miércoles. 13.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 13.11.2019
El tiempo

La delantera rojiblanca: un puesto en el aire

Cristian Herrera celebra un gol. XESÚS PONTE
Cristian Herrera celebra un gol. XESÚS PONTE

La posible salida de Cristian Herrera con dirección a la UD Las Palmas dejaría la delantera del CD Lugo casi huérfana de jugadores, ya que contaría con un único miembro: Manu Barreiro

Una única certeza, una duda y dos ausencias. Esa es la realidad en la punta del ataque del Lugo, donde solo Manu Barreiro será un delantero con el puesto asegurado para la próxima campaña en una posición que parece vaciarse con el paso de los días. El compostelano es el único fijo tras las bajas de Toni Martínez y Dani Escriche y la cuestionable situación de Cristian Herrera, cuyo futuro parece acercarse a un retorno a su casa a lo largo del verano.

El jugador grancanario sigue en el radar de la UD Las Palmas, el club que lo moldeó en su cantera y que desea su regreso por encima de todo. El propio futbolista ve con buenos ojos jugar en Gran Canaria la temporada venidera después de limar asperezas con el presidente del conjunto isleño, Miguel Ángel Ramírez.

Herrera y el mandatario del club amarillo tuvieron un desencuentro tras la salida del actual delantero del Lugo con dirección al Elche en 2013. En aquellas fechas, Cristian dejó el Las Palmas Atlético para recalar en el conjunto ilicitano, algo que deterioró la relación con Ramírez.

Sin embargo, en la actualidad, Herrera observa con buena voluntad su vuelta a casa, un deseo de repesca que también existe en el conjunto canario, que busca fórmulas para que se haga realidad.

Con un contrato hasta 2021 y una cláusula de salida que no está dispuesta a sufragar la UD, el Lugo tiene la sartén por el mango y solo dejará salir a Cristian Herrera por una cantidad adecuada a su interés. El acuerdo todavía no se ha producido porque las diferencias económicas siguen siendo un obstáculo importante.

De fraguar las negociaciones, el Lugo tendría que buscar un sustituto para el que ha sido el pichichi del equipo en las últimas dos temporadas. Herrera anotó 7 tantos en la 20117-2018 y 10 el curso pasado.

Con el mercado parado para los rojiblancos, la delantera será una de las principales líneas a reforzar, ya que habría que incorporar a tres puntas, salvo que el improbable retorno de Dongou de su fallida cesión al Lleida fuese permanente si el camerunés es capaz de convencer al técnico Eloy Jiménez.

Tampoco parece una opción recurrir al filial, a pesar de que Antón Escobar fue una de las sensaciones de la Tercera División y podría ser cedido a un Segunda B para continuar su desarrollo, previa renovación de un contrato que acaba en 2020.

Por lo tanto, el mercado veraniego se moverá en el puesto más decisivo para el Lugo, que desde la marcha de Joselu no ha contado con un goleador de grandes cifras.

La delantera rojiblanca: un puesto en el aire
Comentarios