miércoles. 14.04.2021 |
El tiempo
miércoles. 14.04.2021
El tiempo

Un equipo de autor

Sergi Quintela intenta entrar en la zona rival ante un jugador del Almansa. SEBAS SENANDE
Sergi Quintela intenta entrar en la zona rival ante un jugador del Almansa. SEBAS SENANDE
El Río Breogán aspira a romper su mala racha el sábado en la pista del Almansa, modesto que ya se ha salvado

El Almansa, rival el próximo sábado (19.00 horas) del Río Breogán, ya ha logrado su gran objetivo de la temporada. El equipo manchego, en su segunda temporada en la LEB Oro, la categoría de plata del baloncesto español, había centrado todos sus esfuerzos en mantenerse en esa competición y se puede decir que además lo ha logrado al primer intento e incluso con suficiencia.

El equipo que dirige Rubén Perelló, técnico que ascendió al equipo a su estatus actual desde la Primera Nacional, acabó la primera fase de la competición con diez triunfos y ocho derrotas. Este bagaje le sirvió para terminar en la quinta plaza del grupo B, lo que le permitió acceder al grupo de ascenso. Aunque matemáticamente aún tienen posibilidades de alcanzar el play off, la realidad sitúa al equipo manchego fuera de las eliminatorias. Actualmente cierra la clasificación con dos victorias en doce partidos y le separa de la séptima plaza, la última de este grupo que permite disputar las eliminatorias de ascenso, que ocupa el Palma, tres triunfos. Una distancia prácticamente insalvable a falta de seis jornadas para la conclusión de la Liga.

Con todo, el mérito del equipo de Perelló es indudable y aún se refuerza si se considera que ha tenido muy mala suerte con las lesiones. Ha sufrido tres de larga duración y de jugadores llamados a tener un peso importante dentro del equipo. El primero fue el base Josep Pérez, después el pívot croata Domogo Bubalo y, ya con esta fase iniciada, el lesionado fue el pívot de Costa de Marfil Moussá Koné. Ninguno de los tres jugará ya esta temporada.

El club ha crecido desde Primera Nacional de la mano del técnico, Rubén Perelló

La situación de desahogo y de ausencia de objetivos no convierten al Almansa en un rival propicio ni mucho menos. En su cancha, los discípulos de Rubén Perelló disfrutan con su público cada encuentro y se distinguen por ser un equipo que juega siempre al límite de sus posibilidades. Incluso hay que considerar que sin ninguna presión clasificatoria, y por lo tanto nada que perder, el conjunto manchego puede ser aún más peligroso.

Con respecto al equipo que debutó la pasada temporada en la LEB Oro, y que en el momento de la suspensión de la Liga ocupaba la duodécima plaza con diez triunfos y catorce derrotas, se mantienen tres jugadores: el escolta estadounidense Bobby Harris, el escolta Chuso González y el ala-pívot serbio Nikola Cvetinovic. También se podría unir a este trío al pívot estadounidense Stephen Maxwell, que llegó en el mes de febrero para sustituir al lesionado Bubalo. Maxwell ya jugó el año pasado en el Almansa -anotó 17 puntos y capturó 7 rebotes para que su equipo ganara en el Pazo (85-86)- y este año se encontraba sin equipo cuando fue requerido por el Almansa.

EXPERIENCIA. A partir de ahí, Perelló optó por la experiencia, tanto en la competición como en la edad de los jugadores. Sólo uno, Sergio Mendiola, no supera los 25 años de edad y siete de sus incorporaciones proceden de la LEB Oro. Al inicio de campaña, sólo los lesionados Bubalo, que llegaba de la Liga de Eslovaquia, y Koné, de la sueca, se estrenaban en la competición, ya que el resto son jugadores de la experiencia de Carlos Biviá (procedente del Palma), José Nogués (Río Breogán), Jubril Adekoya (Valladolid), el lesionado Josep Pérez (Granada), Filip Duran (Coruña), Mendiola, que llegó del Alicante, y el lucense, nacido en Chantada, Carlos Noguerol procedente del Marín y que está realizando una excelente temporada.

Noguerol ha tenido que asumir, cuando todo aún estaba en juego para su equipo, una gran responsabilidad tras la lesión de Josep Pérez y lo hizo con madurez y acierto. De hecho, el chantadino ha sido una de las claves del equipo manchego.

Segunda fase ► El Almansa solo ha logrado un triunfo 
En las cuatro jornadas que se han disputado del actual tramo de competición, el Almansa consiguió una victoria, ante el Palencia (82-78), y sufrió tres derrotas, en su cancha frente al Liberbank Oviedo (83-84) y en sus visitas a Valladolid (86-79) y A Coruña (89-73). 

Cvetinovic, máximo anotador del equipo manchego 
El máximo anotador del equipo manchego es el ala-pívot serbio Nikola Cvetinovic, con una media superior a los catorce puntos por encuentro. Desde el perímetro la principal amenaza la representa su compatriota Filip Durán (43 triples de 109 lanzamietnos), que en racha puede ser muy peligroso y más si le acompañan jugadores como Carles Biviá, Harris o los conocidos Nogués y Noguerol.

Un equipo de autor
Comentarios