Lunes. 23.04.2018 |
El tiempo
Lunes. 23.04.2018
El tiempo

Una sequía casi inédita

Mario Barco remata a puerta ante el Alcorcón
Mario Barco remata a puerta ante el Alcorcón

El Lugo encadena cuatro jornadas sin marcar, algo que solo había sucedido en la campaña de su regreso a Segunda División, en la 2012-13. La situación en la tabla era similar a al actual

Un problema conocido vuelve a lastrar la marcha del Lugo. La falta de acierto de cara al gol ha frenado a un equipo que buscaba luchar por el play off hasta final de temporada y lo ha enviado al limbo clasificatorio, a medio camino de la nada. Todos, delanteros y técnicos han asumido que la ausencia de pegada ha sido un contratiempo recurrente durante la campaña que se ha agudizado en los últimos cuatro partidos.

Tras el segundo tanto rojiblanco ante el Alcorcón en el Ángel Carro, en el 2-1 de la jornada 31, el cuadro que dirige Francisco Rodríguez no ha sabido colar el balón en las redes de las porterías de sus oponentes. Suma un póquer de encuentros a cero, algo que no ocurría desde el 27 de abril de 2013, cuando el Lugo de Quique Setién en su temporada de retorno a la categoría de plata sumaba, ante el Villarreal, su cuarta jornada sin anotar entre los partidos 33 y 36.

Aquella sequía tuvo características comunes a la actual. Mientras el cuadro lucense luchaba por intentar meterse en promoción de ascenso siendo una de las revelaciones del campeonato —era undécimo a 5 puntos del sexto, la UD Las Palmas—, en la actualidad el Lugo también estaba en la posición 11, pero a 2 del sexto, el Zaragoza.

En ambas ocasiones los dos equipos habían dejado muy encarrilada la permanencia. En la 2012-13 estaba a 13 puntos en la jornada 33, mientras que esta campaña eran 14 los puntos que separaban al Lugo de la Cultural.

Con Setién, el cuadro rojiblanco comenzó su mala racha de cara al gol con un empate (0-0) en terreno de un Elche que acabaría subiendo de categoría, para perder 0-1 con el Alcorcón, 4-0 en Girona e igualar (0-0) con el Villarreal de Marcelino García Toral. El mal momento lo rompió un gol de Víctor Díaz en el Mini Estadi ante el Barcelona B en un empate 2-2.

Con Francisco Rodríguez comenzó una jornada antes, en la 32 y ante el Valladolid de Luis César (0-0), después se perdió en Tarragona ante el Nástic (3-0), frente al Oviedo en el Ángel Carro (0-1) y en Soria frente al Numancia (2-0).

Esta campaña es la primera desde la 2014-2015 en la que no cuenta con un ariete de referencia. Aunque Mario Barco, Cristian Herrera y Chuli están a tiempo de superar la decena de goles, tendrían que hacer al menos cinco los dos primeros en las siete jornadas que quedan.

En la 2012-2013 Setién contó con Óscar Díaz como delantero con 15 tantos. La siguiente temporada, la 2013-2014, fue el francoitaliano Vicenzo Rennella el que marcó más de una decena de tantos (13). La 2014-15 fue Caballero el máximo goleador con 7 tantos tras llegar en enero. El mismo ‘nueve’ argentino hizo 12 al año siguiente, mientras que Joselu marcó 23 el pasado curso.

Una sequía casi inédita