Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

Una reforma controlada

Juan Carlos y Roberto conversan el día de la despedida del Chantadino. XESÚS PONTE
Juan Carlos y Roberto conversan el día de la despedida del Chantadino. XESÚS PONTE

Emilio Viqueira tendrá poco trabajo en la confección de la defensa del Lugo de la 2018-2019, ya que solo precisa de un guardameta que supla a Roberto y un central para doblar puestos

Rematar una parte de atrás casi edificada. Dar un retoque a una defensa donde gran parte de los pilares cuentan con contrato en vigor y en la que habría que reforzar la estructura bajo los palos de la portería. Porque es ahí, en el puesto de arquero, donde están los interrogantes.

A pesar de que la llegada de un nuevo técnico será un paso clave para la confección de la plantilla, la confirmación de Emilio Viqueira como director deportivo permite al Lugo comenzar una planificación importante para afrontar con garantías una campaña exigente.

Una de sus primeras tareas será reforzar la retaguardia, que no precisa de una revolución y sí de retoques que aumenten su calidad.

Será imprescindible firmar a un portero de nivel que compita con Juan Carlos

En la portería, la retirada de Roberto Fernández hace imprescindible fichar a un nuevo arquero que compita, en principio, con Juan Carlos por un puesto. El gran nivel mostrado por Roberto, que apretó en cada entrenamiento y en cada actuación por salir como titular, hizo que el manchego tuviese que mantener un rendimiento alto toda la campaña. Encontrar un arquero de calidad e implicación similar al del chantadino será un reto para Viqueira.

La rumorología ha situado dos nombres sobre la palestra. El primero el del catalán Marc Martínez, que jugó en el Recreativo la pasada campaña y que quedará libre el 30 de junio. Martínez es un viejo conocido del fútbol gallego, ya que militó en el Fabril y en el Somozas.

Más pedigrí tiene Jorge Palatsí, quien termina su relación con el recién descendido Cultural Leonesa, con el que formó de inicio en 30 partidos en la 2017-2018 y que sería una alternativa de garantías para Juan Carlos.

Pero tampoco es segura la presencia del manchego en la pretemporada, ya que el alcarreño cuenta con ofertas sobre la mesa de equipos en España y el extranjero y podría cambiar de aires.

El nuevo entrenador tendrá a casi toda la defensa ya confeccionada a falta de un central diestro

En la defensa, el nuevo entrenador del Lugo —para cuyo puesto el gran favorito es Curro Torres— tendrá a su disposición a cuatro laterales, todos con contrato en vigor. En la derecha estará Leuko y un Campabadal al que se le espera en condiciones para empezar la campaña, mientras en el otro carril tanto Luis Ruiz como Kravets no están libres. El ucraniano, que cuenta con mercado debido a su buena campaña y margen de mejora, tiene una cláusula de 6 millones de euros.

El centro de la zaga tiene a Bernardo Cruz, Josete y José Carlos con contrato.

En el caso del ex del Betis, finalizará su cesión en junio y pasará a ser propiedad del Lugo, con el que firmó una relación hasta 2020, tal y como había adelantado Víctor Moreno el día de la presentación del zaguero andaluz.

Por lo tanto, la única tarea que tiene pendiente Emilio Viqueira en cuanto a la confección de la defensa será la contratación de un central diestro para doblar las posiciones. Incluso, de contar el nuevo técnico con Carlos Pita para la zaga, como hizo Francisco en los últimos partidos, la zona de retaguardia solo precisaría un guardameta.

Una reforma controlada
Comentarios