detrás de la catalana Puig (14,8%) y del fundador, Adolfo Domínguez (31,5%). A falta de que lo refrende la junta de accionistas, el órgano de gobierno incorporará al economista y abogado madrileño José Luis Sainz Díaz, que fue consejero delegado de Prisa y director general de Vocento. La textil destaca su "amplia experiencia en transformación digital".

La presidenta ratificó que Luxury Liberty (del grupo Libertas 7) seguirá en el accionariado y agradeció la labor de Noguera, cuya salida atribuyó a que la sociedad valenciana tiene "nuevas prioridades" al comenzar a cotizar en la Bolsa de Barcelona.

Adolfo Domínguez eleva las pérdidas a 19,3 millones y opta a fondos...
Comentarios