miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo

Y para futbolín, Lugo

Lamela y Legaspi, en un futbolín en El Punto de Encuentro. XESÚS PONTE
Lamela y Legaspi, en un futbolín en El Punto de Encuentro. XESÚS PONTE
Los lucenses Fernando Lamela y Diego Legaspi lograron el título de campeones de Europa este fin de semana en Benidorm

Campeones de europa de futbolín. Es el título con el que se alzaron este pasado fin de semana en Benidorm Fernando Lamela y Diego Legaspi Gasalla, dos lucenses que se hicieron amigos hace veinte años jugando y a los que sigue uniendo esa afición.

Los lucenses se impusieron en un torneo en el que competían doscientas parejas y en el que solo había otros dos representantes gallegos, de Meira, quienes también se llevaron algún premio.

El campeonato les ha costado a los lucenses sus sacrificios. Para empezar, como se jugaba en futbolines de la marca Rem, que son muy raros en Galicia, Fernando y Diego se fueron en varias ocasiones a entrenar a Ponferrada, donde ese modelo es más habitual. Además, han estado entrenando dos días a la semana, dos horas cada vez, para preparar el torneo.

El entrenamiento no fue muy intenso, con todo, confesaba este lunes Fernando, que reconocía que siguen viviendo de las rentas de lo mucho que jugaron en la adolescencia. "Antes de tener trabajo y de que llegaran los hijos era fácil sacar tiempo, pero ahora conseguir cuatro horas para jugar es complicado", decía.

Además, el juego no es rentable. Ganar el torneo les reporta mil euros y, a base de ganar clasificatorios, les salió gratis la inscripción y el hotel. "Este es un hobby no remunerado", dicen. Así, claro, lo prioritario es el trabajo. Fernando es peluquero y Diego trabaja en una fábrica de madera.

Fernando Lamela ya se proclamó el pasado verano campeón del mundo, en aquella ocasión jugando con Víctor Fernández.

Y para futbolín, Lugo
Comentarios