jueves. 21.11.2019 |
El tiempo
jueves. 21.11.2019
El tiempo

Una racha de doble cara

Yanis presiona a un jugador de la UD Las Palmas. VICTORIA RODRÍGUEZ
Yanis presiona a un jugador de la UD Las Palmas. VICTORIA RODRÍGUEZ
Los ocho empates seguidos del Lugo a domicilio son un curioso récord; nunca había estado tanto tiempo sin perder lejos de casa, pero solo una vez había pasado tanto tiempo sin ganar

Ver la botella medio llena o medio vacía. Pensar que una racha es buena o reparar en que hay algo que no acaba de funcionar. Esa es la dialéctica existente entre mirar con buenos ojos los ocho empates seguidos fuera de casa del Lugo de Eloy Jiménez o hacerlo con preocupación. Porque el conjunto rojiblanco no había estado tanto tiempo sin perder a domicilio, pero también es su segundo peor lapso sin ganar lejos del Ángel Carro desde el retorno a la categoría de plata en 2012.

El conjunto lucense no pierde a domicilio desde el debut de Jiménez en el banquillo rojiblanco. Aquel 4-1 del 28 de abril, en la jornada 36 de la pasada campaña fue la última derrota del equipo entrenado por el técnico de Hellín. Desde aquella fecha: ocho partidos sin perder del CD Lugo, con ocho empates.

Ningún otro equipo de Segunda División mantiene una tendencia similar lejos de su estadio. Solo hay otros dos conjuntos que no han caído derrotados esta campaña: el Zaragoza y el Alcorcón. Pero ni los maños ni los alfareros suman tantas jornadas seguidas sin hacerlo, ya que ambos perdieron el último encuentro de la campaña pasada.

El Lugo tampoco había sido capaz de enlazar una serie de partidos sin perder fuera del Miño como esta con Jiménez. Solo se acerca la campaña 2015-2016. Con Luis Milla en el banquillo el Lugo estuvo siete jornadas —entre la 10ª y la 27ª, con 3 victorias y 4 empates— sin tener un marcador adverso en campo rival.

Tampoco había sido capaz de sumar ocho partidos seguidos empatando a domicilio. Solo lo había hecho en cuatro choques, en la 2014-2015 y en la 2016-2017.

Pero en esta racha del Lugo también se puede observar desde una perspectiva no tan halagüeña, ya que los lucenses enlazan nueve duelos sin ganar lejos de Lugo: los ocho empates y la derrota en Las Palmas. La última vez que el club que preside Tino Saqués ganó a domicilio fue el 14 de abril, en la jornada 34ª, en El Arcángel de Córdoba (0-4), y con Alberto Monteagudo en el banquillo.

Esos nueve partidos no son la peor racha sin conocer la victoria de Segunda. El Numancia, con 12, lo supera. Equipos como el Rayo y el Mirandés, con 14, o el Rácing de Santander, con 10, también lo superan, aunque con la salvedad de que esa racha fue a caballo entre dos categorías distintas.

Además, es el segundo peor lapso de tiempo sin vencer lejos de su estadio, ya que solo los 13 duelos de la temporada anterior —entre el 0-2 del Zaragoza de la jornada 6 y el citado 0-4 en Córdoba de la 36— es un dato peor.

El Lugo acaba la jornada en puestos de descenso
El meritorio empate en Almería no le valió al Lugo para acabar la jornada undécima fuera de los puestos de descenso. La sorprendente victoria del Oviedo en Albacete (1-2) y el triunfo del Mirandés en casa ante el Fuenlabrada (2-1) envió a los de Eloy Jiménez al decimonoveno puesto. Y pudo haber sido peor si el Huesca no hubiera empatado ante el Rácing en el descuento.

Yanis Rahmani
El extremo izquierdo del Lugo Yanis Rahmani destacó el buen papel del equipo rojiblanco lejos del Ángel Carro esta campaña, aunque también lamentó que aún no se hubiera ganado. "Fuera de casa no hay queja, pero también nos gustaría ganar. Ante el Almería demostramos ser un buen equipo, muy serio y con buenos jugadores. Tenemos que creer en nosotros mismos y mirar hacia adelante", valoró.

Ander Cantero
El meta del Lugo Ander Cantero aseguró que "fuera de casa todo tiene que partir desde la defensa porque los equipos aprietan más y tratan de llevar más el peso del juego. Sabemos que la defensa y el portero podemos tener un poco más de relevancia en estos partidos. Esta es la línea a seguir", dijo Cantero.

Una racha de doble cara
Comentarios