Mouriño carga contra Denis Suárez: Se ha puesto en contra del club

Este choque entre presidente y jugador del Celta de Vigo viene tras la polémica marcha del canterano Bryan Bugarín, representado por la misma agencia que Suárez
Carlos Mouriño. DP
photo_camera Carlos Mouriño. EP

El presidente del Celta de Vigo, Carlos Mouriño, cargó este viernes contra el centrocampista celeste Denis Suárez por anteponer sus intereses empresariales a los del club vigués en la salida del joven Bryan Bugarín, MVP y máximo goleador del torneo LaLiga Promises disputado el pasado mes de mayo, al Real Madrid. 

Siempre le vamos a reconocer el esfuerzo que hizo por volver al Celta, pero en este caso, cuando le han afectado sus intereses particulares, se ha puesto en contra de los intereses del club. Lo veíamos como el estandarte del futuro, pero desgraciadamente ha tomado una actitud contraria al club, denunció el máximo accionista de la entidad gallega. 

Denis tiene dos opciones: que se imponga su parte comercial al Celta y no rinda o que procure rendir al máximo, haga un gran año y consiga un súper contrato como paso con Rafinha. Le recomiendo lo segundo porque si sigue con ese representante no vamos a negociar una renovación y en el último año de contrato ya sabéis que aquí es muy difícil jugar, añadió. 

A dos días de que el equipo de Eduardo Chacho Coudet abra LaLiga ante el Atlético de Madrid, Mouriño puso a Denis Suárez, indiscutible para el técnico argentino, en el mercado

Le dijimos mirándole a la cara que lo oportuno era que trajese una oferta y se fuera si él no estaba del lado del Celta. No tenemos que ocultarlo. Si no cambia, tiene que buscar una solución, insistió. 

El presidente del Celta aclaró que el comportamiento de Denis Suárez fue totalmente diferente al de Iago Aspas, el otro futbolista de la primera plantilla con intereses en la agencia de representación Intermedia Sport Player. 

Con Iago hablamos y está todo claro. Sé la conversación que tuve con Iago y la que tuve con Denis. Aspas me ha dado la confianza para seguir siendo nuestro estandarte, explicó Mouriño, que insistió en que Denis, con contrato hasta el 2023, está anteponiendo su parte empresarial a la de jugador y el Celta no se lo va a permitir. 

Un jugador que cobra lo que cobra, lo menos que se le puede pedir es una dedicación exclusiva a su trabajo y no problemas que puedan afectar al club. Por eso preferimos decir las cosas de una vez. Lo que tenemos claro es que no le vamos a dar un duro a ese representante que hemos vetado, manifestó.

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios