Una campaña a trompicones

SSEN0625.JPG
photo_camera SSEN0625.JPG

El CB Breogán puso fin el domingo a una temporada en la que ni por clasificación ni, sobre todo, por juego, respondió a las expectativas creadas. La plantilla breoganista en muy pocas ocasiones dio la sensación de equipo y quizás esa fuese la primera de las causas por las que, como reconoció su propio técnico, se haya acabado la temporada con la impresión de que las posibilidades del equipo estaban más allá de lo mostrado.

Ya avanzada la pretemporada, el Breogán tuvo que ajustarse a la nueva situación de carecer de un patrocinador principal. Esto pudo propiciar un cambio en el diseño inicial de la plantilla, especialmente en el puesto de base. Se intentó inicialmente la contratación de jugadores de experiencia y muy físicos, y para el puesto del pívot extracomunitario se acomodó a Brooks Sales, un jugador de características muy distintas al intimidador y reboteador que inicialmente se buscaba. Situación agravada porque la apuesta realizada por Andy Ogide tampoco funcionó.

La plantilla, con otros factores como la escasa convicción defensiva de jugadores como Ogirre o Feldeine, no se ajustaba a la filosofía que Pepe Rodríguez intentó imprimir al equipo e incluso es posible que el técnico tardara en asumir este hecho y variar a una forma de juego que se ajustara mejor a las características de estos jugadores.

Consiga AQUÍ la información completa

Comentarios