jueves. 01.10.2020 |
El tiempo
jueves. 01.10.2020
El tiempo

Abanca gana 133 millones hasta junio tras reforzar las provisiones frente a la pandemia

Francisco Botas, consejero delegado de Abanca y Alberto de Francisco, director general financiero de Abanca, durante la videoconferencia con Juan Carlos Escotet , presidente de Abanca. EFE
Francisco Botas, consejero delegado de Abanca y Alberto de Francisco, director general financiero de Abanca, durante la videoconferencia con Juan Carlos Escotet , presidente de Abanca. EFE
Escotet no descarta nuevas compras en el mercado ibérico y prevé cerrar la adquisición de Bankoa en septiembre

Pese a la recesión auspiciada por el coronavirus, Abanca ha logrado cerrar el primer semestre de 2020 en positivo, con un beneficio neto atribuido de 133,1 millones de euros, una cifra que, con todo, está un 43% por debajo de las ganancias registradas en la primera mitad de 2019. Influyó la decisión de reforzar las provisiones con 162,8 millones con el fin de contar con un colchón con el que hacer frente a un posible aumento de la morosidad crediticia por el impacto de la crisis económica.

"Hemos tenido un semestre bueno a pesar de las enormes dificultades que ha supuesto la pandemia", constató esta mañana el presidente, Juan Carlos Escotet, en la videoconferencia de presentación de los resultados. En este marco explicó que Abanca prevé firmar con Crédit Agricole el acuerdo definitivo de compra de Bankoa a mediados de septiembre tras anunciar el pasado viernes la integración de la entidad vasca. Será entonces cuando se concretará el coste, "en función de la evolución del negocio de Bankoa". Una vez obtenido el aval de los reguladores a final de año, la previsión es concluir la integración en la primera mitad de 2021.  

Con un exceso de 1.110 millones de euros con respecto a los requerimientos de capital de máxima calidad exigidos por el Banco Central Europeo, la entidad no se cierra a nuevas compras. Eso sí, siempre y cuando se trate de operaciones "complementarias" al modelo de negocio de Abanca, que permitan ganar eficiencia y rentabilidad y que "aporten valor estratégico". Además, Escotet descarta ahora otro intento de adquisición de la asturiana Liberbank -cuya absorción se vio frustrada en febrero de 2019- y del portugués EuroBic tras renunciar el pasado junio a la compra del 95% de su capital por el incumplimiento de las condiciones pactadas previamente.

"Estamos siempre muy atentos a cualquier oportunidad que pueda surgir", refirió el primer espada, que recalcó que "el interés" del banco en el mercado luso "permanece", dado que constituye "una apuesta estratégica a largo plazo" por la vocación ibérica de Abanca. Actualmente, el negocio portugués supone el 8,4% sobre el resultado total.

De desgranar la cuenta de resultados del primer semestre se encargó el consejero delegado (CEO), Francisco Botas, que destacó que la tasa de morosidad, situada en el 2,7%, es "la mejor del sistema a día de hoy"

COMISIONES. Respecto a las comisiones semestrales por mantenimiento de cuenta que el banco aplicó en junio, Escotet defendió la política comercial e incidió en que Abanca "no ha cobrado ni cobrará por servicio a la población más vulnerable". En concreto, citó a los clientes que solicitaron el anticipo de la prestación por desempleo al verse afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (Erte), a los que se acogieron a la moratoria hipotecaria o de los alquileres y a los "mayores más vulnerables".

Tras recordar que el cambio en el programa de comisiones se comunicó a los clientes en 2019, indicó que, aunque estaba prevista su aplicación en el primer trimestre de este año, se aplazó hasta que se levantó el confinamiento. Además de incidir en que no aumentan las tarifas repercutidas y tampoco se han creado nuevos pagos por servicio, el propietario de Abanca aseguró que "la mayoría" de los usuarios "no pagan" estos cargos al cumplir los requisitos de "grado de vinculación" que exige el banco.

En un contexto en el que los tipos de interés permanecen en niveles muy bajos, el presidente hizo hincapié en la imposibilidad de "neutralizar" sin que llegue al cliente el "elevado coste de desarrollo" que entraña la prestación de "unos servicios cada vez más sofisticados".

RESULTADOS. De desgranar la cuenta de resultados del primer semestre se encargó el consejero delegado (CEO), Francisco Botas, que destacó que la tasa de morosidad, situada en el 2,7%, es "la mejor del sistema a día de hoy". En cuanto a la cobertura de este riesgo crediticio, se sitúa en el 66,2%. Abanca se posiciona así como una de las entidades más saneadas del sector financiero español.

Termómetro de la salud de la economía gallega al ostentar una cuota de mercado superior al 40%, Abanca apunta a una "mayor resistencia" de Galicia frente a España

Con una economía lastrada por la pandemia, el banco formalizó operaciones de financiación con garantía pública para empresas, pymes y autónomos por valor de 2.224 millones. En paralelo, concedió moratorias en el pago de hipotecas y créditos al consumo por 676 millones y 311 millones, respectivamente. La respuesta al coronavirus incluyó, asimismo, el adelanto de 400 millones en prestaciones para 385.000 pensionistas y de otros 3.164 millones en anticipos para los afectados por un Erte.

Tras integrar las redes de Deutsche Bank en Portugal y de Caixa Geral en España, el volumen de negocio de Abanca ha crecido un 12,8% en un año, hasta los 88.693 millones, de los cuales 37.944 son crédito (+15,6%) y 49.662 millones son recursos y ahorro de clientes (+11,6%).

Una vez que cristalice la integración de Bankoa, además de reforzar su presencia en el eje cantábrico y en una comunidad -País Vasco- que es la segunda con mayor riqueza per cápita y que tiene la tasa de paro más baja de España (9,1%), el volumen de negocio alcanzará los 93.000 millones.

ECONOMÍA GALLEGA. Termómetro de la salud de la economía gallega al ostentar una cuota de mercado superior al 40%, Abanca apunta a una "mayor resistencia" de Galicia frente a España. Entre los factores estructurales que lo explican, Botas citó el menor peso del turismo y la menor dependencia de los viajeros del extranjero; el mayor peso del agro y la pesca; el posicionamiento "diferencial" del sector del automóvil; la mayor apertura al exterior de las empresas y la gestión sanitaria de la pandemia.

CLIENTE MÁS DIGITAL. El CEO también se refirió a los cambios en la operativa de los clientes debido al Covid-19. Apuntó que el número de tarjetas de crédito y débito en circulación aumentó un 12%, con un repunte de los pagos con estos dispositivos del 46%. Por el contrario, las retiradas de efectivo se desplomaron un 31%. Hoy por hoy, el 62% de las transacciones son digitales, ocho puntos más que en 2019.

Abanca gana 133 millones hasta junio tras reforzar las provisiones...
Comentarios