Martes. 13.11.2018 |
El tiempo
Martes. 13.11.2018
El tiempo

Varios jugadores de Lugo se bajaron el sueldo para cumplir con el límite salarial

Saqués y Viqueira comparecieron tras el cierre del mercado. TWITTER (@CDeportivoLugo)
Saqués y Viqueira comparecieron tras el cierre del mercado. TWITTER (@CDeportivoLugo)

Saqués admitió que recibirán contraprestaciones en forma de renovaciones o futuras mejoras

El presidente del Lugo, Tino Saqués, reconoció este lunes que los problemas del club con el límite salarial están solventados. Para poder llevar a cabo la inscripción de todos los fichajes del club, varios jugadores de la primera plantilla se bajaron los sueldos.

Desde el club no se entró a dar nombres, aunque reconocieron que recibirán otro tipo de contraprestaciones en forma de renovaciones o mejoras futuras por este gesto.

Saqués aseguró que la Liga bajó el límite en 1.200.000 euros, lo que suponía casi un 20% en relación al año pasado, y esto supuso "muchos problemas" para poder inscribir jugadores.

El mandatario reveló que la no inscripción se fue realizando según las preferencias del técnico, Javi López, pero que ahora ya está superada y todos están a su disposición.

El presidente alabó el compromiso de Kravets por su rechazo al Valladolid para quedarse en Lugo

Sobre Ramón Azeez indicó que se le facilitó la salida para superar el problema con el límite, pero que el jugador y, sobre todo, su entorno, no facilitaron las cosas y dieron siempre respuesta negativa. En la actualidad están esperando a ver cómo evoluciona el problema para ver qué salida tiene el jugador y ver si puede o no estar disponible para Javi López.

En cuanto al césped del Ángel Carro, declaró que esperan que pueda estar en buenas condiciones para el próximo partido en casa y que fue una bacteria la que afectó a la hierba. También reveló que procederán a su cambio por completo el próximo verano, al igual que todas las reformas en el estadio, incluido el fondo sur.

Sobre el Polvorín, que comenzó con dos derrotas en Tercera, dijo que el reto es la permanencia y que el campo de A Cheda podría estar para el próximo partido como local, en unas tres semanas.

Finalmente, el presidente alabó la entereza y el compromiso de la plantilla y de Kravets por su rechazo al Valladolid para quedarse en Lugo y consideró una buena operación la venta de Escriche al Huesca por 800.000 euros porque supuso un buen dinero para el club (imputable al ejercicio pasado y no a este) y para el propio futbolista, al que, entendían, no podían cortar las alas.

Varios jugadores de Lugo se bajaron el sueldo para cumplir con el...
Comentarios