viernes. 18.06.2021 |
El tiempo
viernes. 18.06.2021
El tiempo

Abanca será neutra en emisiones en 2024 y se prepara para emitir bonos verdes

Escotet presidió la presentación del plan. LUIS POLO
Escotet presidió la presentación del plan. LUIS POLO
Escotet incide en que el banco hará "todo lo que esté a su alcance" para apoyar a empresas "sanas y solventes" tras el embate del covid

Alcanzar la neutralidad en las emisiones de dióxido de carbono y disponer de una alternativa sostenible para toda la gama de productos financieros son dos de los objetivos que Abanca se ha marcado en su Plan de Acción de Banca Responsable y Sostenible 2021-2024. El presidente, Juan Carlos Escotet, y el consejero delegado, Francisco Botas, desgranaron este jueves en Santiago una hoja de ruta que incluye la ejecución este año de una emisión de bonos verdes, unos instrumentos de deuda que implica que los recursos obtenidos en el mercado se destinarán a impulsar proyectos ambientalmente sostenibles.

Aunque la entidad no cuenta, de momento, con una estimación de la inversión que exigirá este plan a tres años, Escotet constató que contribuir a "transformar empresas marrones en verdes" y promover la digitalización "va a suponer una ingente cantidad de recursos". Como ejemplo puso los 790 millones movilizados en créditos desde el estallido de la pandemia y recalcó que la intención es "apoyar cualquier iniciativa" que encaje con esta apuesta por la sostenibilidad.

La entidad, que está alineada con los objetivos de descarbonización que propugna la UE en el horizonte de 2050, desarrollará su proyecto con el sello Sentir planeta Abanca. El plan implica conjugar " el compromiso con el progreso económico y social y del bienestar de las personas", con el apoyo a la actividad económica "sostenible", integrando en el modelo de gestión, de negocio y de riesgos los aspectos ambientales, sociales y de gobernanza.

Las grandes líneas de acción serán tres: la ambiental; con medidas para atender la emergencia climática; la socioeconómica, dirigida a impulsar la recuperación y la transformación del tejido productivo hacia un modelo verde y sostenible, y la del buen gobierno.

RESIDUOS Y ENERGÍA LIMPIA. Además de reducir su consumo energético y los residuos, Abanca aspira a lograr la neutralidad en materia de CO2 en 2024 en su operativa interna y a alcanzar las cero emisiones atribuibles a su cartera en 2050. Para ello, ya se ha marcado objetivos anuales y ha comenzado a calcular su huella de carbono. En esta línea, desde 2020 toda la energía que consumen tanto el banco como Afundación, que se ocupa de la obra social, tiene origen renovable. A esto se sumará, entre otras iniciativas, la plantación de 1.500 árboles.

FONDOS EUROPEOS. Además de ofrecer una alternativa sostenible en su catálogo de productos y servicios en 2024, Abanca impulsará el modelo de gestión de carteras de fondos de inversión sostenible Alpha 360. En este capítulo, Botas explicó que el banco realizará "próximamente" una emisión de bonos verdes.

La estrategia también pasa por acompañar a las empresas que son clientes en la transición hacia modelos de negocio "más respetuosos" con el entorno, "canalizando la financiación y la inversión" hacia proyectos que transformen el modelo productivo. En este punto entra en juego la participación del banco en la sociedad público-privada que impulsa con Reganosa y la Xunta para apoyar los proyectos estratégicos para Galicia que competirán por los fondos europeos. Además el banco se ha dotado de una división Next Generation Abanca, que brindará información sobre la inyección que llegará de la UE para espolear la recuperación, además de facilitar financiación y de realizar un seguimiento de los proyectos. En el foco están las 60.000 empresas que son clientes, una cartera que Botas aspira a ensanchar.

A falta de que la UE aclare los términos del programa de recuperación, que implicará una inyección de 140.000 millones de euros para España, Escotet auguró que los proyectos tractores gallegos que concurren a los fondos comunitarios "están razonablemente bien posicionados", por la "ventaja comparativa" que tiene la comunidad en campos como las renovables o el automóvil. El presidente se mostró confiado en que los criterios de reparto "traten de favorecer proporcionalmente a todas las regiones".

ACCIÓN SOCIAL Y GOBERNANZA. Tras un 2020 en el que la crisis golpeó duramente las economías familiares, Abanca prevé "mantener en los próximos ejercicios" la "reorientación" de la actividad que ejecutó en los últimos meses con programas de apoyo a los mayores, educación financiera o con Cubertos', en cuyo marco proporcionó menús saludables a niños y familias en situación de vulnerabilidad.

En materia de gobernanza, además de dotarse de una comisión de nombramientos y sostenibilidad y de un comité de sostenibilidad, la institución financiera desarrollará un plan director para la gestión de riesgos climáticos y procurará que el 100% de la plantilla y los directivos tenga formación específica en finanzas sostenibles dentro de tres años.

APOYO A "EMPRESAS SANAS Y SOLVENTES". Y a la espera de que el Boletín Oficial del Estado publique el Código de Buenas Prácticas que el Gobierno aprobó el martes y que comprende la aplicación de quitas a las empresas que recurrieron a las líneas de financiación con aval del Ico, el CEO recalcó que Abanca "siempre se ha adherido" a todos los marcos de acción de este tipo. "Siempre estaremos con lo que haga el sector y lo que ayude a nuestras empresas", afirmó Botas.

En esta idea incidió Escotet, que aseguro que el banco hará "todo lo que esté a su alcance para asegurar la continuidad de empresas sanas y solventes". En todo caso, la institución financiera no prevé un notable aumento de los negocios que precisen reestructurar sus deudas a la vista de que ha reducido la tasa de morosidad de los préstamos por debajo del 2%. El presidente puso en valor que, durante la pandemia, entre líneas de financiación con avales del Ico, el Igape y de las sociedades de garantía recíproca, el banco inyectó "más de 4.300 millones en crédito" a las empresas. A esto sumó las moratorias ofrecidas a 13.000 deudores personas físicas, los 3.000 anticipos de las prestaciones de los Erte y los 400 millones adelantados a pensionistas. Tras valorar la "eficacia" de las líneas del Ico y los Erte, recalcó que "la mejor expresión" del éxito de estos mecanismos es que el banco no percibe "incrementos considerables de la mora".

"OPTIMISMO" ANTE LA RECUPERACIÓN. Con estos mimbres, Escotet se mostró "muy optimista" en lo que toca a la recuperación de la economía gallega. Entre otros indicadores, constató que las transacciones que registra Abanca refrendan "una tendencia notable de crecimiento del consumo y una mejora de la confianza de los consumidores" con el alivio a las restricciones a la actividad económica y la movilidad. También constató que el tejido productivo gallego ha demostrado "una resiliencia mayor" que la media estatal. En favor de la comunidad juegan factores como la mayor contribución de las exportaciones al PIB, el peso del turismo interno, del sector agroalimentario y la pesca y la apertura al exterior de la industria del automóvil. 

Abanca será neutra en emisiones en 2024 y se prepara para emitir...
Comentarios