jueves. 17.10.2019 |
El tiempo
jueves. 17.10.2019
El tiempo

Un fortín que no llega

Yanis intenta escapar de Trigueros, de la Ponferradina, en el Ángel Carro. XESÚS PONTE
Yanis intenta escapar de Trigueros, de la Ponferradina, en el Ángel Carro. XESÚS PONTE
El Lugo ha dejado escapar nada menos que siete puntos del estadio Ángel Carro en un inicio de campaña en el que ha jugado cuatro de las seis primeras jornadas como local

El Club Deportivo Lugo ha dejado escapar nada menos que siete puntos como local en las seis primeras jornadas de la competición 2019-20 de Segunda División, algo que le ha impedido colocarse por el momento en una zona tranquila de la clasificación. Y esto ha sucedido justo en un tramo de calendario en el que, a priori, contaba con duelos más accesibles que lo que le llega en las próximas semanas.

Con siete puntos en la clasificación, el Lugo acabará la jornada fuera de los puestos de descenso a Segunda B y en la zona media de la tabla. Con todo, la sensación puede ser un poco amarga porque el Lugo contaba con dos circunstancias que ponían serle favorables en este inicio de la competición.

La primera de ellas es que de seis jornadas, el Lugo jugó nada menos que en cuatro de ellas como local y ahí el balance es de cinco puntos conseguidos sobre los doce que hubo en juego. Desde el cuerpo técnico y la plantilla en numerosas ocasiones hablaron de la importancia de hacer del estadio Ángel Carro un fortín, algo que por ahora no han conseguido porque el balance es de una victoria, dos empates y una derrota.

La otra circunstancia a tener en cuenta tiene que ver con los rivales que pasaron por Lugo hasta ahora. El conjunto rojiblanco ya vio como llegaron al Ángel Carro dos equipos recién ascendidos, como son los casos de Fuenlabrada y Ponferradina; además de otros dos conjuntos (Alcorcón y Extremadura) que entran perfectamente en el grupo de rivales directos del Lugo en la lucha por conseguir la permanencia en la categoría.

Los lucenses solo fueron capaces de ganarle al Fuenlabrada, empataron ante el Extremadura y la Ponferradina y cedieron por 2-4 frente al Alcorcón. Un bagaje probablemente por debajo de lo esperado al inicio del campeonato.

DURO CALENDARIO. Hay que tener en cuenta que en las próximas jornadas el calendario se endurece, especialmente en los encuentros que va a disputar en el Ángel Carro. Los próximos equipos en visitarlo serán el Tenerife y Las Palmas, contra los que el Lugo no tiene especialmente malos resultados en las últimas campañas; pero es que de ahí al final de la primera vuelta el Lugo tiene que recibir a conjuntos como el Huesca, el Rayo Vallecano y el Almería, aspirantes claros a luchar por el ascenso de categoría, y también dos choques de rivalidad como son el Spórting de Gijón y, sobre todo, el Deportivo.

En definitiva, el Lugo está fuera de los puestos de descenso por el momento, pero la sensación de dejar pasar alguna que otra oportunidad como local la siente el vestuario rojiblanco, que ahora tiene que afrontar encuentros ante rivales de notable entidad. En las últimas campañas, a los lucenses ya les costó ser sólidos como locales, y en la anterior fue una quimera, pero ahora necesita esa fuerza para no verse en un problema más adelante.

Un fortín que no llega
Comentarios