Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

Una plata para Castedo

Esther Castedo pasa el balón en una acción del encuentro. FEB
Esther Castedo pasa el balón en una acción del encuentro. FEB

La jugadora brilla con la selección española en el Europeo sub 18 femenino en Udine ► Alemania conquistó el título después de dominar la final desde los primeros minutos

La selección española de baloncesto femenino sub 18 sucumbió el domingo ante una Alemania superior de principio a fin en la final del Europeo de Udine (Italia) y se tuvo que conformar con el subcampeonato tras perder por 54-67. La lucense Esther Castedo acabó el encuentro con un balance de seis puntos, cuatro asistencias y un rebote, para completar una competición espectacular como el resto de sus compañeras y lograr una merecidísima medalla.

Las alemanas salieron a por el partido desde el salto inicial y en tres minutos ya ganaban 2-10. El desacierto español se acentuaba con el paso de los minutos y, al ecuador del primer cuarto, la desventaja ya era de trece puntos tras un triple de Leonie Fiebich que encendió las alarmas en las chicas que entrena Mario López (2-15).

La mejoría en el ataque español le permitió recuperar aire al final del primer acto (13-19) aunque solo fue un espejismo porque otro arranque fuerte de las germanas les permitió ampliar la brecha gracias a una Fiebich en estado de gracia que anotó 18 puntos en una primera parte a la que puso el broche de oro con un triple sobre la bocina desde el centro del campo (24-43). Con medio partido en el bolsillo, Alemania supo frenar las acometidas españolas en la reanudación y conservar una cómoda renta que al final del tercer cuarto era de catorce puntos (37-51).

Los últimos diez minutos solo sirvieron para certificar el dominio germano, cuyas jugadoras no vieron peligrar en ningún momento el triunfo y acabaron proclamándose justas campeonas continentales de la categoría. En el partido por el tercer puesto, Hungría se impuso a Letonia por un ajustado 58-56 y se hizo con la medalla de bronce.

Un ascenso y una medalla
Castedo llegó al campeonato de Europa tras una temporada larga y llena de éxitos, tanto a nivel individual como colectivo. Con un papel muy importante dentro del magnífico curso del Durán 
Maquinaria Ensino –que culminó con el ascenso –, el gran año de Esther despertó el interés del otro lado del Atlántico. La lucense jugará la próxima temporada con la Universidad Robert Morris, en Pensilvania.

Durante la competición, Castedo fue creciendo al paso de los partidos, con una aportación destacada en un equipo que jugó a un gran nivel.

Una plata para Castedo
Comentarios