Jueves. 14.12.2017 |
El tiempo
Jueves. 14.12.2017
El tiempo

Una muralla en Huesca

Lezkano camina por la pista. SEBAS SENANDE
Lezkano camina por la pista. SEBAS SENANDE

El Cafés Candelas Breogán visitará a un Levitec al que Lezkano califica como "el equipo que mejor defiende de la Liga"

El Cafés Candelas Breogán visitará este domingo (12.15 horas, Palacio Municipal de los Deportes de Huesca) al Levitec con la intención de mantener su condición de líder invicto. Tendrá enfrente a un conjunto que ocupa la décima posición de la tabla con cuatro triunfos y siete derrotas.

El Huesca, en su cancha, solo ha conseguido dos triunfos, aunque ante rivales de entidad como el FC Barcelona y, sobre todo, el Melilla. Quizás esta última sea la que servirá al técnico breoganista, Natxo Lezkano, para advertir a sus jugadores del peligro de esta visita. "El Huesca es un equipo muy duro, muy físico. Ahora mismo es el que mejor defiende de la Liga, cierra muy bien su rebote y tiene algunos jugadores en un estado de forma muy bueno y que se complementan muy bien, como son los casos de Albert Fontet y Kevin van Wijk. Forman una de las mejores parejas interiores de la liga. El ala-pívot exbreoganista es el mejor reboteador y el segundo anotador de la LEB y el pívot es el mejor de la competición en capturas ofensivas", dijo.

En la pasada jornada, el Cafés Candelas Breogán derrotó al Iberostar Palma (93-80) tras recibir un parcial de 9-32 en el último cuarto


Además, Lezkano entiende que el equipo oscense tiene otras virtudes. "Esos dos interiores están bien rodeados por jugadores con ambición, que son duros, que pelean. Es un equipo que se mantiene agarrado a la pista y al partido los cuarenta minutos" pero además pueden haber, según el entrenador del Breogán, otros aspectos que pueden influir en el encuentro. "Es una pista muy fría a la que hay que aclimatarse lo antes posible. También jugamos en un horario diferente al resto de los partidos".

De cualquier forma, parece que en estos momentos la diferencia entre uno y otro equipo es más que significativa. Ante esta lectura, el entrenador del Breogán siempre recurre a la dificultad que entraña ganar cualquier partido a domicilio en esta Liga pero reconoce que su equipo, independientemente del rival, siempre tiene que mantener sus señas de identidad. "Tenemos que tener en cuenta siempre a los rivales y a los jugadores que nos enfrentamos, pero siempre manteniendo nuestra identidad como equipo. Tenemos que trabajar para que los rivales nos hagan el menor daño posible en las situaciones en las que son especialistas pero, insisto, siempre manteniendo nuestra filosofía de juego tanto en ataque como en defensa".

En la pasada jornada, el Cafés Candelas Breogán derrotó al Iberostar Palma (93-80) tras recibir un parcial de 9-32 en el último cuarto. Lezkano explicó que, en una situación distinta habría parado el partido pero, en el caso del partido del pasado miércoles, no lo consideró necesario. Quizá como una lección más que los jugadores deben de aprender.

"Había un quinteto en la cancha que no es habitual y además el desconcierto fue en los cuatro últimos minutos. Francamente esperaba que los propios jugadores fueran capaces de reaccionar, teníamos un margen muy amplio. El average es importante, pero también lo son otros aspectos que tenemos que trabajar. Con un tiempo muerto, el marcador habría sido distinto pero no lo quise ver así", dijo.

Una muralla en Huesca
Comentarios