jueves. 21.10.2021 |
El tiempo
jueves. 21.10.2021
El tiempo

El Unicaja más español

Jonathan Barreiro pugna por el balón con Miquel Salvó, del Gran Canaria. DANIEL PÉREZ (EFE)
Jonathan Barreiro pugna por el balón con Miquel Salvó, del Gran Canaria. DANIEL PÉREZ (EFE)
El conjunto malagueño, rival del Río Breogán este sábado en el Carpena, cuenta con hasta ocho jugadores nacionales en su plantel en una apuesta que no iguala ningún otro cuadro en la ACB

El Río Breogán se enfrentará este sábado (18:00 horas) en la cuarta jornada de la Liga Endesa ACB al Unicaja en Carpena, conjunto que puede ser considerarse como una excepción en una competición que actualmente apuesta poco por el producto nacional.

Y es que el equipo que entrena el griego Fotsis Katsikaris cuenta con nada menos que ocho jugadores españoles en su plantilla, algo que no ocurre en ningún otro conjunto de la ACB,

Darío Brizuela, Alberto Díaz, Carlos Suárez, Jaime Fernández, Francis Alonso, Rubén Guerrero, Jonathan Barreiro y Edgar Vicedo conforman una lista inusual de ocho jugadores nacionales que, además, fueron o son internacionales con la selección española absoluta o en categorías inferiores. Algunos de ellos, como Darío Brizuela o Jaime Fernández, son básicos en el cuadro malagueño, además de estar llamados a liderar el grupo de jugadores que formarán la nueva selección nacional.

El Unicaja lleva años con esa apuesta por el jugador nacional. De hecho, la campaña pasada contó con seis españoles. De hecho, el conjunto malagueño protagonizó el fichaje más destacado en lo que se refiere al mercado nacional con la llegada de Jonathan Barreiro, a quien se suma la continuidad de los malagueños Francis Alonso y Rubén Guerrero, dos jugadores que ayudaron, y mucho, al equipo el año pasado en pleno aluvión de lesiones y que ahora han aumentado su rol en el cuadro.

El Unicaja no contaba con tal cantidad de españoles desde la temporada 1995-96 –subcampeón de Liga en la 1994-95–, en la que formaban parte de la plantilla Nacho Rodríguez, Alfonso Reyes, Curro Ávalos, Gaby Ruiz, Dani Romero, Ricardo Guillén y Ernesto Serrano. Completaban la plantilla Kenny Miller, Mike Ansley, Serguei Babkov y Fredy Navarrete. Ahora, en la 2021-22, el Unicaja habla español y con plenos poderes.

Por lo demás, el conjunto andaluz está pendiente del estado físico de Brizuela, que se resintió en el partido europeo de una lesión en el tobillo y parece complicado que pueda llegar al encuentro contra el Río Breogán. Sí que está recuperado Carlos Suárez, que ya disputó sus primeros minutos.

"La del Unicaja es una nueva final de extrema dificultad"

Paco Olmos, entrenador del Río Breogán, aseguró este jueves en rueda de prensa que el partido ante su rival de este sábado, el Unicaja, "es una nueva final, un partido de extrema dificultad, como todo los de la temporada, un rival que parece que va encontrando su camino, una plantilla mucho más adaptada a lo que piensa Fotis (Katsirakis) del baloncesto, una plantilla muy dura, larga y física".

El preparador valenciano advirtió de que, "si en casa" no pueden permitirse "un minuto malo, fuera no pueden tener ni un segundo malo".

"Como entrenador, intento ser el mismo en casa que fuera. A ver si podemos tener eso en nuestro carácter, no ser un equipo de doble cara", apuntó.

El Breogán, recién ascendido a la Liga Endesa, ha firmado su mejor arranque de temporada –gracias al basket average– con tres victorias y una derrota, un inicio que ha llamado la atención en el baloncesto español y que supone una dificultad para el equipo gallego.

"Cada vez es más difícil mantener este ritmo, no solo por nosotros, sino por el estudio que hacen los rivales", indicó Olmos. "Sé lo que sienten los jugadores y no tengo ninguna preocupación en este momento, todos quieren jugar más, pero estamos en línea de crecer, engranándonos, con una base que todos respetan y comparten", precisó Olmos, que añadió que Lukovic, aunque viaja, es duda para el partido.

El Unicaja más español
Comentarios