martes. 22.06.2021 |
El tiempo
martes. 22.06.2021
El tiempo

El Club Deportivo Lugo tiene una zaga por recomponer

Venancio y Djaló, junto a Gerard, Canella y Rama, felicitan a Campabadal por su gol al Espanyol. V. RODRÍGUEZ
Venancio y Djaló, junto a Gerard, Canella y Rama, felicitan a Campabadal por su gol al Espanyol. V. RODRÍGUEZ
Solo Marcelo Djaló tiene contrato para el próximo curso y apenas contó para Rubén Albés

Construir la base casi desde la nada. Colocar los pilares en un solar casi desierto, en un terreno yermo que ha quedado sin raíces al finalizar la temporada. El Lugo tendrá que iniciar su proyecto para la 2021-2022 sin defensa, con la necesidad de que el sostén del edificio sea casi nuevo. De todos los zagueros que jugaron en la pasada campaña solo uno, Marcelo Djaló, cuenta con contrato en vigor para el próximo curso.

De este modo, el presidente del Lugo, Tino Saqués, y su secretaría técnica, encabezada por Manolo Mandiá, deberán explorar el mercado para sumar, al menos, dos jugadores por puesto para que el próximo técnico del club rojiblanco —que será Rubén Albés salvo sorpresa— cuente con una base sólida atrás.

El único que tiene una relación contractual de cara a la temporada venidera es el internacional por Guinea-Bissau, cuyo rendimiento bajó en la segunda vuelta del campeonato, sobre todo tras el cese de Mehdi Nafti. Ni con Luis César Sampedro ni con Rubén Albés contó demasiado. Djaló solo jugó en cuatro de los últimos 16 partidos y el último, el del Rayo, su presencia fue casi testimonial.

Incluso la continuidad del propio jugador de origen africano no está asegurada, ya que en el pasado mes de enero intentó salir del club en el mercado invernal, algo que podría repetir en esta ventana estival.

Djaló solo ha jugado tres partidos completos desde la salida de Nafti

El club buscará la renovación de uno de los capitanes del equipo la pasada campaña: Eduard Campabadal. El carrilero diestro es un futbolista importante en el césped y en el vestuario y será una de las prioridades para poder comenzar a fraguar la defensa de cara a la 2021-2022. De lograr la continuidad del catalán, sería su quinta campaña como rojiblanco.

Sin embargo, quedarían demasiados puestos por cubrir, ya que restaría otro lateral diestro y encontrar otras dos piezas para el otro costado, ya que Canella y Luis Ruiz terminan contrato.

En el puesto de centrales, de no salir Djaló, si Carlos Pita se mantiene en el equipo podría desempeñar un puesto como defensa, con lo que habría un mínimo de dos jugadores por incorporar. Tanto Frederico Venancio como Diego Alende retornarán a sus equipos —el Vitoria de Guimaraes y el Valladolid respectivamente— tras su cesión. En el caso del luso, el Lugo está muy interesado en contar de nuevo con el zaguero de Setúbal, aunque su gran campaña no pasó desapercibida para equipos de la zona alta de la Segunda División española y parece complicado retenerlo un año más.

El único nombre que ha trascendido hasta el momento para reforzar la zaga es el del racinguista Quique Fornos, que, según la Radio Galega, interesa al club lucense al igual que el Deportivo —su club de formación— y al propio Rácing de Ferrol, con el que acaba contrato esta campaña.

AVANCE CON ALBÉS. Lo que parece próxima es la renovación del entrenador que logró el milagro de la salvación, Rubén Albés. El club y el preparador vigués acercaron posturas y la negociación estaría cerca a finalizar con éxito.

En caso de que se llegue a un acuerdo definitivo, el preparador olívico comenzaría a planificar desde ya aspectos relativos a la pretemporada y para la confección de la plantilla que intente no pasar tantos apuros en 2022.

El Club Deportivo Lugo tiene una zaga por recomponer
Comentarios